Reviews

[AHOY!] Sea of Thieves: Diario del grumete MicoFeo


«Be more pirate»

Al atardecer, con un mar calmo, Jerowho y este cronista encuentran una isla fortificada. Es el primer lugar al que arribamos luego de emborracharnos en la aldea y zarpar. Arriamos las velas y dejamos caer el ancla, no muy cerca de la costa (por falta de expertise). Nadamos a la isla, que parece rodeada de una estructura de madera, escaleras, plataformas, torretas con cañones. Es todo un fuerte del mar. Se puede subir muy alto.

En los barriles encontramos tablas para arreglar el barco, balas para nuestros cañones, y bananas para sanar las heridas. Es un detalle hermoso para un mico, esto de curarse comiendo bananas. En ese momento, este cronista decidió comprar el juego (y dejar sin pan a su familia durante tres meses).

Sea of Thieves Beta 05

De repente notamos un barco acercándose. ¡Luego notamos que se están robando el nuestro! La desesperación es grande. Los cañones que dispara MicoFeo no alcanzan a las dos embarcaciones, o tal vez sí, o bien los otros piratones son tan novatos como nosotros. Las naves zigzaguean en el mar dorado. Jerowho, hombre duro, criado por las máquinas, no duda en utilizar un fusil de francotirador. Los disparos resuenan en al ocaso. Pronto, uno de los barcos se hunde. El nuestro. Pero lleva al ladrón a su tumba líquida.

Entonces aparece ella y nos hace señales. Es la sirena más fulera de la historia marina. También se puede atribuir su fealdad a las texturas no definitivas de la beta. Ruego a Poseidón que esté en lo cierto.

Jerowho nada hasta la aparición, que lleva una luz de bengala en alto, y por la magia del océano el barco respawnea, aunque distante. Así que el joven pirata debe navegar solo hasta la isla donde su padre envejece con el aire salado y sólo come bananas.

Sea of Thieves Beta 01

Ya reunidos, mientras brindamos con grog, suena Messenger. Es Marto, el viejo pirata de los mares sureños, Martín Varsano. Con este bravo compatriota, que ahora vive realmente en el Caribe, solíamos hacer Xtreme PC allá por los 90. Ya era calvo, pero ahora además es viejo.

Una hora más tarde, tras un infierno de configuraciones (en Argentina nosotros dos, en México nuestro célebre amigo y su hijo Ian, haciendo esto de sincronizar consolas y computadoras), logramos reunirnos en el interior de Sea of Thieves. Aunque nuestro primer barco, por esos misterios de la beta, está al revés.

Sea of Thieves Beta 02

La solución es votar para hundirlo. Al reaparecer lo vemos en toda su magnífica extensión, con tres mástiles y velas desplegadas. Es enorme. Vamos corriendo a comprar un mapa del tesoro. Así nos hicimos a la mar. Pero esa es otra historia.

Una en donde Ian hacía todo y los demás metíamos la pata. Donde no vimos a otros piratas, pero encontramos (Ian) cuatro hermosos cofres (uno hacía caminar borracho a su portador). Donde conocimos islas fabulosas, nos lanzamos de un cañonazo a la costa (además de cargar balas de cañón, es posible meterse y salir volando como loco), luchamos contra esqueletos (sablazo limpio, bloqueo, golpe especial), nos hundimos, revivimos (al morir aparecés en un barco fantasma y hay que esperar para regresar a la vida) y mil aventuras más.

Sea of Thieves Beta 13

En la beta no hay muchos modelos y los que están se ven todavía toscos. Pero en la versión final van a ser como los que se aprecia en la foto de arriba.

Tuvimos la mala suerte de perder el barco con cuatro cofres a bordo. Había un esqueleto en lo alto de la isla particularmente obsesivo con el cañón. Nuestra carga quedó flotando y hubo que empujar los cofres a la playa, ir con la sirena a rescatar el barco (si simplemente usábamos la sirena, habríamos perdido los cofres) y acarrearlos de regreso.

En ese terrible camino, Ian y Marto fueron devorados por unos simpáticos tiburones, mientras Jero y este cronista no veían nada entre las olas revueltas. Podríamos haber liquidado a los bichos a balazos. Pero la beta se empeñaba en otra cosa.

En fin. Pura aventura

Sea of Thieves (web oficial), en beta hasta el 31 de enero, es increíble. Divertido. Original. Repleto de detalles que suman a la emoción de sentirse pirata. ¡Qué bueno está, señores!

El juego completo sale en Xbox One (mejorado en Xbox One X) y PC con Windows 10 (requiere x64). Se ve tremendo, en especial en PC. La fecha es el 30 de marzo. Hay que tener Xbox Live Gold. Es parte de Xbox Play Anywhere. Y estará gratis con Xbox Game Pass. Rare promete actualizar el juego con nuevo contenido en forma periódica.

Sea of Thieves Chest

Ya se encuentra disponible la compra anticipada, que trae un pack de equipo y cositas lindas. Sin embargo, el precio es algo salado como el mar: el equivalente a 90 dólares (unos $1800 ARS a la cotización del verde en la fecha de publicación). La «solución» pasa por adquirir un Xbox Game Pass, cuya suscripción mensual es de $139 ARS (alrededor de 7 dólares).

Agradecemos a los piratas pata de palo Ian y Martín Varsano, que se sumaron desde México a probar la beta. Y, por supuesto, al hijo de este cronista, Jerónimo Nallar, que además revisó la nota a cambio de una jarra de grog.

Agradecemos además al área de prensa de Xbox Argentina por facilitarnos la beta para nuestra primera aventura en lo profundo del Caribe. Vendrán más. [i]

 

Pages ( 2 of 2 ): « Previous1 2

Escribe un comentario