Reviews

La Barbie cariñosa

La compañía de juguetes Mattel estudia demandar a una artista brasileña por exponer una obra en la que muestra a la muñeca Barbie en escenas lésbicas. ¿Es para tanto? Estuvimos ahí.

Todo un escándalo, y por una pavada. La Barbie es una muñeca muy antigua (tiene ya 46 años, aunque se conserva muy bien, como ciertas estrellas de la tele que también son de plástico), motivo por el cual la compañía Mattel está indignada. Ni qué decir del pobre Ken, o como se llame el muñeco de turno, que no sólo sufre por su falta de genitales sino que ahora también la novia se le dio vuelta.

Meterse con Mattel es un muy mal negocio.

Pero fuimos a la muestra, navegador mediante, y vimos las pinturas. Son de la artista Karin Schwarz (que está más buena que Barbie) y estuvieron en una exhibición en un bar de Curitiba, Brasil, llamada “Mujeres Increíbles” (Amazing Women), donde causaron sensación y fueron comidilla para el periódico local.

¿Tanto lío por unas muñequitas haciendo travesuras? Qué barbieridad.

Escribe un comentario