Tecnología

ADATA SP550 120GB

Económico pero rendidor

Todos conocemos a ADATA por sus memorias, powerbanks, pendrives y discos de estado sólido. En esta ocasión probamos un disco de estado sólido que tiene un precio competitivo sin dejar de lado una excelente performance para darle una sobre-vida a nuestro castigado batator.

El mercado de los discos SSD no para de crecer, todo el mundo está lanzando productos en donde la diferencia fundamental puede ser que tan bien ajustado (o no) se encuentre el firmware puesto que casi todos usan controladores de Sandforce o Marvell lo cual ha provocado algunos dolores de cabeza a muchos fabricantes por fallas de implementación en los mismos. Aunque todo el mercado de chip de control para SSD se puso se cabeza cuando Sandforce (compañía que era preferida por muchos fabricantes) que era una división de LSI, luego fue comprada por Avago y ahora por Seagate. Si bien las anteriores compras no habían afectado, la hecha por Seagate si puede traer algunos dolores de cabeza a los fabricantes puesto que esa compañía tiene su propia línea de discos SSD y podría optar por no vender más chips a los OEM que producen SSD.

Pero en esta ocasión, ADATA presentó su nueva línea de discos SSD SP550 que utiliza un nuevo controlador SM2256 de Silicon Motion (SMI), que es el sucesor del SM2246EN que habíamos probado anteriormente en el ADATA SP610.

Aunque  no parezca una compañía conocida, SMI es una empresa que estuvo construyendo controladoras SSD por años. De hecho el SM2256 no es el primer controlador SSD de la empresa, sino que la misma estuvo más abocada a construir controladores que apuntaran al mercado industrial. Semejante experiencia empresarial dio sus frutos ante la tremenda madurez que tiene el SM2256. Este controlador es un sistema de 4 canales de acceso NAND con un CPU RISC enteramente programable lo cual es interesante porque cada fabricante puede implementar su set de instrucciones y registros lo cual lo hace más eficiente en el uso de recursos. Además podemos citar que tiene un motor de hardware integrado para encriptado de los datos mediante AES-256 o TCG Opal 2.0. También soporta Dev-Sleep para bajo consumo. Pese a que estas tecnologías están presentes en el controlador, ADATA por ahora no las utiliza en el SP550 que estamos probando, pero prometen activar la encripción AES y TCG Opal para fines de este año mediante un upgrade de firmware.

Además la controladora tiene adjuntada la suma de 256MB de memoria en el caso de nuestra unidad de 120GB para ayudar a mantener una buena tasa de transferencia. Cada uno de los 4 canales del chip puede conectarse a 8 pastillas de memoria flash, y en el caso del SP550 tenemos SSD de hasta 960GB.

Lo interesante es que ADATA en este caso en vez de usar memorias MLC, utiliza memorias TLC de 16nm de SKHynix que nos permiten almacenar más datos en menos pastillas de memoria, lo cual mantiene los costos bajo control.

Las capacidades disponibles son 120, 240, 480 y 960GB. Como mencionamos la controladora soporta 4 canales NAND y una interfaz SATA de 6Gbps (también conocida como SATAIII).

Adata anuncia que el ancho de banda del SSD es de 560MB/s en lectura y 410MB/s de escritura (en el caso de la unidad de 120GB) con un IOPS razonable de 60K para Lectura y 70K para escritura. Son números totalmente razonables para el mercado al que apunta el disco.

El peso de la unidad es de unos ridículos 100 gramos, el formato es de 2.5 pulgadas con solo 7mm de altura, pero a diferencia del SP610 esta vez ADATA no incluye un bracket para convertirlo en disco de 9.5mm o un adaptador de 2.5 a 3.5 pulgadas ya que es un SSD apuntado a un segmento económico. Su consumo energético es el 4.6 Watts en uso y 0.6 Watts en reposo (les recuerdo que un disco duro tradicional consume 25W promedio)

Pages ( 1 of 2 ): 1 2Next »

Escribe un comentario