Tecnología

[REVIEW] Razer Cyclosa Abyssus Bundle

Un kit diseñado específicamente para gamers a un precio decente.
 

Agradecemos a Razer por prestarnos estos dispositivos para hacer las pruebas pertinentes, y ahora que ya le borramos las teclas del uso, podemos hablar en detalle sobre si te conviene comprar este pack que incluye teclado y mouse gamer a un precio aceptable.

Razer, como otras grandes marcas, hacen gran hincapié en diseño y presentación. Si uno ve de cerca el Razer Cyclosa Abyssus Kit, va a notar que la caja que contiene al teclado y al mouse en cuestión es simple, pero con un diseño correcto. Al abrirla, quizás la primera impresión no sea la mejor: el diseño del teclado y del mouse parecen simples, sin sorpresas ni vueltas de tuerca. No se alejan de cualquier otro teclado. Pero al profundizar un poco más, nos damos cuenta que son decisiones deliberadas de diseño para entregar un producto minimalista y sobrio, sin caer en los clásicos detalles que tiene la mayoría del hardware gamer (N.de.E. Adoro los diseños sobrios, el cocoliche no es un estilo Irrompible).

El kit en cuestión incluye un teclado Cyclosa y un mouse Abyssus, los cuales pueden apreciarse perfectamente una vez que se abre la caja, a través de un plástico protector transparente. El paquete además incluye un manual bastante simple, pero no CD de drivers, puesto que ya que desde hace ya un tiempo Razer prescinde de estos dado que funcionan directamente sin drivers, aunque si queremos toda la funcionalidad extendida de los dispositivos deberemos descargar el software de la página web del fabricante.

Hablemos primero del teclado. El Razer Cyclosa funciona con base a membrana y tiene características que lo hacen obligatorio para cualquiera que se precie de Gamer. Tiene un sistema de asignaciones especiales para cada tecla y nos permite grabar macros, así como también tiene varias teclas multimedia que cubren todas las necesidades sumados a una tasa de refresco de 1000 Hz. Además suma sistema Anti-Ghosting: que sirve para que podamos apretar varias combinaciones de teclas al mismo tiempo y no haya conflicto entre ellas, una capacidad que solo se hace presente en teclados de alta gama.

Sí, Razer Cyclosa tiene una distribución de teclas latinoamericana. Al fin un teclado donde no tengamos que andar pensando dónde se supone que se ubique la Ñ, si queremos escribirla. Si miramos la tecla Ñ, ahí y está (N.de.E. Che, yo soy un acérrimo defensor de la distribución US) y si seguimos recorriendo el teclado, nos vamos a dar cuenta que la tipografía usada sobre las teclas no es la que comúnmente vemos en la mayoría de los teclados, detalle agradable a la vista y diferencial de calidad. De todas formas, al no ser un teclado expandido, para usar algunas de las teclas y sus funciones, debemos presionar la tecla “función”. Nada que un usuario de laptop no esté acostumbrado.

En lo que es materiales, Razer Cyclosa no se aparta del montón, ofreciendo un plástico duro y resistente, un buen feedback de cada tecla, con la resistencia justa. En la parte superior, podemos encontrar algunos orificios pequeños que son en caso de que se nos derrame algún tipo de líquido (léase gaseosa) sobre el teclado.

Pasando a la segunda parte del kit, el mouse, llamado Razer Abyssus, es un dispositivo óptico de 1800dpi con un diseño bastante pobre, que se pasa de lo minimalista, para el lado de aburrido. Pero como el resto del Kit, la falta de diseño la compensa con excelentes cualidades, como un sensor que soporta hasta 15G de aceleración y una tasa de refresh de 1000Hz.

El material es un plástico duro semirugoso, que permite un gran agarre. Pero lo más notorio, quizás, es que simplemente tiene tres botones porque es un diseño simétrico ambidiestro (N.de.E, Los zurdos, agradecidos), contando el de la rueda de scroll. Aunque esto podría suponer un gran dolor de cabeza para cualquier gamer, ya que a pesar de que cada uno de los botones es configurable por software, sigue siendo incómodo para jugar largas partidas de MMO, por ejemplo.

El mouse tampoco trae drivers, por lo que habrá que bajarlos de la página oficial así como los del teclado. De todas formas, los drivers no son necesarios para su funcionamiento, pero si para su completa funcionalidad. Ambos drivers vienen con un software de configuración, donde podremos grabar macros, definir perfiles de usuario y todo lo necesario para una total personalización.

En conclusión, este kit de Razer termina siendo más de lo que esperábamos, haciendo hincapié en la diferencia entre diseño y rendimiento. Si bien el teclado puede quedar corto para algunos gamers más exigentes, termina cumpliendo con creces su cometido, cosa que no pasa con el mouse, que por los detalles mencionados anteriormente queda muy por debajo de otros mouse de la misma gama que están un poco más pensados para jugadores hardcore.

La ventaja de este kit es su precio puesto que el valor de venta sugerido es de unos 80 dólares. Hoy en día conseguir algo de una calidad de construcción como Razer por este monto de dinero es difícil y esto atenúa un poco su espartana presentación. [i]

Escribe un comentario