the first tree review

Un cuento de arrepentimientos, amores, y zorros

Lo voy a aclarar desde el principio: The First Tree no es un juego común. Al momento de escribir estas líneas sigo rascándome la cabeza pensando cómo abordar este análisis. No todos los días aparece un título tan delicado, tan humano y a la vez tan extraño, tan directo como introspectivo, tan áspero y frágil. Lo único que puedo asegurar es que no va a resultar indiferente a quien emprenda este viaje.

 

“En huellas ajenas marcas tu camino”

Un poco de contexto: The First Tree es el segundo fichín del mico David Wehle (¡hecho solo por él!). Sus juegos tienen una impronta artística muy presente, y una fuerte carga de introspección. Si tuviésemos que definirlos dentro de un género, compartirían lugar con otros más conocidos, como Journey, Firewatch o Dear Esther. Llamados por algunos como “juegos artísticos” y por otros como “walking simulators”, estos proyectos son la antítesis misma del videojuego. Una deconstrucción de las mecánicas base para que estas se adapten a la historia, y no al revés.

Es menester esta explicación ya que, en el sentido más propio de la palabra, The First Tree no es un videojuego. Es una historia, una sucesión de hermosos paisajes y diálogos devastadores, que utiliza al videojuego como simple catalizador para poder conectar sus ideas. Es entendible, entonces, que estos juegos sean muy divisivos entre los usuarios.

the first tree 1

“El tiempo abunda cuando se está yendo de tus manos”

Como dije anteriormente, The First Tree no es para todos. Este juego no cuenta con una acción trepidante, no cuenta con puzzles, ni con un sistema de niveles. No hay enemigos para matar, ningún desafío para superar. El juego está tan despojado de las mecánicas convencionales que ni siquiera tiene un HUD, y completarlo toma tan sólo 2 horas.

Incluso, si me tengo que poner muy serio, debo decir que en la mayoría de los apartados más fichineros el juego tiene muy poco pulido. Algunas animaciones están poco trabajadas, los movimientos son toscos y poco responsivos. En líneas generales se nota la falta de atención, así como se nota que el corazón del fichín está en otro lado.

the first tree 2

“De tu oscuridad se pintan los colores más hermosos”

El juego nos pone bajo el control de una madre zorra buscando a sus crías dentro de un mundo de sueños. Al mismo tiempo, escuchamos la historia de Joseph y su esposa Rachel (Narrada por el mismo creador y su pareja). Por el camino encontramos mementos que despiertan recuerdos en Joseph, mientras recorremos libremente los mapas en busca de luces que sirven de guía para poder avanzar.

La experiencia audiovisual que esto representa es, a falta de una mejor palabra, hermosa. La dirección artística es sublime, dotada de paisajes coloridos, vívidos y contrastantes. Cada mapa está diseñado con una atención a la escenografía meticulosa, y en cualquier dirección podemos encontrar una vista asombrosa. Esta es la clase de gráficos que, aun en 30 años, van a seguir viéndose tan bien como el primer día, gracias a un estilo artístico tan atemporal. Por su parte, la banda sonora es bellísima, con melodías simples y punzantes al corazón cuando lo necesitan.

the first tree 3

“La historia que no pudiste contar será la única que nunca olvidarás”

Hablar sobre la historia de The First Tree es algo difícil. No es tanto una historia por sí misma, sino más bien una introspección. Un mea culpa, un lamento, pero también una reflexión sobre la vida misma con el pasar del tiempo. Esta es la historia de un padre, vista a través de los ojos de un hijo. Pero también es la historia de un hijo vista a través de los ojos del padre. Es una historia tan frágil como se lo permita la interpretación de cada uno.

Y es que esto es lo que hace tan difícil a la historia para analizar. Cada persona va a interpretar algo diferente. El juego es un sueño, uno que se va entrelazando con la realidad, pero más que tener plasmada la interpretación personal del autor, nosotros tenemos libertad para interpretar. La historia narrada cada vez se va desligando más del sueño, dejando de lado la visión del autor para convertirse en una reflexión por sí misma y dar lugar a la interpretación propia.

Lo que entendamos hoy de la historia no necesariamente va a ser lo mismo que entendamos mañana. Esta es una narrativa que en 5 años volveré a experimentar con otra visión, y en 10 años con otra completamente diferente. Es un cuento que llegó a emocionarme hasta las lágrimas, aunque también hay cosas que aún no logro comprender y, con el tiempo, quiero volver a transitar con otros ojos.

the first tree 4

“Perderse es el primer paso para encontrarse”

Cuando recibí el mensaje del creador, gentilmente cediendo una copia para analizar su juego, noté el texto que dejó. “Este juego fue hecho como medio de descargo creativo para lidiar conmigo mismo convirtiéndome en padre, junto al dolor de haber perdido a mi propio padre”. A cada paso, se nota como vertió sus pensamientos conflictuados, sus dolores e interpretaciones dentro de cada rincón del juego. Cada lugar, por más pequeño que sea, tiene una historia para contar. Cada diálogo puede caer como una puñalada al corazón. Cada nuevo descubrimiento puede generarnos una genuina sonrisa o lágrimas traicioneras (o ambas). Desbordando simpleza y humildad, The First Tree logra lo que se propone, ser una catarsis y al mismo tiempo una reflexión sobre la vida misma. Ser una realidad y al mismo tiempo  un sueño. Como la zorra buscando a sus crías en un mundo mágico y colorido, y como una pareja hablando en la cama una madrugada.

Un párrafo aparte para el final. Sin spoilear, la escena final del juego previa al epílogo, lejos de ser pretenciosa, y dotada de una enorme humildad, va a quedar grabada a fuego para siempre como uno de los momentos más fuertes que haya experimentado en algún juego en toda mi vida. Finalmente, para concluir este análisis de una forma satisfactoria, y ya habiendo quedado claro que a cualquiera que guste de este estilo de juegos tiene que experimentar este título, me gustaría resumir en una sola palabra lo que encapsula este juego... "Arte".

Al día de hoy sigue presente el arcaico e inconsecuente debate de “¿los videojuegos son arte?”. El arte está ahí. Está en la angustia del Shadow of the Colossus, en la soledad del Stalker, en el acogedor silencio del Journey, en la furia destructiva del Spec Ops, en los retorcidos golpes del Hotline Miami, y también en una zorra trepándose a las raíces de un árbol. Estos juegos exceden su propia terminología, y logran ser lo que toda obra de arte aspira a ser: una experiencia. [i]


DESARROLLADO Y DISTRIBUIDO POR: David Wehle
GÉNERO: Exploración
DISPONIBLE EN: PC, Mac

CALIFICACIÓN

90%

QUÉ ONDA: Un walking simulator, y una reflexión sobre la vida.
LO BUENO: Un viaje inolvidable. Apartado audiovisual hermoso. El final.
LO MALO: Falta de pulido en detalles técnicos.

blog comments powered by Disqus

Más chismes

  • 1

Software gratuito para PC gamers – Convertidor de vídeos

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese