Reviews

[REVIEW] Prey

prey review

Qué juego de mierda…

Me hago el banana y me tomo unas copas de vino con la cena, saboreando mi momento. Ese momento sagrado en el que toda la casa se apaga y yo me arrastro, sigiloso, al maravilloso mundo de los fichines. Ese momento hermoso en el que descubro que mi vida tiene un propósito: salvar al mundo. Pero como un cachetazo de realidad virtual, una taza se convierte en bicho y me salta a la cara. Explotan unos violines que me dejan sordo. Me vuelco el vino en las bolas y casi me cago encima. Mi reloj marca los 120 latidos por minuto. Prey… que juego de mierda.

https://www.youtube.com/watch?v=1hKTZGflqrc

Prey es un sobreviviente. Sobrevive desde el 2006 cuando fue anunciado como la secuela que nunca fue. Con el éxito del primer fichín hace más de 10 años, 3D Realms anunció esta segunda parte que tuvo miles de inconvenientes y terminó en manos de Bethesda. Ya habían pasado cinco años y para tranquilizar a las masas dijeron que Prey 2 seguía en desarrollo por Human Head Studios, usando Id Tech 4 como motor. Dos años después se lo sacan a Human Head y se lo dan a Arkane Studios apuntando a lanzarlo para el 2016. Pero en el 2016 no lo lanzaron. Dijeron que no iba a ser una continuación, sino un reboot. Pero un reboot de lo más particular porque tiraron TODO lo que había hecho Human Head y empezaron de cero. El horror. Para cualquier compañía esto significa tirar años de trabajo y dinero, el esfuerzo de mucha gente y tal vez el fin de una empresa desarrolladora. Pero mostraron un teaser y entendimos por qué.

¿Por qué me hacen esto?

Casi me da un infarto la noche que probé la demo de Prey. Se me subieron las bolas a la garganta (perdón mi francés) y casi las escupo. Pero que lo odie no lo convierte en un mal juego: al contrario. Más allá de producir niveles de frustración tóxicos, Prey transmite con éxito una sensación de angustia constante, mezclada con altas dosis de horror. Es un juego que hace las cosas bien. Y si más allá del odio y la frustración, sigo adelante para ver hacia donde va la historia, es que definitivamente lo lograron.

https://www.youtube.com/watch?v=pjTN0iD8KB8

En la realidad alternativa de Prey, el presidente Kennedy no fue asesinado, por lo que la exploración espacial se ve beneficiada por su gestión sin interrupciones. Los abultados presupuestos destinados a la carrera espacial rinden sus frutos y, como resultado, una raza alienígena descubre nuestra existencia. Los Typhon intentan invadirnos, por lo que EEUU y Rusia se unen para combatirlos. Juntos crean una prisión que orbita, donde mantienen prisioneros a los Typhon y los estudian. Con el tiempo, esa estación pasa a llamarse Talos 1, y es allí donde Morgan Yu, el protagonista, la pasa muy mal. Es el año 2032 y junto a su hermano Alex intentan experimentar con poderes de Typhon en humanos, pero algo sale mal… bueno, en realidad se va todo al carajo. Morgan no se acuerda nada, la mitad de la tripulación está muerta y hay muchos signos de violencia que indican que estos bichos andan sueltos por la estación.
Mientras va recuperando su memoria, Morgan intenta sobrevivir, salvar a los que puede y darle una paliza a los invasores. Tómense un calmante, un vino, un whisky o lo que mejor les funcione para relajarse: la van a pasar realmente mal, porque Prey… es un juego de mierda.

Corriendo a comprar más pañales

A los pocos minutos de estar en la piel de Morgan, ya me doy cuenta que mi estadía en Talos va a ser una pesadilla. Apenas puedo apreciar el hermoso trabajo arquitectónico de la estación espacial, que la música ya empieza a inquietarme y segundos después la primer criatura intenta atacarme. Un bicho detestable, una especie de mano de humo negro, intenta darme tarascones mientras corro despavorido apretando las nalgas para no hacerme lo segundo. Mi reloj (el de la vida real) marcó arriba de 120 pulsaciones y no me había movido de la silla. Así es todo en Prey. Luchar contra la incontinencia.
La estación es inmensamente rica en historias y cosas para hacer. Generalmente hay una historia principal a la que podemos apegarnos y van apareciendo historias secundarias que podemos o no atender. Esas historias suelen tener beneficios, pero con un alto costo para nuestro golpeado trasero espacial.

https://www.youtube.com/watch?v=XblBD-FUmzU

Las primeras horas son muy exigentes, con enemigos mucho más poderosos que Morgan. Es increíblemente frustrante y aterrador. Peor si tenemos en cuenta que los recursos para defendernos suelen escasear. Huir o enfrentar termina siendo un dilema constante hasta romper esa dura cáscara inicial. Si evitan convertir el disco en frisbee o posavasos, van a encontrar la solución a sus problemas en los neuromods y las jeringas de PSI. Esta pistola permite inyectar modificaciones en Morgan para mejorar sus habilidades, que al principio no sirven de mucho frente a los poderes de los Typhon.

prey 2

La cosa empieza a cambiar al poner habilidades alienígenas. La balanza empieza a inclinarse con la increíble sensación de placer de darles a beber su propia mamila. Pero no se les puede tirar cualquier cosa. Cada raza tiene sus fortalezas y sus debilidades y hay que escanearlos con un aparato antes de trenzarse a tiros. Eso destraba nuevas habilidades para neuromods y nos enseña con qué cuernos tirarles. Pero hasta llegar a esa parte feliz… Prey es un juego de mierda.

Pero si es una mierda… ¿para qué lo juego?

Aclaremos algo. Prey es una mierda porque transpiramos como testigo falso jugándolo. Nuestra vida vale menos que la caca de un perro en la bolsita de plástico. Pegamos saltos hasta el techo durante el 90% del juego y si no nos da un infarto, estamos para correr una maratón sin apto médico. Es difícil. Nos hace sentir todo lo que se puede sentir en la escala de cagazos, y la historia es interesante, tanto como para que, pasándola tan mal, decidamos seguir adelante.
El gameplay es fantástico y le toma prestadas muchas cosas a Dishonored en cuanto a mecánica y manejo de habilidades. Es más que un FPS. Es un juego de investigación, de suspenso, de horror y de stealth. Salir como Pancho Villa a los tiros no suele ser la mejor opción (no hay valor ni balas suficientes).

https://www.youtube.com/watch?v=Nt9IvFGGYmU

La historia principal es atrapante y las misiones secundarias son lo suficientemente atractivas como para arriesgar el pellejo. Pese al sufrimiento, terminar es una necesidad. El diseño y la arquitectura de la base es fantástico y si no estuviera corriendo con un par de Typhons pegados al trasero la mayor parte de mi estadía, sería un lugar para recorrer y admirar. El CryEngine hace que todo luzca realmente bien. Claro, está el tema de la música, esa música que nos crispa los nervios y nos quema la cabeza con cada situación tensa. Los sobresaltos. La sensación constante de que nos van a partir la cola en gajos. Las cuentas con los materiales para ver qué construir con ellos. Contar las pocas balas antes de salir a combatir. Contar las jeringas de PSI para ver si nos alcanza para atacar con un poder y ahorrar balas. Y la sensación constante de que tenemos que usar los Neuromods, aunque en verdad queramos guardarlos, hasta que llegue el momento, para ver cómo usarlos mejor.

 prey 1

Todo eso que convierte a Prey en Prey me hace odiarlo y quererlo al mismo tiempo. Si queremos abandonarlo todo el tiempo pero seguimos, algo hicieron bien estos muchachos de Arkane. Pero eso no quita que me la pase diciendo lo que Danny Glover dijo con su personaje en cada una de las películas de Arma Mortal: “Estoy muy viejo para esta mierda”. [i]


DESARROLLADO POR: Arkane Studios
DISTRIBUIDO POR: Bethesda Softworks
GÉNERO: FPS, Acción
PLATAFORMAS: PS4, Xbox One, PC

CALIFICACIÓN

88%

QUÉ ONDA: Un juego de acción y horror en el espacio.
LO BUENO: La historia, el gameplay, el diseño de la estación espacial.
LO MALO:  Los interminables tiempos de carga al pasar algunas puertas. Sufrimos durante el 80% del juego.

Escribe un comentario