cover

La era de la posverdad

En los primeros días de abril de 2017, un soldado del ejército de la nación de Parges desaparece. El último archivo que existe sobre él muestra una conversación que tuvo con un reconocido blogger que reside en The Nation, región vecina y en constante conflicto con Parges. Antes de que el hecho genere un conflicto diplomático grave, nos encargan la misión de descubrir qué sucedió con Oleg Bakay…

Orwell: Ignorance is Strength parte de forma explícita de su predecesor. Volvemos a tomar el rol de uno de los investigadores de la agencia gubernamental a cargo de la “seguridad” territorial (aunque no se trata de nuestro primer agente, aquel que usáramos en la primera parte). Para asegurarse de que somos aptos para nuestro cargo, nuestros superiores nos embarcan en un pequeño test, que también funciona como primer acercamiento al gameplay. Ya en esta pequeña introducción el juego nos plantea sus cuestionamientos: ¿qué es la verdad?, ¿en qué podemos creer?, ¿nos conviene ser honestos o es preferible que mintamos para conseguir más fácil nuestros objetivos?

1

Tal como en la primera parte, nuestro agente (elegido a través de una serie de fotos predeterminadas) es acompañado por un superior (en este caso, una mujer con el seudónimo Ampleford) que nos guía y a la cual tenemos que ir entregando el resultado de nuestras investigaciones. La mecánica es muy parecida a la entrega previa. Comenzamos con un sólo investigado el soldado Bakay para pronto saltar a nuestro objetivo principal: Raban Vhart, un periodista con un pasado misterioso y un presente mediático y conflictivo.

Pero Vhart no es el único objetivo que perseguiremos. Para verlo caer y demostrar que es culpable de poner en peligro el bienestar de la nación, debemos concentrarnos también en sus contactos, en otras personas que puedan tener información perjudicial para el sujeto en cuestión. De esta manera, el punto original se ramifica; el perseguido se desparrama en una red de posibles sospechosos.

2

Por más que esta nueva versión de Orwell repita gran cantidad de elementos de gameplay, arte e historia de su predecesor, no podemos decir que se trate de una simple copia. Es, más bien, un complemento. Diferentes sucesos del argumento de la primera entrega aparecen como telón de fondo, para recordarnos que todo es parte del mismo universo (además, si guardamos los perfiles previos, las noticias que se nos ofrecen serán acordes a las decisiones tomadas en aquella partida). El arte, entre realista y pictórico, vuelve a hacerse presente para mostrar la ambigüedad entre lo privado y lo público en nuestra época. Las mecánicas son muy parecidas, y consisten principalmente en buscar cadenas de información utilizable “datachunks” sobre y de los sospechosos. Como sucedía antes, estos datos pueden ser contradictorios, y está en la pericia del investigador, y también en su bagaje emocional, decidir su pertinencia.

3

Sin embargo, mientras la entrega anterior ponía el énfasis en la vigilancia, en la intrusión de los espías y sus posibles consecuencias en los espiados y la clásica pregunta “¿quién vigila a los vigilantes?”, Orwell: Ignorance is strength, parece enfocarse en la temática de la verdad. Más específicamente en su tratamiento mediático: en la creación y difusión de información que, más allá de su veracidad, es verosímil y útil para los medios concentrados (en este caso, siguiendo una línea más clásica de la ciencia ficción en la que el verdadero poder controlador es el Estado). En este sentido, existe una nueva mecánica que le da un toque novedoso a esta entrega: recopilando fragmentos de información (verdaderos, parciales o simplemente engañosos) podemos crear una breve noticia para que se difunda por las redes. Dependiendo de lo creíble de la noticia, los resultados variarán. En el peor (¿o mejor?) de los casos, será tratada como un simple rumor y pasará desapercibido. De lo contrario, puede convertirse en un arma letal…

5

Orwell: Ignorance is strength vuelve sobre los temas de la versión anterior, pero, en vez de ahondar en ellos, los complementa con temas de extrema actualidad. Si antes se preguntaba por las complejas relaciones entre lo privado y lo público, ahora, directamente, se interroga por la validez de la verdad: si la información puede tergiversarse tan fácil, ya no importa qué tanto cuidemos nuestra intimidad. En un mundo-espectáculo, ¿qué tanto chequeamos nuestras fuentes? Y, por sobre todo, ¿quién resulta beneficiado? [i]


DESARROLLADO POR: Osmotic Studios
DISTRIBUIDO POR:
Surprise Attack Games
GÉNERO: Narrative exploration
DISPONIBLE EN: Windows, Mac, Linux

CALIFICACIÓN

80%

QUÉ ONDA: Investigación de posibles criminales a través de la revisión de información privada y pública.
LO BUENO: Excelente historia, variedad de decisiones, la nueva mecánica.
LO MALO: Pocas novedades en relación a su anterior entrega.

¡Atención, micos! Si les despertó la curiosidad, pueden comprar este fichín en la Humble Store a un precio super conveniente haciendo [TIKI] acá.

Santiago KutikaSantiago Sánchez Kutika es editor y guionista. Egresado de la Universidad del Cine. Cofundador de la cooperativa editorial de historietas Hotel de las ideas, ha publicado, guiones en revistas como Fierro o Maten al Mensajero y en libros como Clítoris, Creer o reventar y De Once a Moreno. Escribió artículos sobre historieta para Página/12, Radar e Indie Hoy.

blog comments powered by Disqus

Más chismes

  • 1

Software gratuito para PC gamers – Convertidor de vídeos

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese