Tecnología

Gigabyte Z87MX-D3H


Poderoso el chiquitín
El lanzamiento de Haswell por parte de Intel con su nuevo zócalo LGA1150 hicieron que los fabricantes se vieran obligados a lanzar una cantidad brutal de motherboards usando el nuevo chipset serie 8. En esta ocasión probamos un Gigabyte Z87 en formato Mini-ATX que hará las delicias de los que buscan un mother compacto pero potente.

Para los más nuevitos, les cuento que tenemos una cobertura completa del lanzamiento de Haswell en nuestro número 14 de la revista Irrompibles.
Pero les voy a contar un poco más que fue las mejoras introducidas por la serie 8 de chipsets de Intel.

Veamos:
• Al igual que la serie 7, todos los chipsets soportan la tecnología de Intel Smart Response que permite tener un disco SSD pequeño para funciones de cache y optimizar el acceso a disco duro usando ese SSD como acelerador.
• RAID. Todos los chipsets seria 8 soportarán RAID, hasta los más básicos.
• USB 3.0. Todos los serie 7 soportan al menos 6 puertos USB 3.0 (aunque muchos fabricantes incrementan esa cuenta usando chips de terceras partes)
• SATAIII. Todos los puertos SATA del chipset (hasta 6 puertos) soportan la norma más veloz de SATA con velocidades de 6Gbps
• Mejoras en Lucid Logic Virtu… VirtuMVP es un driver que Intel validó para el Z87 el cual permite hacer switching al vuelo entre una placa de video discreta y el video integrado de Haswell. Logra esto virtualizando una GPU o la otra. Si el monitor está conectado a alguna de las salidas de video de la Tarjeta Madre, VirtuMVP virtualiza la GPU discreta cuando los juegos 3D son lanzados. A la inversa, si el monitor está conectado a la GPU discreta, MVP virtualiza el video integrado cuando se lo requiere. Hyperformance incrementa el frame rates eliminando tareas redundantes de rendereado y “prediciendo problemas potenciales de sincronización en el pipeline de graficos”. Virtualsync reduce el screen tearing en los monitores LCD.

Otra característica que ofrece el nuevo chipset se llama Flex I/O. Tipicamente en un motherboard tenemos una cantidad de puertos fijos para el SATA, lanes PCIe y puertos USB. Esto se debe a que el chipset ya está diseñado de forma fija y el fabricante debe cablear el chipset de manera acorde. Flex I/O cambia esa concepción y permite que varios puertos puedan ser configurador por el fabricante.

Tenemos un total de 18 puntos en esa arquitectura, de los cuales cuatro con USB 3.0, seis son PCIe y cuatro son SATAIII. Esto nos deja dos para de dos – el primer par puede ser asignado a USB 3.0 o PCIe y el segundo par puede ser asignado a SATAIII o PCIe. La única limitación es que puede haber sólo un máximo de ocho lanes PCIe 2.0.

Esto permite que los fabricantes cambien la posición de sus productos muy fácilmente. Esto también deja la posibilidad que un fabricante pueda asignar las ocho rutas PCIe en una ranura x8 extra, permitiendo mejor escalamiento para sistemas multi GPU.

Y con cada iteración de chipsets que aparece en el mercado, ahí está Gigabyte para darnos varias versiones del mismo. En el caso del Z87 que apunta al mercado entusiasta, hay 15 sabores desde un “básico” D3 hasta el super cargado Z87-OC Force. En nuestro caso hemos testeado un Z87MX-D3H que si apunta al público en general, pero viene muy bien equipado desde el vamos.

Pero no nos distraigamos más y veamos que nos ofrece el Z87MX-D3H

Pages ( 1 of 3 ): 1 23Next »

Escribe un comentario