marvel capcom infinite review

¡Piedra libre!

Llámenme un tonto influenciado por la nostalgia, pero creo ser lo más objetivo posible cuando digo que el estilo que mejor le sienta a los juegos de "Marvel vs." es el de arcade, el de los colores chillones, sprites llenos de vida, la pantalla llena de parafernalia y un relator gritón. Conciliar este ideal ya lejano con el presente de la saga es todo un duelo, pero uno que esta nueva entrega sabe mitigar aplicando más diversión y menos cel-shading que en su anterior intento.

Ojo, la abstinencia ayuda: llevábamos ya varios años sin que esta franquicia, de por sí errática, nos largue un fichín.

Time stooone!

Y pensar que todo comenzó allá por 1996 cuando X-Men vs. Street Fighter pisó los arcades, dispuesto a cruzar a los personajes de ambas franquicias para que se fajen, luego de que los X-Men se agarrasen a piñas por su cuenta en X-Men: Children of the Atom (1994).
La cruza de personajes del mundo Marvel con los de la popular saga de Capcom fue un éxito, por lo que decidieron enfrentar de nuevo a los peleadores callejeros, pero esta vez con los demás superhéroes de Marvel (los cuales ya habían protagonizado su propio juego de peleas, Marvel Super Heroes, en 1995). Así es como llega Marvel Super Heroes vs. Street Fighter en 1997.
Todas estas idas y venidas cosecharon éxito en los arcades, por lo que no quedaba otra que expandir el universo a todo lo que esté bajo la sombrilla "Marvel" y, del otro lado, todo lo que quepa bajo la marca "Capcom". Estaba cantado: Marvel vs. Capcom: Clash of Super Heroes debuta en 1998, enfrenta todo con todo y rompe... todo.

marvel capcom infinite 1


En el año 2000 recibimos la secuela llamada Marvel vs. Capcom 2: New Age of Heroes que alcanza a tener 56 personajes jugables, y en donde el 3D ya empieza a asomar la pata, aunque sea en el fondo de los escenarios.
Allá por el 2011 (¡once años después!) se lanza Marvel vs. Capcom 3: Fate of Two Worlds, juego que decidió abusar de plano del cel-shading dejando atrás los sprites, mientras que la cantidad de personajes se reducía a un poco más de la mitad. No hubo que esperar ni siquiera doce meses para obtener su reversión completa con todo el DLC, parches y doce luchadores extra, rebautizada como Ultimate Marvel vs.Capcom 3.
De ahí en más, nos entretuvieron con relanzamientos, como Marvel vs. Capcom Origins (que contenía el primer vs. de la saga junto al clásico Marvel Super Heroes, ambos recauchutados) o, apenas el año pasado, la llegada de UMvC3 a Steam, PS4 y Xbox One, esta vez en 1080p a 60 FPS.

Space stooone!

Dentro de los confines de Marvel vs. Capcom Infinite encontramos un nuevo modo de juego, uno que los fans estaban reclamando desde hace un tiempo: el Modo Historia. Capcom viene de ser muy criticado por la pobre campaña que incorporó a Street Fighter V (entre tantas otras malas decisiones) así que acá parece haber aprendido la lección, contratando a los mejores guionistas para redactar una de las historias más profundas que el mundo de los vid... nah, mentira, el Modo Historia es un desastre.
La pobre narración ni siquiera logra ser divertida por su incoherencia, es directamente tan básica que la vamos a olvidar en cuanto los créditos empiecen a rodar. Esto no sería tan grave si no fuese porque la conexión entre las cutscenes y los combates atrasa dos generaciones, con enfrentamientos que se vuelven un trámite, cero personalización, decisiones que se sienten aleatorias, una dificultad inconsistente y unos tiempos de carga infinitos.



La excusa argumental para juntar a sus treinta personajes en una misma continuidad parte de la unión entre Ultrón y Sigma, dos villanos cibernéticos del universo Marvel y del mundo de Megaman X, respectivamente. Ambos personajes se fusionan y funden sus realidades usando la Piedra de la Realidad y la Piedra del Espacio a la vez, dos de las seis archipoderosas Piedras del Infinito.
La historia arranca así, luego de esta fusión, sin explicar nada y asumiendo que los héroes (que ahora comparten una realidad) se conocen, se llevan bien y están listos para pelear juntos. Captain America y Iron Man deciden recolectar las otras cuatro piedras con la ayuda de Thanos, para fabricar un arma que sólo X puede portar.
Si varios de los elementos de esta historia les recuerdan al más reciente estado del mundo cinemático Marveliano, no es casualidad. Así como la identidad que DC está cobrando en la pantalla grande afectó el resultado de Injustice 2, la importancia que Thor, El Capi, Tony Stark y las piedras de colores tienen en la próxima entrega de la saga de cine The Avengers se hace notar en la importancia que cobran acá por sobre los personajes de Capcom que quedan relegados a un segundo plano, a excepción de uno o dos momentos.

marvel capcom infinite 3

Otro modo de juego es el clásico Arcade, en el que nos enfrentamos a una serie de enemigos con una curva de dificultad que se va incrementando en cada duelo. La seguidilla incluye algunos rivales, un mini-boss y un jefe final. Una vez que vencemos a todos, se activa una secuencia animad... nah, mentira. No hay nada. NADA. Ni un cartoncito de colores diciendo algún dato del personaje que seleccionamos o un "Congratulations". Se largan los créditos, destrabamos una paleta de colores nueva y listo. ¿Será que Capcom no sólo NO aprende de sus errores, sino que cada vez se esfuerza menos? Es inaudito.

Otros modos son el de Entrenamiento, un sistema de práctica bien completo pero que no resulta claro a la hora de indicarnos si estamos ingresando bien los comandos que nos solicita; Misiones, que no es más que un entrenamiento extra focalizado en cada personaje; y los otros modos que nos permiten jugar Vs. tanto online (rankeado o casual) como offline (con amigos o con la IA). Por último, hay un modo de contenido extra en el que podemos ver los diferentes cutscenes desbloqueados y fichas de todos los personajes, escenarios y objetos presentes en el Modo Historia.

Pooower stooone!

Marvel vs. Capcom Infinite vuelve a las raíces a través de dos aspectos clave. El primero y el más notorio es que regresa a los combates por equipos de dos personajes, e incluso remueve de cuajo los "assist", simplificando la selección de luchadores. Cada jugador elige sus dos campeones y se manda a la arena, nada más. En cualquier momento del combate podemos cambiar de luchador, generando nuestros propios combos y asistencias.

marvel capcom infinite 4

El otro retorno es el de las Piedras del Infinito (antes conocidas como "gemas"). Sí, son las mismas de Marvel Super Heroes, pero acá vuelven potenciadas. Antes de comenzar cada pelea vamos a elegir una de las seis disponibles. Durante el combate podemos utilizarla como habilidad con un simple botón. Por ejemplo, la Piedra del Tiempo nos provee con una embestida que atraviesa enemigos y proyectiles, mientras que la Piedra de Espacio acerca al rival a nosotros como un imán.
Dos barras se cargan a nuestros pies a medida que combatimos: la clásica barra de nivel que nos permite ejecutar hiper-combos de distinta intensidad, y la barra de carga de la Piedra elegida. Una vez llena esta última, podemos activar una "tormenta infinita" que ocasiona un efecto tremendo en nosotros o el rival dependiendo de la piedra elegida. La Piedra del Espacio nos permite materializar una celda alrededor del enemigo que lo mantiene en el lugar para que lo fajemos. La Piedra del Alma, por otro lado, es capaz de revivir a nuestro aliado y permitirnos cachetear al rival utilizando ambos personajes al mismo tiempo. Las variantes son muchas, es cuestión de probar.

Mind stooone!

Esta nueva entrega también llega con novedades. Para facilitar el acercamiento a la franquicia de aquellos que la ven como un lugar inaccesible y difícil, el juego presenta un sistema de combo simplificado: con sólo presionar sucesivamente un botón vamos a encadenar golpes como campeones. Fáciles de ejecutar, en la pantalla estos combos se ven como si nos hubiésemos vuelto profesionales, lo cual relaja y vuelve más divertido el fichín, sobre todo en juntadas con amigos o para quienes lo juegan de forma casual. De la misma manera, es posible disparar un hiper-combo con tan sólo presionar dos botones en simultáneo. Por supuesto, este tipo de atajos son todos desactivables desde los menúes (horribles, horribles menúes) para satisfacer a los micos más fundamentalistas.

Sooul stoone!

Un gran acierto de Marvel vs. Capcom Infinite es alejarse del malévolo cel-shading (dice el tipo que se babea por Dragon Ball Fighterz), un recurso gráfico que, cuando se abusa del mismo como el caso de MvC3, termina siendo contraproducente, perdiéndose los rasgos peculiares de cada personaje en una sopa de colores.

marvel capcom infinite 2

Si bien no tienen la magia de los sprites 2D, está claro que el salto a la nueva generación de consolas les permitió despejar los filtros de los modelos 3D utilizados, dando una imagen más natural. Un dato curioso es que ciertos modelados (principalmente los de Capcom) mejoraron mucho desde la demo más reciente lanzada, sobre todo Chun Li que dejó de tener cara de pez globo para ser más cercana a una persona normal. Eso sí, no miren muy fuerte al pelo de los personajes, que tiene menos movimiento que el de un Playmobil.

Reality stooone!

Tanto con el uso de chiches nuevos como de viejas mañas, Marvel vs. Capcom Infinite logra una experiencia mucho más amena que su antecesor, aún cuando los más conservadores sacudan la cabeza indignados mientras lean estas líneas. Quizás los jugadores pro la vean como una entrega algo simplista, pero lo cierto es que MvCI reduce hostilidad y añade diversión.

marvel capcom infinite 5

Una pena que un gameplay tan sólido venga en un envoltorio tan descuidado, con una campaña desaprovechada, un modo arcade que no sabe recompensar las horas invertidas y unos menús diseñados por el cadete de la oficina.

Aún así, es un fichín ideal para juntarse con amigos, sean aficionados a juegos de este estilo o no, y disfrutar repartiéndose cachetazos, sin preocuparse por combos perpetuos o comandos complejos. Simplemente por apretar botones y divertirse. [i]


DESARROLLADO POR: Capcom
DISTRIBUIDO POR:
Capcom
GÉNERO: Pelea
DISPONIBLE EN: PS4, Xbox One, PC

CALIFICACIÓN

78%

QUÉ ONDA: Las pocas ganas que últimamente le viene poniendo Capcom a todo no impiden que está nueva entrega de un clásico resulte refrescante y divertida.
LO BUENO: Sencillo y divertido de jugar. Los nuevos controles simplificados permiten a cualquiera tomar un gamepad, mientras que el sistema de Piedras junto con el sistema de cambio de personaje instantáneo vuelven las posibilidades de juego infinitas. Abandonar el cel-shading le sienta bien.
LO MALO:  El Modo Historia es malo y atrasa dos generaciones. El modo Arcade da un paso atrás y el resto de los modos están desaprovechados. Los escenarios y los menús no tienen vida.

Santiago FigueroaSantiago Figueroa, alias Mortones el Jefe de Redacción de [IRROMPIBLES]. Suele defender a Nintendo y es el único fan de Sonic que no asusta. Además de fichines, sabe de cine, game design y transmedia. Pueden ver sus locuras en Youtube, leerlas en su blog o vigilarlo por Twitter como @codigomorton.

blog comments powered by Disqus

Más chismes

  • 1

Software gratuito para PC gamers – Convertidor de vídeos

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese