Reviews

[REVIEW] Final Fantasy Explorers

final fantasy explorers

Ni exploración, ni Final Fantasy

No se dejen engañar por el nombre: Final Fantasy Explorers tiene muy poco de esa franquicia, y le debe mucho más a juegos como la saga Monster Hunter. Crear un personaje, vestirlo, asignarnos una misión, salir a matar monstruos y repetir el proceso es todo el gameplay que ofrece este título. No necesariamente es algo malo. Es lo que es.

Lanzado originalmente a fines de 2014 en Japón, Final Fantasy Explorers llega por fin al resto del mundo que lo estaba esperando, aunque es posible que más de uno salga decepcionado.

https://www.youtube.com/watch?v=UHCLqzR89_c

La isla de Amostra está llena de mostros (¡ja, qué plato!) y nosotros no tenemos mejor idea que, apenas comienza el juego, hacerle frente a uno de los más grandote. Por suerte, alguien sabio aparece, nos dice que bajemos un cambio y nos lleva a una parte de la isla en la que podemos empezar de cero, enfrentando misiones sencillas que obran a modo de tutorial, para luego arriesgar el pellejo en tareas más complicadas.

El sistema es claro: nos acercamos a la ventanilla, pedimos que nos asignen alguna de las quests del listado, nos equipamos en alguno de los puestitos disponibles y emprendemos la retirada hacia los campos salvajes, ahí donde los monstruos pululan, para repartir hechizos y espadazos. Tenemos un límite de tiempo para cumplir nuestra misión, que en general es matar a equis bicho o recolectar equis cosa. Una vez logrado, apretamos un botón que nos devuelve mágicamente al principio, y pasamos de nuevo por la ventanilla para que nos paguen.

El problema es que eso es todo. No hay historia más allá de nuestro progreso como aventurero. El único sentimiento de avance es la forma gradual en que se nos van revelando nuevas herramientas, como reclutar monstruos, destrabar un barco, aprender y mejorar habilidades, o dominar el trance. ¿El trance? Sí, tranquilos, más adelante hablamos de eso.

https://www.youtube.com/watch?v=-ZGb547yup4

Al principio, podemos elegir nombre, sexo y apariencia (entre opciones muy limitadas). Empezamos siendo un “freelancer”, un job que nos permite usar cualquier arma y objeto (salvo los exclusivos de otros jobs). Sin embargo, en cualquier momento podemos cambiarlo y convertirnos en Knight, White Mage, Dark Mage y otros que iremos descubriendo más adelante. Cada job tiene sus ventajas en ciertos aspectos, además de permitirnos usar equipos específicos. Nuestro personaje no sube de nivel, pero sí el equipo que llevamos puesto.

A pesar de su nombre, no hay ni mucho Final Fantasy, ni mucho que explorar. La parte de la isla poblada por monstruos está segmentada en partes diminutas, y recorrerlas es super lineal. Al poco tiempo de jugar destrabamos un barco, con el que podemos ir a zonas exploradas, lo que nos reduce el tiempo de llegada a destino. Se agradece, pero atenta contra la supuesta exploración.

Con las almas de nuestros enemigos podemos ir a la Fábrica de Monstruos, traerlos a la vida y reclutarlos para ayudarnos en combate. Así, nos creamos una party de bichos cuya existencia nos importa poco y nada, y que sólo están ahí para ser nuestros esbirros y morir rápidamente (además de subir de nivel al final de la quest). La idea de esto es que ocupen el lugar que otros héroes tomarían si jugásemos online. Jugar cooperativo, con personas de verdad, tiene un mejor gustito, pero no hace a la experiencia menos repetitiva.

https://www.youtube.com/watch?v=7dzzyXQi_rk

Ahí donde Hyrule Warriors tuvo éxito combinando el lore de Zelda con el gameplay de Dinasty Warriors, este juego falla en calzar el universo Final Fantasy en un clon de Monster Hunter. Seguro, hay elementos como algunas melodias, enemigos clásicos de la saga, vestimentas y hasta la aparición especial de algunos personajes (tranquiiilos, más adelante hablamos de eso) pero todo se siente ajeno, como un spin-off oportunista, como una mona en traje de seda. No ayudan los gráficos que atrasan y la poca variedad musical.

No es que FF Explorers no tenga sus ideas interesantes, igual. Durante el combate, podemos activar cualquier técnica equipada utilizando Action Points, que recargaremos mediante el combate físico, o bebiendo ítems como Ether (que en otros juegos suelen recargar los puntos de magia). Además, tenemos un contador llamado Resonance que aumenta a medida que enfrentamos enemigos. Al superar una cierta cifra, nos permite activar hechizos temporales que condicionan nuestras demás habilidades (por ejemplo, pueden perfeccionar nuestra puntería, volvernos gigantes o potenciar los ataques de fuego). Siempre que usemos una habilidad “alterada” de esta manera, aprenderemos esa variante, y podremos añadirla a nuestro listado.

Un aspecto llamativo es que, al morir en combate, podemos revivir usando el clásico Phoenix Down, pero también podemos hacerlo pagando con parte del tiempo disponible para resolver la quest. Así es, al usar este recurso, cinco minutos son restados del reloj, lo que nos da otra oportunidad pero a la vez aumenta el desafío. También podemos asignarnos sub-quests o modificadores que hacen más complicadas las misiones, pero aumentan la recompensa. También hay una gitana que nos “lee el futuro”, lo que modifica el resultado de la quest (por ejemplo, duplicando lo ganado). A esta adivinadora podemos pagarle con Play Coins, la moneda que almacenamos en nuestra 3DS tan sólo por caminar.

https://www.youtube.com/watch?v=bKBIseqr8A4

Y por último, el modo Trance (vieron, llegamos a eso) incorpora una forma de convertirnos en personajes clásicos de la saga por un tiempito. Podremos elegir entre Cloud, Tifa, Terra, Yuna, Lightning, Vaan, Squall, Tidus, Cecil, Bartz e incluso Aerith. El cambio es temporal y trae consigo habilidades propias de cada uno. Los personajes están bien representados dentro de la estética del juego, y es un divertimento bienvenido aunque se sigue sintiendo metido con calzador.

Si son fans empedernidos de la franquicia, y sienten la necesidad de poseer todo lo que lleve su marca, no hay nada en el mundo que podamos decirles que los refrene de adquirir este título. Pero si estaban en la duda, tengan en cuenta que lo que Final Fantasy Explorers tiene de FF es el nombre y algunas referencias (aunque los jugadores de sus versiones online pueden notar más parecidos). Si son fans de Monster Hunter y quieren probar un juego del estilo con una vuelta de tuerca, están de mejor suerte. Aún así, la unión de ambos mundos no está lograda, resultando en un mero título pasatista. [i]

  • DESARROLLADO POR: Square Enix & Racjin
  • DISTRIBUIDO POR: Square Enix
  • GÉNERO: Action RPG
  • PLATAFORMA: 3DS

CALIFICACIÓN

70%

QUÉ ONDA: Más cerca de Monster Hunter que de Final Fantasy, FF Explorers no logra pegarla en ninguno de los dos frentes, con un resultado entretenido pero nada más.
LO BUENO: Algunas mecánicas originales, las (pocas) referencias a Final Fantasy, el sistema de personalización de equipos, la duración de las quests, juego cooperativo.
LO MALO: Carente de una historia que importe, repetitivo al extremo, poca variedad musical, ningún apartado se destaca.

Escribe un comentario