black mirror review

¿Alguien por favor quiere pensar en los Primigenios?

India, 14 de febrero de 1926. Una noticia inesperada me hace viajar de urgencia a mi Escocia natal: la muerte de mi padre. Mejor dicho, suicidio. Hace años que no lo veía, distanciados por circunstancias que nunca me quedaron claras. Es decir, nuestra radicación en India tenía que ver con alejarme de mi familia paterna, pero jamás supe los motivos. Quizás esta sea una buena oportunidad para conocerlos.

Se me requiere en el castillo familiar, el Black Mirror, en las Altas Tierras de Escocia natal, para atender a la repartija de bienes. Me entusiasma la idea de ligar tremendo castillo y sus tierras aledañas. No se puede negar que, como bulo de soltero, es inmejorable. Ya puedo imaginar cómo mi vida sexual se disparará por las nubes (está claro que castillo mata descapotable). Ah, también me motiva investigar las circunstancias en las que mi padre se quitó la vida, claro.

Hablando de eso, hoy, antes de partir, recibí un paquete de parte de mi padre. Había una nota en la cual dejaba claro que no estaba tomando sus medicaciones o que estaba abusando del whisky. Nuestra familia tiene cierta tendencia natural a la locura… quién más, quién menos, no nos llega del todo bien el agua al tanque. De hecho, cada vez que salgo de casa, regreso 37 veces para comprobar si cerré bien la puerta. Es posible que mi padre estuviera atravesando el tramo final hacia la locura: parte de la nota estaba escrita en clave, con pistas que en principio no significan nada para mí. Además, contenía una críptica advertencia de que algo andaba muy mal en el castillo.

Acompañando la garabateada nota, el paquete incluía una pieza extraña, una especie de torre, como parte de un juguete más grande. Quizás fue el remordimiento por nunca haberme comprado unos Legos. Pero no puedo dejar de pensar en que el objeto me fue enviado para iniciar una investigación. El hecho de que sea una aventura del estilo “point and click” hace que cobre peso esta teoría.

black mirror 1

Luego de un tranquilo pero largo viaje, llego al castillo. No puedo decidir si le hace falta mantenimiento o directamente una demolición. Mejor voy pensando en un descapotable. Por otro lado, el recibimiento no es muy bueno: la madrastra de mi padre, fría y con marcado desdén. Allá va mi ilusión de llamarla “abuelita”. El del mayordomo no es mucho mejor. Allá va mi ilusión de pedirle un pebete de salame y queso. El abogado familiar es un poco más amable, pero bueno, es abogado. Allá va mi ilusión de que no me garque con sus honorarios.
Lo único que espero es que esto no devenga en un “Gosford Park”, confío en que no hubo suficiente presupuesto para pagar tanto doblaje de actores.

Pasadas las presentaciones y hasta algún interrogatorio pobremente encubierto, me quieren mandar a dormir como a un chico, cueste lo que cueste. Es evidente que no tienen ni un poco de ganas de que me ponga a recorrer el castillo. Pero luego de pavear un rato por mi habitación, mi insomnio me invita a realizar una mini excursión. Lástima que aún no se inventó el “jet lag”, sería la excusa perfecta.

¿Qué es realmente el Black Mirror? Mis primeros hallazgos hablan de un poder que nuestra familia utilizó para repeler al Imperio Romano de Escocia. De esta manera, ganamos nuestro renombre y tierras, pero también se habla de una maldición inherente al uso de este poder. Druidas, escoses borrachos, apariciones, poderes re locos, la insanía en cada esquina y desayunos vomitivamente ricos en grasa… ¿que puede fallar? Casi todo.

black mirror 2

Para volver así...

Dark Mirror es un reboot de la vieja saga en tres entregas, que inició allá por el año 2003. Si bien guarda ciertas similitudes en el desarrollo e historia, en especial con la primera parte, se trata de una aventura nueva.

Estamos ante un fichín del estilo point and click, aunque totalmente compatible con un mando. En sí es una historia de terror gótico, donde el terror aún no apareció, pero nos informan que ya hicieron la denuncia de extravío. Se perciben ciertos elementos tanto de Edgar Allan Poe (se nos vino a la cabeza, leve y casi caprichosa, “la caída de la Casa Usher”) como de Howard Phillips Lovecraft, pero son inspiraciones sutiles.

Ante todo, Black Mirror es una aventura que se resuelve enfocándose tanto en puzzles como en la interacción y diálogos con otros personajes. Cero acción, cero golpes, cero disparos. Rasgos que resultan positivos, ya que refuerzan el clima detectivesco del juego.

black mirror 3

En el corto plazo, lo que más nos engancha es la historia. Arranca muy bien, aunque hay que decir que antes de llegar a la mitad del luego la narrativa se pone perezosa. Las cosas se dejan de explicar o lo hacen de manera pobre, dejando más interrogantes que respuestas. Para peor, algunas líneas argumentales y lore, que pedían a gritos ser profundizadas, quedan truncas. La resolución de algunas circunstancias llegan de manera abrupta y hasta barata, lo cual le quita parte del drama que habían logrado construir. Tropezando con esta narrativa, llegamos hasta un final que está hecho con muchas ganas... ¡ganas de sacarse el quilombo de encima urgente! El desarrollo trastabilla durante todo el juego: nunca termina de caer, pero tampoco queda bien parado en el balance final.

Por otro lado, tenemos los puzzles. Al igual que en el punto anterior, nos ilusiona un buen arranque, con aroma a juego de vieja escuela, augurando desafíos exigentes y atrapantes. Pero luego merman en cantidad y calidad, con algunas excepciones, las justas y necesarias para llegar arañando al final del fichín sin sufrir ataques de ira.

black mirror 4

Perdónalos, Azathoth

En cuanto al apartado audiovisual, la música es escasa: algunos rasguidos de acordes para aclimatar alguna situación especial, algún tema perdido con gaitas que desentonan un poco, pero en general escucharemos nuestros propios pasos. Gráficamente, se pueden salvar algunos modelados y texturas (especialmente personajes) y los efectos de iluminación, pero las paupérrimas y robóticas animaciones, tanto en interacciones, gestualidad y movimiento, lo empujan hacia abajo. Ah... la perla negra se la llevan las expresiones faciales. Si bien no destruyen por completo la experiencia, le propinan unas muy bonitas patadas en los tobillos a la inmersión. Tanto, que estuvimos tentados en llamar a Bioware para avisarle que el virus “cara de muñeco” que sufrió el Mass Effect Andromeda se originó en Escocia, año 1920.

Antes de terminar, no podemos dejar de mencionar glitches más o menos molestos, algunos estéticos, otros funcionales. Durante las diez horas de duración aproximada, logran desde apenas sacarnos de clima hasta hacernos rajar puteadas nivel 7. No son muchos, pero los hay funcionales de esos que nos impiden continuar de manera normal. Así que si lo juegan, no dejen de grabar seguido. Es preferible tomar esta prevención, en un juego que está pulido con un martillo neumático.

En fin... si son amantes del género y se quedaron sin material, Black Mirror es una opción a considerar recién cuando tenga un descuento importante. MUY importante. De otra manera, sigan de largo. O, mejor aún, usen el tiempo para leer o releer Lovecraft, que es puro amor. [i]


DESARROLLADO POR: KING Art
DISTRIBUIDO POR: THQ Nordic
GÉNERO
: Aventura gráfica
DISPONIBLE EN: PS4, Xbox One, PC, Mac, Linux

CALIFICACIÓN

55%

QUÉ ONDA: Un reboot de una vieja saga, point and click, con un setting sobrenatural y un muy ligero tufillo a Lovecraft y Poe.
LO BUENO: La ambientación entusiasma. Nos deja un leve gusto a “juego clásico”. Algunos puzzles. La historia es buena.
LO MALO: La historia tiene pobre desarrollo. Se vende como terror gótico, pero el terror nos lo estarían debiendo. Cantidad y calidad de puzzles con altibajos. Glitches funcionales y estéticos. Cthulhu, en su milenario sopor, está mucho más animado que los personajes del juego.

Gustavo SobreroGustavo Sobrero, autodefinido como "old school gamer", se sospecha que utiliza el término para camuflar el hecho de que esta jovato. Fue administrador de importantes comunidades gamer y, desde ese entonces, escribe reviews para donde se lo piden, bien a lo mercenario. Amante de los RPG, incluso los de papel y lápiz, inició numerosas protestas para que al JRPG le saquen las últimas tres letras. Pueden seguirlo por Twitter o en Instagram.

blog comments powered by Disqus

Más chismes

  • 1

Software gratuito para PC gamers – Convertidor de vídeos

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese