hyperx main

Estúpido y sensual ratón

Pensé que tenía el mouse más canchero. Lo veía y me sentía el campeón del mundo. Un mouse sólido, de metal, con luces y 8 botones programables. Pero cuando lo agarré por primera vez me di cuenta que algo andaba mal. Tenía más botones de los que necesitaba y no tenía dónde poner los dedos sin tocarlos por accidente. Fui el hazmerreír durante mucho tiempo y varias veces me dijeron “comprate una mano”. El HyperX Pulsefire FPS sale al rescate, convirtiendo ese muñón del gaming en un arma letal.

Pongan los fideos que ya estamos todos.
Equivocarse a la hora de elegir un nuevo mouse es un error que se paga con la billetera y con 2 años de burla de nuestros compañeros de andanzas. El ratón es nuestro nexo con la máquina, una extensión de la mano. Marcas y modelos sobran para todos los gustos y preferencias.

Kingston está decidido a hacer las cosas bien. Con cada paso, su línea HyperX se afirma en el mercado gamer. Ya se despachó con increíbles productos como auriculares, teclado mecánico y ahora, para completar la trilogía, llega HyperX Pulsefire FPS, un mouse diseñado específicamente para First Person Shooter (FPS). El menú gamer por fin está completo.

hyperx 4

Como decía mi abuelo, lo que importa es lo de adentro, pero si lo de afuera está bien, suma. HyperX tiene eso muy claro y lo demuestra siempre con sus empaques. Las cajas suelen tener todo y presentan al producto como una joya. Pulsefire FPS no es la excepción.
Polipropileno, laca sectorizada y un maravilloso estuche envuelven las sencillas y delicadas curvas del nuevo niño mimado de Kingston.

hyperx 1

Estúpidas y sensuales curvas.
El mouse una vez fuera de la caja se ve muy sencillo. El lomo no tiene dibujos, ni firuletes, pero tiene un calce perfecto para una mano mediana. La palma puede recostarse perfectamente y los dedos se acomodan sobre los botones y sus curvas. El mouse solo pesa 95 gramos y casi no se siente. El peso está perfectamente distribuido, y se convierte sin problemas en la extensión de nuestra mano. La postura sobre el lomo es relajada y el Pulsefire se desliza perfectamente en cualquier superficie. Sobre los laterales tiene un grip que mejora el agarre cambiando el material y agregando una mínima textura. Ideal para gente de manos sudorosas que pierde el control en momentos de máxima tensión. El cable por supuesto tiene la cobertura mallada característica de otros productos para evitar que se enrede con facilidad.
Pero lo más importante es el sensor. El mismo no solo es preciso, sino que permite que Pulsefire registre cualquier superficie y cualquier color, ofreciendo además las 4 resoluciones clásicas en todos los mouse para gaming. Con tocar la tecla del lomo podemos cambiar fácilmente entre 400, 800, 1600 o 3200 dpi.

hyperx 2

Como dijo Olmedo: “No toca botón”
Que un mouse tenga muchos botones no significa que sea bueno. El exceso innecesario puede complicar el agarre, la comodidad y la performance. El Pulsefire es para FPS, donde solo necesitamos un par de botones e HyperX decide simplificar el diseño priorizando el agarre y el confort. Además de los dos botones principales y la rueda, solo tiene la tecla de cambio de resolución y dos botones. Y lo más importante es que ninguno de ellos está sobre el agarre, minimizando por completo el riesgo de tocar uno accidentalmente en el momento menos indicado.
Por esta razón consideraron innecesario tener soft adicional y los botones y la luz no se pueden reconfigurar. Pero la realidad es que juguetear con la iluminación del mouse es un adicional que solo usamos un par de veces y las teclas pueden configurarse desde el juego de turno. Pulsefire es un Plug & Play con todas las letras, algo que los simplistas amantes de los FPS apreciamos muy bien.

El Pulsefire es un mouse sencillo y sin pretensiones. Liviano, con excelente diseño y agarre. Una maravillosa y natural extensión de nuestra mano, a un precio sugerido de $990, convirtiéndolo en una excelente opción a la hora de buscar un buen mouse para tirotearse en las redes.

hyperx pad

Bonus Track: HyperX Fury S
El mouse pad que no se queda corto.

En el fragor de la batalla, los mousepad pueden ser el enemigo. Es habitual que se queden cortos y terminemos mordiendo el polvo, porque llegamos al borde y nos salimos de su área de cobertura. Es común que terminemos jugando directamente sobre la mesa para sentirnos libres, pero quedamos a merced de su superficie, y de la mugre que tengamos en ella. En más de una oportunidad, alguna pelusa se interpuso en nuestro headshot y nos acordamos de todos los ancestros de la franela que usamos para limpiar la mesa. HyperX pensó en eso también y diseñó Fury S, un mouse pad diseñado para gamers. De color negro y con bordes prolijamente cosidos, tiene en el dorso una goma texturada que asegura un agarre perfecto. Fury S resiste los embates del jugador más inquieto y su tamaño más grande asusta a cualquier escritorio. Sus 90 x 42 cm. no son fáciles de ubicar, pero lo convierten en el mouse pad que seguro no nos va a quedar corto. Por el momento no está a la venta en nuestro país, pero es para tenerlo en la mira si el nuestro ya está empezando a pedir pista. [i]

Agradecemos a Soledad García Pierini de Doble Eme y Ariel Plabnik de Kingston por facilitarnos el mouse y el pad para su revisión.

Sebastian DinardoSebastián Di Nardo, alias Moki, es el Director Creativo y fundador de [IRROMPIBLES], o sea que está senil. Fue columnista en CN23 y en la actualidad conduce Hype junto a Guille Leoz, los sábados a las 20hs, por Rock & Pop 95.9 FM. Pueden perseguirlo en el Twitter @mokirrompibles o stalkearlo en su fan page. 

blog comments powered by Disqus

Más chismes

  • 1

Software gratuito para PC gamers – Convertidor de vídeos

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese