Reviews

Dishonored

Dishonored

No hay honor entre asesinos… ¿o eran ladrones? ¡Da igual!

Dishonored es uno de esos juegos que nos gustan mucho, de esos fichines con muchos sistemas funcionando simultáneamente para que los manoseemos.

El hecho de que Dishonored esté siendo desarrollado por uno de los directores de Deus Ex, nos hace levantar las orejas, pero no es eso lo único que nos tiene emocionados. El arte es genial, la historia pinta interesante y vamos a poder asesinar malitos de la manera que nosotros queramos, personalizando a nuestro asesino con un montón de habilidades especiales muy diferentes al punto donde se podría terminar el juego sin matar a una persona.

http://www.youtube.com/watch?v=VtsCMe2eSxI

La historia de Dishonored es una especie de Conde de Montecristo steampunk, donde el guardaespalda de la emperatriz es culpado de su asesinato por Lord Regent y condenado a prisión, donde vive por muchísimos años. Eventualmente es liberado bajo extrañas circunstancias y le dan la oportunidad de vengarse del nuevo régimen, eliminando a las piezas más importantes hasta llegar al muy deseado Lord Regent.

Dishonored no es mundo abierto, sino que son misiones lineales que empiezan y terminan de una manera específica pero la carne se encuentra en cómo se terminan esas misiones. Además de armas blancas y de larga distancia, que son bastante lentas, nuestro personaje tiene poderes sobrenaturales que podemos ir mejorando a medida que avanzamos, personalizando nuestro personaje exactamente de la manera que nos gusta jugar, algunos de estos poderes son detener el tiempo por unos instantes o teletransportarse por cortas distancias o llamar un ejercito de ratas para que le mastiquen la cara a enemigo, no es joda.

La progresión de estos poderes es muy notoria. Por ejemplo, una muy específica nos permite poseer sujetos vivos cercanos, como un pescado, que en una misión nos sirve para infiltrarnos a una base por las cañerías. Pero si seguimos mejorando este poder, podemos llegar a poseer humanos cercanos y controlar sus movimientos, ya sea uno que está cerca de nuestro blanco para matarlo o, más fácil todavía, poseer a nuestro blanco y hacer que se tire por la ventana. Pero claramente, llegar a él es la parte difícil.

Dishonored
Improvisation is the name of the game.

Y los conceptos interesantes no terminan ahí. Uno de los desarrolladores explicó que todos los enemigos existen en el mundo, de manera que si nos los encontramos en una secuencia y los eliminamos, después no los vamos a ver golpeando a un inocente en medio de la calle un par de misiones después. Y esto puede ser muy interesante si decidimos perdonarle la vida a alguien y después encontrarlo nuevamente cambiado o haciendo más de las suyas.

Dishonored pinta muy bien por su estética y todos estos sistemas que hacen de la improvisación un arte muy divertida, mientras intentamos ver cómo responde la inteligencia artificial a los varios poderes que tenemos. Y con desarrolladores que tienen en su pedigree el Deus Ex original y Thief, no vemos como esta apuesta puede salir mal. [i]

Escribe un comentario