a normal lost phone main

¿Y ustedes qué harían?

FEBRERO. La humedad y el calor porteño se pegan junto con la ropa sucia y el sudor de miles de pasajeros subterráneos. Son las siete de la tarde, estoy de vuelta en mi departamento micoambiente —monoambiente en jerga micoril—. A falta de aire acondicionado, busco la brisa reparadora de un árbol en la plaza Primero de Mayo, pleno corazón de Balvanera.

De remera, short, ojotas y los auriculares enchufados a mi teléfono y a mis oídos, me siento en el primer banco libre que encuentro, tarea ardua si las hay. Con la mirada perdida en una paloma que descansa sobre el mástil vacío, estiro los brazos hacia arriba y hacia adelante y los dejo caer al costado, un poco separados de mi torso, apoyándolos sobre el borde del cemento, cuando mi mano izquierda palpa un obstáculo.

De inmediato pido perdón pensando que alguien se había sentado sin darme cuenta, pero no. No es alguien sino algo, un celular. ¿Ya estaba ahí cuando llegué? ¡Qué despistado que soy! ¿Estaría ocupado este lugar? Miro a mi alrededor, nadie me presta atención, nadie apura el paso para recuperarlo. Sigo escuchando música, aunque ya no puedo evadirme. Dejo pasar unos minutos y con timidez, tomo el aparato.

No es nada del otro mundo, un chino genérico. Esos que por fuera "se parecen a", pero por dentro son otra cosa. Presiono el botón de encendido y la pantalla muestra el menú principal. Levanto la cabeza y observo de nuevo el entorno. ¡Qué increíble que todavía haya gente que no los bloquee! Dudo un instante y vuelvo a zambullirme. La curiosidad me gana por goleada. Tiene algunas canciones en el reproductor multimedia, así que reconecto mis auriculares. Empiezo a leer los mensajes de texto. Padres, amigos, amigas, compañeros del cole. Frases cortas, preguntándose dónde y cómo están. Lo usual. El dueño al parecer, acababa de cumplir los dieciocho y no había participado de su propia fiesta.

La plaza cierra —en esta ciudad, como en algunas otras, los espacios verdes están enrejados y echan a todos al caer el sol— y vuelvo a la cueva un poco más fresco, aunque preocupado. Me obligo a dejarlo de lado y seguir con mi rutina diaria. Sin embargo los días pasan y mi almohada no sabe de otro tema que del maldito cumpleañero. ¿Por qué tuve que encontrarlo yo? ¿Le avisaré a su familia? ¿Y si no quería ser contactado? Le hubiera puesto clave de inicio, como mínimo.

Después de casi una semana vuelvo al mismo asiento para repetir el ritual. Las tardes anteriores estuvo ocupado, pero nadie que pareciera estar buscando algo perdido. Ingreso a su correo electrónico y me las arreglo para acceder a un foro bastante particular, utilizando su perfil. Sé que no debería, pero no puedo parar. Leo: "El género está entre las orejas y el sexo entre las piernas". Su primer dueño —ahora el móvil es mío— estaba en medio de un proceso difícil y por demás doloroso, para él y para su entorno.

normal lost

Así paso el mes: laburo el día entero y una vez en casa, corro al punto de partida. Ya ví, leí y escuché todo. A esta altura tengo la secreta esperanza de encontrarla, de conocerla. Saber si está bien, si la aceptaron. Sé que es una simple fantasía porque ni siquiera estoy seguro de que viva y eso me angustia. Tampoco sé si fui el primero en levantarlo. Lo que sí sé es que no quiero ser el último. Quizá alguien más se atreva a ponerse en contacto con sus parientes. En el fondo, tal vez era lo que deseaba. Yo no puedo.

Saco el teléfono del bolsillo izquierdo de mi pantalón, lo acomodo en la posición exacta en que lo encontré, lo miro por última vez, suspiro, alzo la vista al cielo lívido y me alejo del banco, con paso resuelto y los brazos cruzados detrás de la nuca, sin darme vuelta. [i]

DESARROLLADO POR: Accidental Queens
DISTRIBUIDO POR: Plug In Digital
GÉNERO: Simulador de teléfono
PLATAFORMAS: Android, iOS, PC, Mac, Linux

CALIFICACIÓN

77%

QUÉ ONDA: Un interesante fichín surgido en una Game Jam, donde a partir de un celu extraviado descubrimos una historia de vida.
LO BUENO: Cuidada traducción al castellano. Interfaz intuitiva. Se disfruta mejor en un dispositivo móvil.
LO MALO: 
Baja dificultad. Algo corto. No tiene rejugabilidad.

blog comments powered by Disqus

Más chismes

  • 1

Software gratuito para PC gamers – Convertidor de vídeos

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese