Reviews

[REVIEW] South Park: The Stick of Truth


Que alguien abra la ventana…

 
¿Qué sentido tiene? Jamás voy a poder comprender qué hay detrás de los cerebros de los genios. La creatividad,  aquel don cada vez más escaso. Aquel don que se ve invadido constantemente por pautas publicitarias e  intereses de los distribuidores. Sin embargo, Trey Parker y Matt Stone mantienen la llama viva y siguen  brindando genialidad al mundo. Esta vez en forma de videojuego RPG que marcará un antes y un después en la  historia de la exitosa serie que se mantiene en el aire luego de diecisiete temporadas.

No voy a hacer una típica comparación con la serie. South Park: The Stick of Truth (TSOT) es un producto completamente aparte. No merece quedar catalogado en el infame cajón de las adaptaciones. Allí es donde los títulos desarrollados únicamente para acompañar la salida de una película van a morir. Pretenden seguir haciendo más dinero y explotar aún más el título, pero terminan causando vergüenza para fanáticos del videojuego y cine por igual. Este había sido el caso de juegos anteriores de South Park. Mecánicas sin inspiración, gráficos que no capturaron para nada el peculiar estilo de animación. Los mismos creadores lo expresaron en diversas entrevistas previas al lanzamiento de TSOT: aquellos juegos no tenían nada que ver con la serie. Simplemente contrataban estudios tercerizados que usaban el nombre y los personajes para hacer una pobre excusa de juego. Esta vez Parker y Stone se pusieron en su lugar de creativos y productores para realizar uno de los mejores juegos del 2014.
 
 
El género es RPG. Sorprende dicha elección (podríamos esperar un arcade, o incluso un juego de combate), pero una vez que tomamos el control todo tiene sentido. Personificamos al nuevo niño de South Park, quien se muda con sus padres para vivir en el tranquilo pueblo de montaña. Caracterizaremos nuestro personaje con diferentes rasgos y comenzaremos la aventura. Lo primero que me chocó fue el hecho de no poder elegir un personaje femenino. Pero luego esta redactora se dio cuenta que su voz feminista la hizo olvidarse de que estamos en South Park: ¡los niños (casi) nunca se mezclan con las niñas! Y luego está la posibilidad de seleccionar nuestra clase: Luchador, Mago, Ladrón y Judío. Sí, Judío. Claramente fue la clase que seleccionamos, no nos pudimos resistir. A medida que avanza el juego aprenderemos habilidades nuevas y desarrollaremos nuestros poderes de dragón (hay una parodia a Skyrim constante) a través de las flatulencias. ¡Nunca falla! 
 
Lo que se puede apreciar desde el principio hasta el absoluto final es que sus creadores nunca desaprovechan un segundo para contar una o varias historias. Su narrativa es compleja, abundante y maravillosamente ridícula. Los fanáticos de la serie, no van a dejar de reír nunca. El juego está compuesto por elementos de toda la serie, desde la sonda anal alienígena hasta la Gente Cangrejo. De alguna manera, lo que comienza como un simple juego de rol entre amigos termina siendo un conflicto intergaláctico que involucra zombies nazis, Al Gore y Taco Bell. Y cada segundo de animación se usa para tirar los clásicos palos “Southparkianos” contra los videojuegos, la cultura pop, y básicamente todo. 
 
 
Para los muy fanáticos de la serie, se alegrarán al saber que el mapa es una representación maravillosa del pueblo de Colorado. El cine, la escuela, la iglesia, las casas de todos nuestros amigos, la triste casa de Kenny. Esta vez podemos recorrer cada uno de los lugares que siempre nos generaron intriga. Hay easter eggs por doquier y muchos Chinpokomon e ítems de la serie por coleccionar (consoladores de todas las formas y tamaños, pipas de crack, SIDA, una caja de Gente de Mar). Sin embargo, cuando queremos ir rápidamente de un lugar a otro podemos usar el servicio de transporte en silla de ruedas de Timmy. Las misiones son rápidas y la historia avanza muy dinámicamente. Nada de largos períodos caminando o buscando ítems. Este juego tiene el rarísimo don de la simplicidad compleja: una jugabilidad liviana e intuitiva pero con muchísimas líneas de lectura.
 
Lamentablemente debo advertir que este juego no es apropiado para niños menores de 16 años. Si bien la calificación es Mature (para mayores de 18 años), se pueden hacer excepciones siempre y cuando se entiendan los temas que se están hablando. Hay imágenes explícitas de sexo, drogas, violencia, y hasta un nivel entero adentro de un recto. Nada que sea malintencionado o gratuito: siempre hay una intención cómica que muchas veces nos tendrá descostillados de la risa y otras veces nos reiremos con una ceja levantada sorprendiéndonos que “eso” nos pueda hacer reír tanto. Lo que queda claro es que South Park nunca deja de explorar los límites de la comedia.
 
 
Como todo juego, hay ciertos puntos que podrían mejorarse pero estos se cuentan con los dedos de una mano. Por ejemplo, cuando morimos nos aparece una imagen de la entrada al cielo con algunos mormones y la posibilidad de continuar o salir. Hubiese sido más interesante que la pantalla de muerte tuviese algo que ver con Satanás y Saddam Hussein, dos personajes que brillan por su ausencia en el juego. Esta pantalla aparece demasiado rápido y anti-climáticamente. Incluso a veces la línea de diálogo que estaba sonando se interrumpe con esta pantalla y sigue reproduciéndose una vez que volvemos al juego. Este tipo de desprolijidades se ve también cuando el audio por momentos se desfasa con la animación de los personajes. De todas formas son problemas menores teniendo en cuenta el increíble trabajo de voces hecho por los genios creadores. 
 
South Park: The Stick of Truth es un juego que vale la pena jugar. Se van a divertir, se van a ir con historias que los harán reir por mucho tiempo. Tiene cierto valor de re-jugabilidad y esperamos con ansias la presumida secuela. Trey Parker y Matt Stone siguen demostrándonos hace más de diecisiete años que con esfuerzo e inteligencia se pueden hacer cosas grandiosas. Nos siguen contando acerca de la difícil lucha por conservar la niñez y la amistad en un mundo arruinado por adultos necios. ¿Qué hacen leyendo esto todavía? ¡Vayan a jugarlo! [i]
 
DESARROLLADOR: Obsidian Entertainment, South Park Digital Studios
DISTRIBUIDOR: Ubisoft
GENERO: RPG
PLATAFORMA: PC, Xbox 360, PlayStation 3


 
CALIFICACIÓN
95%
 
QUÉ ONDA: Una aventura única en su especie trasgrede los límites de la realidad y lo absurdo. ¡South Park a morir!
LO BUENO: Es un universo muy completo y bien logrado. La historia es súper dinámica y entretenida. 
LO MALO: Algo corto, nos deja con ganas de más. Si no tienen sentido del humor, ¡manténganse lejos!

Escribe un comentario