Reviews

John Wick Hex [REVIEW]

John Wick Hex head

Lo que mata es el reuma

John Wick Hex no puede tener mejor timming para lanzarse al mercado. El estreno de la tercer película de la saga aún no está frío y nos dejó con ganas de más. De más violencia, de más lore, de más John Wick en general. Y aquí nos traen el postre, para saciar esa necesidad que a veces tenemos, de alguna “cosita dulce” después de cenar. En este caso sería “cosita violenta”, pero se entiende.

Ni bien surgió el rumor de que John Wick Hex estaba en camino, especulamos sobre el género, descontado que se trataría de un shooter, ya sea en primera o tercera persona. Considerando que las películas giran en torno a la acción “palo y palo” sin descanso, fue sorpresivo encontrarse con un ¡táctico por turnos!

La vida te da sorpresas, sorpresas te da John Wick

Así es como, a partir de una vista cenital y con el tiempo detenido, efectuamos la planificación previa de los movimientos de Baba Yaga. Una vez satisfechos, damos luz verde para que nuestras acciones —como también las enemigas— comiencen a ejecutarse en tiempo real y de manera simultánea.

Claro que, ante un evento especial, tal como entrar en la línea de visión enemiga, el tiempo vuelve a detenerse, dándonos la posibilidad de modificar nuestro accionar. Luego de algunos niveles, llegamos a la conclusión de que a John Wick Hex elige el camino correcto, con un género que le calza como los trajes a medida que usa en las pelis.

Si bien el abanico de acciones y consecuencias no es realista — arrojar una pistola y desnucar a un enemigo lleva menos tiempo que pegar tres tiros a quemarropa— tiene sentido en la administración táctica cuando estamos en medio de un bolonqui.

Entonces, comienza una suerte de economía de recursos entre acciones comunes, movimientos especiales y el costo / beneficio de cada una. Así, cuanto mayor sea el despelote en que nos metimos, mayor la satisfacción al resolverlo. De esta manera, en algún punto, lo táctico termina rozando el puzzle.

John Wick Hex – Wicked game

En la línea de tiempo de la saga, los hechos que se narran en John Wick Hex están ubicados antes de conocer a su esposa. Con lo cual, estimados pichones de Doc Brown, han acertado: el juego es precuela de la, hasta ahora, trilogía de películas.

Y estarán pensando “¿Qué mejor oportunidad para profundizar en el lore de la saga?“. Tenemos que decirles, con dolor, que pueden profundizar más sobre este universo mirando repeticiones de “Casados con hijos” que jugando John Wick Hex.

Esto es porque, la historia, simplemente acompaña, sin destacar ni apestar. En otras circunstancias, no la mencionaríamos como algo negativo. Pero en este caso particular merece ser castigada de manera violenta, cual patadón de Giunta.

Estamos ante una gran oportunidad desperdiciada. El Universo Wick se puso más interesante, peli tras peli. Es decir, está al dente para explotarlo y desarrollarlo. Por si fuera poco, el juego y sus cinemáticas tienen una estética de novela gráfica muy lograda. ¿Existía mejor terreno para hacer crecer la narrativa?

Sin embargo, debemos conformarnos con una historia medio pelo. Aunque, eso sí, bien interpretada y con personajes conocidos, arrancando por el genial Troy Baker, voz del villano de turno, Hex.

John Wick Hex cheat

Éste, para vengarse de la organización de asesinos High Table, rapta a nuestros personajes secundarios favoritos, Winston y Charon. Y no es menor que sus voces sean dobladas por los actores de la película: Lance “Commander Zavala” Reddick y el actorazo Ian McShane. Lástima que Keanu tenía un asado con CDProjekt y no pudo ir a grabar.

John Wick Hex y el WD40

Ojalá las articulaciones de los personajes vengan en un futuro DLC. El dolor reumático que deben estar soportando, aún siendo seres virtuales, nos parte el alma. Esperamos que este sea el motivo por el cual se realizan una y otra vez los mismos movimientos, de una forma tan espantosamente animada.

Es obvio que no podemos pretender que un juego táctico tenga la calidad y variedad de animaciones que un hack & slash. Pero pensando en la ambientación y el tono… tampoco esta porquería, loco.

John Wick Hex trick

Primero que nada, los golpes son raros, epilépticos y robóticos. No sabemos si acabamos de presenciar una trompada o una fugaz indicación de la parada de un bondi. Por otra parte, algunas acciones especiales, como tumbar enemigos, se comportan raro al resolverse. Es decir, si finalmente lo vas a tirar donde se te cante la gana, ¡no nos preguntes, Johnny!

¿Que me cubra DÓNDE?

Siguiendo con los pifies, el sistema de esquive y cobertura — o mejor dicho, para romper contacto visual—  es flojo y casi antinatural. Ni hablemos del flagelo de los “ragdolls glitcheados”, que proliferan en cada uno de los niveles como si fueran conejos.

John Wick Hex parabellum

Hasta ahí — si bien tanto desdén nos hace doler los ojos— nos la bancamos. La satisfacción de romper tres caras y cuetear dos capochas en tres segundos es genial. Lo que terminó de enloquecernos es el ofrecimiento de repetir todo el recorrido, sin cortes, como si fuera una secuencia de acción de película.

En serio, supera lo increíble. Es como si dijeran “esto es lo más feo que tiene el juego, por lejos. Realmente apesta. Le pusimos onda, pero nos salió horrible ¡Y ahora, lo podés ver en detalle, como para que no te queden dudas de las cosas hechas como el culo que te pudiste haber perdido!.

John Wick Hex turn

Creo que el corto en stop motion que hizo mi hija en primer grado, con incomprensibles figuras de plastilina —que al día de hoy se me aparecen en pesadillas— es mucho mejor que ver estas repeticiones.

Conclusión

¿Es John Wick Hex un juego disfrutable? Sí, lo es. Pero la exagerada displicencia en lo técnico solo podría bancarla un AAA con una jugabilidad divina. Si bien en este caso es buena, no es lo suficiente para dejar pasar el horror. Se salva de ser un horror solo por lo entretenido y satisfactorio que es resolver rompecabezas rompiendo cabezas, a lo John Wick.

Por suerte no es un juego largo, con lo cual terminaremos sin demasiado rencor o daño oftalmológico. Siempre y cuando no activemos las repeticiones cinemáticas del recorrido más de dos veces, claro. [i]


DESARROLLADO POR: Mike Bithell’s Games
DISTRIBUIDO POR: Good Shepherd Entertainment
GÉNERO: Táctico, acción
DISPONIBLE EN: Windows, Mac OS

QUÉ ONDA: Un juego táctico, cuya hilo argumental es precuela de la trilogía John Wick.
LO BUENO: La secuencia “planear, ejecutar, corregir el plan original” funciona muy bien. Es muy satisfactorio resolver situaciones complejas, viendo como coordinamos tiempos para bajar a todos los muñecos enemigos. La estética es estupenda. El nivel de actuación y figuras en el doblaje.
LO MALO: Se desperdicia una excelente oportunidad de ampliar o profundizar el universo Wick. Las animaciones apestan jodido y, al pedir “la repe”, podemos notar que son aún peor. Abundantes y pintorescos errores técnicos durante el combate.

Este análisis de John Wick Hex fue realizado a través de un código de PC provisto por sus desarrolladores.

  • CALIFICACIÓN55%
55%

Escribe un comentario