balancity main

SimCity en la cuerda floja

"AJÁ", dije al cruzarme con BalanCity por primera vez. "Otro fichín de esos donde hay que construir bloques y bloques sobre una plataforma diminuta e intentar que no pierdan el equilibrio". Ejecuté el juego convencido de que ya había visto todo antes de probarlo. Afortunadamente, no podía estar más equivocado.

Fácilmente confundible, por cualquier distraído como yo, con un juego invertido del clásico Jenga, BalanCity es mucho más de lo que aparenta. Esta creación argentina es en realidad una perfecta fusión de SimCity con un puzzle de físicas, donde tenemos que construir y cuidar una ciudad –con todo lo que ello implica– a la vez que intentamos alzar una torre de geometría irregular lo más alta posible sin que se desmorone. Esta combinación de ideas tan disímiles encastra tan bien que uno no puede dejar de preguntarse "¿cómo no se me ocurrió a mí antes?".

Cada nivel comienza con un área base de construcción –que puede variar en forma y tamaño dependiendo del mismo– en la cual tenemos distintos tipos de edificios para colocar. Los más básicos son las casas y las oficinas. A mayor cantidad de casas, mayor población; y a mayor población, mayor necesidad de oficinas para generar empleos. Pero ninguno de estos edificios funciona sin energía, por lo que también necesitamos una planta eléctrica. Por supuesto, los habitantes requieren de servicios elementales como transporte, espacios verdes, hospitales, seguridad y muchas otras edificaciones que podemos construir para satisfacer las necesidades básicas de la ciudad.

balancity 1

Pero no podemos colocar nuestros bloques así como así, porque como bien dice el título del juego, la ciudad se balancea constantemente, amenazándonos con perder el equilibrio y caer estrepitosamente al agua. Por esta razón, el orden es crucial y debemos proceder de forma armoniosa y simétrica. A su vez, cuanto más crece nuestra ciudad, más propensa al caos. Descontento popular, manifestaciones, robos, incendios, terremotos, y hasta una eventual invasión de Godzilla es algo que deberemos hacer frente. ¡Todo esto manteniendo el equilibrio social y físico!

balancity 2

BalanCity tiene dos modos de juego básicos. El más complejo es el tradicional modo de Misiones, donde podemos realizar distintos niveles bajo condiciones especiales y con desafíos preestablecidos. Acá es donde vamos a aprender las reglas básicas del fichín y desbloquear distintos elementos para utilizar posteriormente. El otro es el infaltable Modo Libre. Sin reglas ni prendas de ningún tipo, el único límite es nuestra destreza y/o aburrimiento.

Si bien BalanCity es en esencia un juego sencillo y concreto, no escatima en ofrecer pequeños agregados altamente disfrutables que denotan un especial cuidado en los detalles. Partiendo de lo básico, el fondo del menú del juego es interactivo. El modo libre nos permite demoler nuestra propia ciudad con una selección de desastres –¿qué más divertido que construir algo para después destruirlo?– y otras cosillas más que ya van a descubrir por su cuenta.

balancity 3

Pero el ejemplo más claro de esto es la inclusión de selección de escenarios. En esta opción, podemos elegir entre diferentes trasfondos para nuestro nivel, que lejos de ser una mera decisión estética, poseen sus propias plataformas, música y edificios típicos de cada ciudad. En el escenario de Buenos Aires, por ejemplo, podemos construir el Obelisco y el Cabildo –entre otros–, mientras que su melodía goza de una tonalidad tanguera.

Pero no todo en BalanCity es color de rosas. Aunque muy pocas, hay algunas cosas que precisan de un mayor pulido. El más importante es que el juego no reconoce siempre sus propias condiciones de construcción. Hay determinados tipos de edificios, como las casas, que al colocarlas en conjunto se fusionan para crear construcciones más grandes, como rascacielos. Aun cumpliendo con los requisitos necesarios, el juego no siempre se percata de esto, debido a su corto margen de error. Lo mismo pasa muy de vez en cuando con las misiones, cuando el fichín no llega a distinguir que el objetivo ya está completo.

balancity 4

Por otro lado, el sistema de guardado es algo raro. Sólo nos permite guardar el nivel cuando salimos del mismo, y a veces se sobrescribe sólo segundos antes de perder, por lo que no podemos volver a retomarlo.

Gráficamente el fichín cumple con lo necesario, con un pixel art acorde al carácter del juego. Mención aparte para la banda sonora, con unas melodías geniales que recuerdan mucho al viejo Theme Hospital y que se nos quedan pegadas durante horas.

balancity 5

Es notable como BalanCity toma tanto de forma literal como figurada el concepto de ciudad equilibrada, mezclando dos géneros potencialmente opuestos en un mismo juego. Es una pena que no incluya una modalidad online o multiplayer competitivo. De todas formas, más allá de sus pequeños errores, es un juego muy divertido y fresco, ideal para jugar en sesiones cortas y demostrar que somos micos muy balanceados. [i]

  • DESARROLLADO Y DISTRIBUIDO POR: Fernando Córdoba
  • GÉNERO: Construcción, Puzzles
  • PLATAFORMAS: PC

CALIFICACIÓN

74%

QUÉ ONDA: SimCity en la cuerda floja.
LO BUENO: Un juego sencillo y fresco. La selección de escenarios. La música. Algunos detalles copados que le dan más diversión al juego.
LO MALO: Poca variedad de misiones. Tiene algunos elementos aún para pulir.
 

Facundo FernandezFacundo Fernández Lleventon, alias Cufa, es game designer, escritor, pensador y filósofo del fichín. Autor de varios puzzles y artículos de diseño para la revista, no piensa parar hasta dominar el mundo. 

blog comments powered by Disqus
Spanish English French Italian Japanese Portuguese

VGGE IRROMPIBLES