Reviews

[REVIEW] Rogue Legacy: Castlevania ad eternum

Matando bichitos generación tras generación.
 

Siempre se dice que la definición de la locura es intentar la misma cosa y esperar un resultado diferente. Definitivamente no es la que le da la Real Academia Española, pero bueno, es la definición que le da Hollywood por lo general. A ver, ¿qué dice la RAE de la locura? “Acción que, por su carácter anómalo, causa sorpresa.” Bueno, está bien, Rogue Legacy definitivamente es una locura entonces.

Hoy en día no es tan común que un fichín te enganche. Lo pueden hacer por el detalle, los gráficos o lo masivo, pero ya no tanto por ese instinto que tenemos (¿o teníamos?) los gamers del reflejo. De esos tics en el ojo cuando estas demasiado concentrado que te suda la frente —porque es como que el cerebro está corriendo— o que el dedo índice quiere apretar un botón inconscientemente cuando debajo no hay otra cosa más que aire. Lo que se conoce en otras costas como twitch reflex.

Esa es la magia que tiene Rogue Legacy, o que recupera, en gran parte, gracias a su estructura. A simple vista es un fichín de acción y plataforma inspiradisimo en series clásicas como Castlevania y Ghost n’ Goblins, pero es muchísimo más que eso, porque a esa fórmula le agregamos un fantástico elemento de permadeath que una vez que tu personaje muere, no va a volver. Pero deja un legado que te permite continuar la aventura como uno de tres posibles herederos. Y esto hasta se conecta con la historia, la cual es contada de manera minimalista en diarios que se encuentran a lo largo de la aventura.

Estos personajes, que van a caer como moscas, son generados de manera aleatoria con su propio nombre, clase, características y perks que los hacen únicos. Y aunque se trata más que nada de elementos estadísticos, están tan bien representados en el juego que le da a cada aventurero virtual una clara personalidad. Y este es gran parte del encanto de Rogue Legacy.

Estas perks son circunstanciales y pueden ser tanto buenas como malas ,lo que los hace personajes claramente imperfectos. Por ejemplo, sufrir gigantismo hace tu personaje mucho más grande, ser nostálgico tiñe el juego con un filtro sepia y tener problemas de visión hace las cosas que están lejos o cerca borrosas. Hay un montón de estas y se combinan aleatoriamente entre sí para que cada personaje sea muy diferente al próximo.

Hay varias clases, pero desde el vamos tenemos cuatro a disposición, cada uno con habilidades especiales únicas y estadísticas particulares. Empezamos con tres, Guerrero, la clase básicas, bueno en todo; Hechicero, débil físicamente pero tiene mucho mana que permite tirar el ataque mágico que todos tienen; el Bárbaro, muy resistente pero poca fuerza y mana; y finalmente el Knave, que es como un Pícaro, rápido pero débil. A medida que mejoramos el castillo podemos acceder a otras clases como Shinobi, Minero, Lich, Ladrón de Hechizos y Hombre Dragón. Las referencias a Skyrim desbordan.

Cada vez que volvemos a empezar podemos gastar el oro recolectado en todo tipo de mejoras y también en expandir el castillo con nuevas habitaciones que nos dan, desde un herrero que mejora nuestras armas y armaduras hasta un hombre loco que por el 60% del oro que juntemos, hace una magia loca para mantener el diseño del castillo como estaba la última vez. Es mucho dinero, pero por momentos vale la pena. Y la razón por la que tenemos que gastar absolutamente todo el dinero que tengamos, es porque cada vez que volvemos a entrar al castillo perdemos toda la plata.

Esto se le suma al hecho de que cada vez que se empieza una nueva partida con un nuevo personaje el castillo que siempre está dividido en cuatro zonas se genera aleatoriamente, esto hace que cada partida sea muy diferente a la otra, pero no del todo, porque los enemigos siguen siendo los mismos por zona, lo que aunque estés visitando un lugar diferente cada vez, te permite aprender y adaptarse a los varios enemigos que aparecen. Y cada zona tiene un boss, el objetivo principal es derrotar a los cuatro.

Rogue Legacy es un fichín de repetición, como lo puede ser Dark Souls, salvando las diferencias. Para aprender a jugar y mejorar, es necesario repetir la acción de morir una y otra vez. Morir y adaptarse a los diferentes enemigos. Pero mucho más simpático, no tan díficil y extremadamente divertido.

Hoy se encuentra disponible solo en PC, pero a futuro tendrá versiones para PlayStation 3, PlayStation 4 y PlayStation Vita, la que creemos que es la plataforma por excelencia para esta joyita. [i]

DESARROLLADO: Cellar Door Games
DISTRIBUIDO: Cellar Door Games
GÉNERO: Action RPG, Plataformas
PLATAFORMA: PC


CALIFICACIÓN
87%

QUE ONDA: Un Castlevania con permadeath y un castillo que se genera aleatoriamente en cada visita.
LO BUENO: Sólidas mecánicas hack n’ slash, cada personaje es único, excelente árbol de habilidades y sistema de expansión del castillo. Es un fichín simpático.
LO MALO: Puede ser difícil para seres de humita. No apto para grind-haters.

 

Escribe un comentario