Tecnología

ASUS Radeon R9-290X Direct CU II OC

Destructora de fichines.

AMD/ATI viene cubriendo todos los nichos de mercado que puede, su tope de gama actual es el Radeon R9-290x y es uno de los GPU más performantes del mercado, ahora veamos que pasa cuando lo agarra gente de ASUS y le pone un poco de “salsa secreta” en su interior.

Pero primero les cuento un poquito las especificaciones técnicas del Radeon R9-290x

AMD Radeon R9-290X

La “bestia negra” de AMD lanzada en octubre del 2013 es el Radeon R9-290X, basada en el nombre código “Hawaii” con arquitectura Graphics Core Next (GCN) 1.1 es una violencia total en términos técnicos: 6200 Millones de transistores, 2816 Stream Processors, 176 unidades de textura, 64 ROPS, soporte HD-Video vía UVD3, fabricado en 28nm, clock de 1000Mhz, bus de memoria de ¡512bits! y 4096MB de RAM GDDR5 a 1250MHZ (Que son 5000Mhz efectivos porque hace 4 operaciones por ciclo)…el AMD Radeon R9-290X es un gran competidor en la arena del rango alto donde los exponentes de nVidia pueden ser el Geforce 780, 780Ti y Titan ya que las nuevas 970 y 980 de nVidia son una nueva generación lanzada hace poquito y no es justo compararlas hasta que AMD no lance su nueva generación. Con semejante GPU también se dispara el consumo y generación de calor: el 290X tiene un TDP oficial de 250W pero en múltiples pruebas el TDP “real” está orillando los 300W lo que la hace una de las tarjetas más calurosas que se puedan comprar.

El R9-290X es el “estado del arte” para AMD y es un refinamiento del GCN1.0 presente en tarjetas como la R9-280X. GCN 1.1 es un chip 100% compatible con DX11.1 y realmente tiene una potencia despiadada. Otra de las ventajas de las nuevas 290x es que ahora cuando armamos un sistema crossfire ya no necesitamos puentes externos porque gracias a la arquitectura XDMA presente en la tarjeta toda la comunicación entre GPU’s se realiza a través del bus PCI express, simplificando los esquemas multi-GPU.

Con esta breve introducción del R9-290x, veamos la ASUS R9-290X Direct CU II OC.

La Tarjeta

La tarjeta viene en una caja bastante grande (esperable por el tamaño de la tarjeta), unos apliques estéticos por si queremos que la tarjeta se vea en dorado o rojo y el CD de Drivers.

La tarjeta es de longitud completa (29 cm de largo x 17 de alto), asique tienen que ser cuidadosos con el tamaño de su gabinete porque en algunos exponentes compactos puede ser que no quepa. Además la misma es una solución dual slot, por lo cual el slot contiguo quedará inutilizado para mejorar el flujo de aire.

La salsa secreta de ASUS empieza en el cooler Direct CU II que es una solución con base de cobre y 5 heatpipes que ayuda a disipar más eficientemente el calor y posee dos ventiladores de gran tamaño (aunque uno es ligeramente más pequeño, se dan cuenta en la foto) para mantener bajas las RPM, lo que mantiene el ruido bajo control. Lo bueno de los ventiladores es que varían dinámicamente su velocidad en función a la temperatura del GPU. Gracias al Direct CU II ASUS dice que la tarjeta corre un 20% más fría y más silenciosa.

Lo siguiente que notamos es que con semejante disipador, ASUS decidió montar en la parte trasera un backplate de acero para ayudar a la rigidez mecánica del conjunto, algo que se agradece por el peso (1,2Kg) del conjunto.

A nivel de alimentación, la R9-280X requiere de dos conectore PCI Express, uno de 6 pines y otro de 8. Teniendo en cuenta que la tarjeta puede consumir hasta 300W, sabemos que la fuente de poder que la acompañe debe ser algo sólido de más de 650W al menos (aunque personalmente no recomendamos nada menor a 750W en estos casos)

Seguimos con la salsa secreta de ASUS. Esta R9-290X no está basada en el diseño de referencia de AMD sino que es una tarjeta íntegramente diseñada por ASUS con la idea de mantener la tarjeta bien alimentada (ya veremos porqué). ASUS utilizó su tecnología de alimentación DIGI+ (muy conocida en las tarjetas madre de la empresa) y alimenta a la bestia con 8 fases de energía con mosfet especiales y capacitores sólidos. Toda esta tecnología se llama Super Alloy Power y según ASUS permite una operación más fría así como 2.5 veces mayor vida útil de los componentes.  A esto se le suman 16 chips GDDR5 para alcanzar la friolera de 4GB de memoria RAM.

Lo impresionante es cuando vemos los conectores de la tarjeta, tenemos dos DVI, un Display Port y un HDMI para sumar un total de cuatro que pueden ser usados todos en simultáneo para tener una solución multimonitor.

Pages ( 1 of 4 ): 1 234Next »

Escribe un comentario