marvel inhumans imax

La experiencia de ver una serie en pantalla grande

Dicen que una sala de cine mejora cualquier cosa. Quizás fue a la misma conclusión que llegó el fulano de turno en Marvel que decidio grabar una serie en formato IMAX y estrenarla en sus salas. Pero ¿pueden estos inhumanos vestirse de seda?

Es jueves por la tarde y estamos en las salas de Showcase para honrar una amable invitación. Luego de acreditarnos, nos sentamos frente a la pantalla de cine más grande del país para enterarnos de qué va la nueva apuesta de Marvel.

Hay que confesar que teníamos miedito desde la primera imagen que se reveló de la serie. Si bien no pretendemos una traslación literal de los Inhumanos a la pantalla, lo que sería inviable, tampoco esperamos este look & feel tan... ochentoso, y no en un buen sentido.

El trailer tampoco hizo mucho por convencernos, pero ¡Quién sabe! Marvel siempre nos puede sorprender. Así que le pusimos unas fichas y nos armamos de valor.

El episodio comienza con una intro muy pobre, enfrentándonos a una primer escena aún peor, en la que una chica con poderes (que parece no saber usar) es perseguida en un escenario selvático por hombres malos con armas. En eso la intercepta un ser bastante fulero (cuyo nombre luego, sabremos, es Tritón) que le explica en un par de líneas de diálogo sumamente expositivas de la trama y, encima, muy mal actuadas, quiénes son los Inhumanos de los que ella ahora forma parte.

Tritón está en la Tierra, en una misión que sale mal y cuyo resultado llega a oídos de la familia real de los Inhumanos. ¿Pero quiénes son estos tipos? Bueno, acá tenemos uno de los problemas principales de la serie, y es que no se decide entre poner a los personajes a vomitar la trama con diálogos cargados de exposición, o dejar al espectador marchar a ciegas con respecto a toda la historia previa que necesita. El guión nunca encuentra un balance, por lo cual nos tiene adivinando en varios aspectos, pero no de la manera divertida.

De todas formas, si estamos un poco avispados en la vida no nos va a costar tanto entender que estas personas viven en una ciudad llamada Attilan situada en la Luna, escondida a los ojos de los simples humanos. En Attilan funciona un sistema de casta: a cierta edad, cada persona tiene la chance de desarrollar su poder oculto a través de unas piedritas de las que no nos explican un cuerno. Si se descubre que la persona no tiene ningún poder, va a parar a las minas a hacer trabajos forzados. ¿Un sistema de mierda, verdad? Pero al único que le hace ruido esto es a Maximus, el hermano del rey, un tipo sin poderes pero con mucha labia. Quienes reinan la ciudad son Black Bolt, quien se comunica por señas porque su voz tiene un poder destructivo inmenso; y Medusa, su esposa, quien le hace de intérprete (a pesar de que no es necesario para entenderlo) y que puede controlar su pelo como si fuesen pequeños brazos (sí, suena ridículo, pero funciona mejor en la práctica).

Hay más personajes, pero no importan mucho ahora. La cuestión es que Maximus se amotina cual Loki petiso. Intentando escapar, Black Bolt, Medusa y compañía terminan exiliados de Attilan, todos dispersos en distintos lugares de la isla de Hawaii. ¿Por qué Hawaii? Probablemente por los paisajes. Al menos en el primer episodio, no hay razón aparente por la cual seleccionaron este lugar para que transcurra la acción ¿Quizás dan buenos subsidios de filmación allá?

Durante la estadía de los Inhumanos en la Tierra se dan un par de situaciones ridículas, como que el guardia real Gorgon se hace amigo de unos surfers a los cuales no parece moverles un pelo toparse con un tipo con piernas de cabra; o que Karnak, el ¿consejero? ¿otro guardia? (nunca lo explican), que es un experto en calcular probabilidades y predecir los resultados (suponemos, nunca lo explican) no puede resolver un simple descenso de una montaña, se golpea, se desmaya, y... esa fue toda la escena. O la peor de todas, sin dudas, al propio rey sorprendido cuando se ve rodeado por automóviles, como si fuera la primera vez que ve tales obras de la ingeniería moderna... excepto porque Attilan está llena de tecnología, incluyendo una pantalla por la que pueden contemplar todo lo que pasa en la Tierra. Sin duda no es la primera vez que los ve. ¿O es que la idea original era mostrar el impacto que resulta para un rey silencioso de pasar a una ciudad sumamente serena a este lugar lleno de ruido? No lo sabemos, porque nunca lo dan a entender.

inhumans 1

Ojo, no todo son pálidas: algunas actuaciones están bastante bien, como la Iwan Rheon en su rol de Maximus, a quien le imprime una cierta dualidad entre su lado manipulador y el costado más sensible de su personaje, o la de Anson Mount, quien da vida al rey Black Bolt, con gran carga de expresividad en sus gestos faciales silentes. El actor se comprometió tanto con el rol que hasta creo ¡su propio lenguaje de señas! La actriz Serinda Swan también le pone el cuerpo y demuestra que Medusa patea culos mucho más allá de su cabello mágico.

Cuando Inhumans brilla, nos entrega momentos como la primer demostración de poderes de Karnak (que aunque su ejecución es algo confusa, la idea resulta original) o Black Bolt lidiando con las esposas que unos policías ingenuos intentan colocarle. También está Lockjaw, que es un bulldog gigante hecho de mucho CGI, con el poder de teletransportar a sus dueños a cualquier lugar, y de ser tan tierno que ni los malos se animan a lastimarlo.

inhumans 2

El ritmo es algo que se puede apreciar. En lugar de ser errático como el de sus series hermanas más recientes, Inhumans se saltea las redundancias y va a los bifes. Es cierto, hay momentos en que lo ayudaría frenarse un segundo a dejar algunas cosas más claras, pero se aprecia que valoren nuestro tiempo.

Bueno, ahí se acabaron los elogios. La música no se decide entre melodías mediocres y covers oscuros de temas pop que, no gracias, ya suficiente tener que soportarlos en cada trailer moderno. Los efectos de la ciudad se ven muy acartonados y el salón real parece el trabajo práctico de un estudiante de utilería.

¿Queremos seguir viéndola? No es tan terrible para no querer hacerlo, y sin duda puede intrigarnos cómo va a recuperar Black Bolt su trono, o si realmente va a escuchar las ideas de su hermano para acabar con ese sistema horrible. Pero no va a ser un paseo agradable, con muchos puntos débiles a solucionar en los siguientes episodios.

¿Vale la pena verla en IMAX? Depende. Si caen en paracaídas, no, ni vayan, huyan. Ahora, si la pensaban ver de todas formas, aman Marvel y le quieren sacar el jugo a la situación, no se lo pierdan porque la experiencia de ver el estreno de una serie en el cine es, a su manera, única. Quién sabe. Dicen que una sala de cine mejora cualquier cosa.

inhumans 3

El primer y segundo episodio en simultáneo de INHUMANS ya se encuentran disponibles en la cartelera de IMAX Argentina. El resto de los episodios se emitirán a partir del 29 de septiembre en el canal ABC. Aquí en Argentina se podrá ver por Canal Sony. [i]

Agradecemos a Valeria Bafaro y a  IMAX Argentina por invitarnos a la función especial de prensa.

Santiago FigueroaSantiago Figueroa, alias Mortones el Jefe de Redacción de [IRROMPIBLES]. Suele defender a Nintendo y es el único fan de Sonic que no asusta. Además de fichines, sabe de cine, game design y transmedia. Pueden ver sus locuras en Youtube, leerlas en su blog o vigilarlo por Twitter como @codigomorton.

blog comments powered by Disqus

Más chismes

  • 1

Software gratuito para PC gamers – Convertidor de vídeos

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese