the council cover

Chamullándose a Napoleón

El género de, lo que podríamos llamar, "aventuras conversacionales" está claramente dominado por Telltale, pero eso no significa que son los únicos en la cancha. Big Bad Wolf llega con una propuesta que le añade un poco de picante a la cosa, implementando técnicas de RPG donde menos lo esperábamos.

The Council presenta la historia de Louis de Richet, un joven de clase alta que junto con su madre se meten en líos relacionados con el oscurantismo. Ambos pertenecen a una misteriosa agrupación llamada "el concilio", de la que no sabemos mucho.

El conflicto, situado en 1793, comienza cuando la madre de Louis desaparece mientras investigaba la isla del poderoso Lord Mortimer. Preocupado por el tiempo que lleva sin contactarse, Louis decide asistir a una fiesta secreta en esos dominios con el fin de buscarla. En la celebración nos vamos a topar con algunos personajes curiosos como la seductora duquesa Emily Hillsborrow y el cardenal Giuseppe Piaggi, además de celebridades históricas como George Washington y Napoleon Bonaparte.

Louis no tiene más remedio que poner en juego sus habilidades sociales para socavar toda la información posible acerca del paradero de su madre. En el medio, nos vamos a involucrar con alguno de estos personajes y descubrir cuál es el gran secreto detrás de la isla.

the council ep 1 1

Para hacerlo, Louis cuenta con la mejor de las armas: su lengua. No, no lame cosas hasta la muerte ¡es una expresión!

Al momento de responder la pregunta o el comentario de otro personaje, tenemos varias opciones de diálogo. Algunas vienen desbloqueadas por defecto, mientras que otras no van a estar disponibles hasta que no poseamos cierta habilidad.

En general, vamos a ir pasando de conversación en conversación sin conflicto, pero cada tanto tenemos un enfrentamiento de diálogo: allí hay que elegir nuestra respuesta con cuidado ya que el resultado de esa charla puede generar resultados catastróficos.

La utilidad de las habilidades desbloqueadas no sólo se limita a nuestras interacciones sociales, sino también a nuestras acciones. Por ejemplo, si encontramos una carta escrita en francés, y contamos con la habilidad de conocer idiomas, podremos develar aspectos de la trama que de otra manera serían un misterio. O con ciertas habilidades de observación podemos comprender qué significa la pequeña mancha en la ropa de uno de los invitados. Incluso, a la hora de resolver un puzzle, dependiendo de las habilidades que tengamos podemos abarcarlo de distintas maneras y encontrar pistas para llegar a la resolución por diversos caminos.

No todo es conversar, sino que podemos recorrer todo el castillo de una punta a la otra buscando pistas. Es posible que encontremos, además, unos items que nos devuelven puntos de esfuerzo, alteran nuestros estados o nos dan una pequeña ventaja. Ah, porque no les contamos: usar las habilidades nos cuestan puntos de esfuerzo, de los cuales tenemos una pequeña cantidad disponible y el juego nos renueva en contadas ocasiones. Si no nos alcanzan los puntos para pagar el uso de una habilidad, no podemos utilizarla. Peero, si sucede que en el bolsillo contamos con jalea real, podemos usarla para restaurar dos puntitos de esfuerzo al instante. O bien, si contamos con Agua del Carmen, podemos ingerirla para que el siguiente uso de una habilidad sea totalmente gratuito. Consumiendo un abrojo podemos conocer más debilidades o fortalezas de la persona con la que estamos hablando (clave para luego saber cómo engatusarla en los enfrentamientos) y, finalmente, un elíxir dorado nos quita de encima todos los efectos negativos que podamos tener, que en este juego son cosas como fatiga o desconcierto. También podemos hallar ámbares, que aumentan nuestra barra de esfuerzo, o libros, que dependiendo su temática potencian ciertas habilidades.

El juego está dividido en cinco episodios, y a su vez cada episodio tiene... capítulos. Ejem. Cada vez que finaliza uno de estos segmentos, tenemos la posibilidad de volcar nuestros puntos de experiencia en el árbol de habilidades, pudiendo mejorar las que tenemos y desbloquear otras nuevas.

Sin duda las mecánicas de juego son originales, de hecho es lo más interesante de esta propuesta. Lo que se queda un poco atrás es el guión, que puede ser algo confuso en un comienzo, y con personajes que no terminan de destacarse en ningún aspecto, a excepción del protagonista Louie que puede hacernos reír con sus intentos de hacerse el gracioso con la condesa.

Lo que distrae del novedoso concepto es el apartado gráfico. En busca de un realismo con toques pictóricos que el estudio sintió adecuado para la propuesta pseudo-histórica, nos terminamos encontrando con rostros chocantes y una insuficiente cantidad de vida en estos cuerpos para justificar la elección del estilo.

De todas formas, si siempre quisimos tener un debate con Napoleón, o la oportunidad de hacerle favores a George Washington, pero sobre todo si son fans tanto del RPG como de las aventuras de Telltale (o simplemente aman las opciones de diálogo de sagas como Mass Effect), puede que aquí tengan el juego que estaban esperando. Sólo habrá que esperar el resto de los episodios para ver si logra convencernos a todos.


Prev Next »

blog comments powered by Disqus

Más chismes

  • 1

Software gratuito para PC gamers – Convertidor de vídeos

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese