ghost recon wildlands main

Shhh... ¡No hagan ruido! Hay un glitch armado adelante

Un buen día, el capo de un cartel de droga mexicano, apodado "El Sueño", mientras estaba duro como una puerta se preguntó "¿y si compro Bolivia?". Así de simple. Como si nosotros, hartos del café de filtro, decidimos jugarnos y comprar una espresso de segunda. Así es como el Cartel de Santa Blanca (estuvieron por llamarse "Divina Falopa", pero finalmente se decantaron por algo menos explícito) decide invadir Bolivia, a base de repartir billetes y plomo.

Atención, micos: Si quieren comprar TOM CLANCY'S GHOST RECON WILDLANDS por el mejor precio ingresen a www.gamersgate.com y encuentren las mejores ofertas. ¡No se duerman!

--------------

Durante ese proceso de conquista, un agente infiltrado de la DEA aparece muerto y disfrazado, balazos mediante, de rallador de queso. Es entonces cuando el Gobierno de los EEUU decide mandar a un escuadrón de Ghost para borrar la amenaza del Cartel y a su mandamás, El Sueño. De esta forma arrancamos este shooter táctico en tercera persona, en lo posible cooperando con tres amigos más, abriéndonos paso a través de terreno hostil, plagado de narcos, policías corruptos y unos glitches salidos de las pesadillas más aterradoras.

De cómo matar un organigrama

Ghost Recon Wildlands tiene un claro ciclo en su estructura: ir a una localización, recopilar información, habilitar misiones, completarlas, repetir. Disponemos de centenares de ellas, divididas entre principales y secundarias. Las primeras nos conducen a liquidar a los mandos medios del Cartel hasta dar con El Sueño. Las secundarias, para resumir, nos darán recursos para habilitar mejoras y apoyo de todo tipo. Pero cuidado, lo que en principio parece un festival de contenido, luego de unas horas descubrimos que no es tan así. La diversidad de las misiones no está a la altura de la cantidad.

El mapa de juego es realmente gigantesco y bien diseñado, tanto gráfica como funcionalmente, dentro de un entorno en su mayoría selvático, con algunas áreas pobladas. Esto favorece en buena manera la aproximación silenciosa ya que, a excepción de las áreas desérticas, siempre dispondremos de unos yuyos para acercarnos a los objetivos.

ghost recon wildlands 1

Aprovechando su mención, confirmamos que el juego nos empuja intensamente hacia la ocultación, fiel al espíritu de la saga. De hecho, las herramientas y mecánicas más satisfactorias de utilizar tienen relación con el sigilo. Un ataque coordinado que baja tres o cuatro enemigos al mismo tiempo, sin alertar a nadie, se disfruta como un asado de achuras. Si jugamos de esta manera en cooperativo, es la clave que nos puede mantener enganchados hasta el final. Porque la historia es correcta, pero su evolución despierta un grado de emoción comparable a un campeonato de curling.

¿Hay Uber en Bolivia?

Un mundo abierto con las dimensiones del Wildlands necesita, en forma obligatoria, vehículos. Y acá tenemos terrestres, acuáticos y aéreos. La verdad es que muchas veces nos gustaría tener el teléfono de alguna remisería porque, tanto el control como las físicas, llegan raspando a lo mínimo exigible. Sí, es muy divertido ver cómo, luego de un comportamiento antinatural, le ponemos una moto de sombrero a un amigo. Grabaremos un video y todo será risas, hasta que una de estas deficiencias nos complique o arruine una misión. Por poner un ejemplo, cuidado con las aspas cuando lancen un dron desde un helicóptero, nos ha pasado de derribarnos nosotros mismos.

Otro factor negativo son los glitches. Si bien no tienen una frecuencia insoportable, es sabido que el glitch tiene una IA perversa y tiende a ocurrir en el peor momento. Atascarnos con una roca, compañeros que levitan, indicadores de misión que surcan las rutas como si fueran vehículos, objetivos que quedan atrapados en otro plano de existencia... a veces causan gracia, a veces se vuelven frustrantes.

ghost recon wildlands 2

Por otra parte, todo lo que tiene que ver con el gunplay (o sea, agarrarse a los tiros) es muy acertado. Nos moveremos en tercera persona y pasaremos a primera persona cuando apuntemos con el arma. El sistema de coberturas es sencillo a costa de no ser 100% responsivo, pero en general cumple bien. Las balas tienen una física realista, algo poco usual y que se agradece. El uso en general de las armas se siente muy bien, pudiendo personalizarlas de manera muy amplia para alterar sus estadísticas.

La suerte es loca, lo que toca, toca

¿Solitario o cooperativo en línea?, esa es la cuestión. Si van por el coop y no tienen con quien jugar, ojalá tengan suerte y no les toque alguien cuya definición de sigilo es "eso que usan los ninjas para condimentar arroz". La experiencia se irá a pique y terminarán jugando solos, con soldados controlados por la IA. En solitario, no sólo el juego no se luce, sino que luego de unas horas se torna un poco aburrido. En cambio, engancha y alcanza su mayor expresión jugando con amigos.

ghost recon wildlands 3

Tuneando el Fantasma

Para moldear nuestro personaje, y complementar habilidades con nuestros amigos, disponemos de un extenso árbol de habilidades. Este abarca desde mejoras físicas hasta tecnológicas, lo que permite hasta cierta especialización del soldado. Aprovechemos para tratar un comentario algo popular en el último tiempo: ¿El juego es The Division pero en la selva? Quien lo afirme, no ha jugado Wildlands o está muy enfocado en Candy Crush. Si bien toma algunas cosas, Wildlands se despega en aspectos fundamentales. En The Division, es difícil determinar si hablamos de un RPG con un muy fuerte componente de shooter o viceversa. De hecho, muchos jugadores no terminaron de entenderlo, al quejarse de que los enemigos son una esponja de balas. Además, el sigilo casi que no existe, excepto por una bonificación de daño en el primer disparo. En cambio, en Wildlands, es claro que estamos ante un shooter, con algunos elementos de RPG en su árbol de habilidades y donde el sigilo es clave. [i]

DESARROLLADO POR: Ubisoft Paris
DISTRIBUIDO POR: Ubisoft
GÉNERO: Shooter táctico
PLATAFORMAS: PS4, Xbox One, PC

CALIFICACIÓN

75%

QUÉ ONDA: Un muy buen retorno de la saga Ghost Recon, por primera vez en mundo abierto.
LO BUENO: El juego brilla si se juega con amigos. El sigilo, el mapa, los gráficos, el árbol de habilidades y el gunplay.
LO MALO: 
El juego en solitario, deriva en aburrimiento. A través del matchmaking, es una lotería. Los glitches y la conducción de vehículos.

--------

Atención, micos: Si quieren comprar TOM CLANCY'S GHOST RECON WILDLANDS por el mejor precio ingresen a www.gamersgate.com y encuentren las mejores ofertas. ¡No se duerman!

Gustavo SobreroGustavo Sobrero, autodefinido como "old school gamer", se sospecha que utiliza el término para camuflar el hecho de que esta jovato. Fue administrador de importantes comunidades gamer y, desde ese entonces, escribe reviews para donde se lo piden, bien a lo mercenario. Amante de los RPG, incluso los de papel y lápiz, inició numerosas protestas para que al JRPG le saquen las últimas tres letras. Pueden seguirlo por Twitter o en Instagram.

blog comments powered by Disqus

Más chismes

  • 1

Software gratuito para PC gamers – Convertidor de vídeos

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese