Informes

GOTY & CHOTY 2020: ¡Elegimos lo mejor y lo peor de este año!

El único evento en donde Geoff Keighley no mira el piso

¿Cómo? ¿Ya estamos a fin de año? 2020 fue un carrusel de emociones tan intenso, que hasta Sonic tuvo que bajar un cambio y ponerse el cinturón. 

Parece que no, pero los meses se fueron rapidísimo: hasta hace poco nos reíamos de la idea de tener que usar barbijo, y ahora le rogamos a la familia que se siente con distancia, y que no choquen los vasos durante los brindis de las fiestas.

Por supuesto, para los videojuegos también fue un año muy particular: retrasos, cancelaciones, cancelaciones de las cancelaciones, atrasos de los retrasos; pero también cosas positivas como una nueva generación de consolas, y lanzamientos que nos venían dejando con insomnio desde hace siglos.

¿Tienen intriga por ver los GOTY & CHOTY de otros años? Acá están: 2019 y 2018.

Claro que a nuevos lanzamientos, llega diciembre y los juegos arrancan la competencia atolondrada por llevarse la corona de oro (Fall Guys un poroto). Pero como ya es costumbre en [IRROMPIBLES], nosotros evitamos los rankings y nos decantamos simplemente por rememorar qué juegos nos volaron la peluca, y cuáles nos hicieron desear desinfectarnos los ojos con alcohol 70% para no volver a ver semejantes atrocidades.

De esta forma, cada miembro del staff eligió su GOTY y CHOTY de los fichines estrenados durante el 2020. ¡Ahí van!

Moki

GOTY: The Last of Us: Parte II

Uno de los títulos que más esperé y que gracias a Dios cumplió con las expectativas.

Es un título audaz, jugado y sin medios tonos. Lo amás o lo odias, y yo lo amé. Al arrancar guardé en un cajón todo lo que imaginé que podría ser, y traté de evitar spoilers. Me dejé arrastrar por la historia que también me hizo llorar.

Técnicamente es maravilloso, la banda de sonido es impecable una vez más y la historia es tremenda. Tanto que por momentos cuesta verla o digerirla, pero aplaudo de pie los huevos de un estudio que se la jugó por completo, aunque eso signifique el enojo de mucha gente.
Tiene errores, si por supuesto, pero pago gustoso ese peaje para que me arrastren una vez más a ese abanico de emociones.

CHOTY: Vacante

Todos los años tengo un juego que me saca de las casillas y que odio profundamente, pero en este 2020 eso no ocurrió. Como buen líder, supe evadir ese campo minado de angustias y sinsabores, aprovechando esa frase que tantas veces escuché: “tenés que saber delegar”. Y eso hice, delegué todos los “CHOTY Alert”.

Solo una vez estuve a punto de sucumbir bajo las garras de Marvel’s Avengers y fui rescatado por los consejos de El Cenizas, quién heroicamente se había arrojado sobre esa granada. Para mí, este año no hubo CHOTY.


Cufa

GOTY: Final Fantasy VII Remake

Este año fue un poco raro… Sí, sí, pandemia, pero además de eso.

Justo coincidió que en el 2020 se lanzaron varios fichines importantes que veníamos esperando hace mucho: TLOU2, Ghost of Tsushima, Final Fantasy VII Remake (y ahora Cyberpunk 2077). Pero por alguna razón —quizás el Coronavirus nos bajó a todos el entusiasmo, vaya uno a saber—, ni todos esos monstruos juntos hicieron que este año le llegara a los talones a 2017.

Final Fantasy VII Remake no es perfecto, no revoluciona la industria, no tiene un diseño descomunal, y su modelo episódico nos molesta a todos. Aún así, sus pequeños errores se pierden en la avalancha (jeje) de emociones que este juego logró provocarme.
Square Enix la tenía difícil: debían replicar la emoción y el impacto de una de las obras más importantes de la industria, 23 años después de su lanzamiento original. Y no sé cómo, pero lo lograron.

Volver a controlar a Cloud fue un golpe de nostalgia directo a la nuca, guiños por todos lados, una banda sonora que pone la piel de gallina, y una vuelta de tuerca inesperada que le da sentido a todo. Final Fantasy 7 Remake quizás hubiese quedado muy abajo en mi podio en otro año, y con otros títulos; pero con un 2020 tibio que nos agarró curados de espanto, se lleva todo mi cariño.

CHOTY: The Last of Us: Parte II

Bueno bueno, sé que acá varios me van a insultar. Si tuviera que hacer una lista de tooodos los títulos mediocres que jugué en 2020, terminaría de escribirla el año que viene. Juegos de los que poco o nada se esperaba, poco o nada hicieron.
Ese fue tal vez el problema con TLOU2… Mi problema con TLOU2: la expectativa estaba hasta el cielo y esperaba demasiado. 

La última entrega de Naughty Dog es un puñal en el corazón, pero no por lo que le sucede a los personajes, sino por cómo interactúa con el jugador: errores conceptuales, incongruencias del guión, pifies de diseño y fuertes disonancias ludonarrativas. 

Por supuesto, TLOU2 está (muy) lejos de ser el peor juego del año, y a nivel técnico es posiblemente una de las obras más pulidas que hayamos visto. Pero ningún otro juego me hizo enojar, sufrir, ni pasarla tan mal como este. ¡Hasta lo abandoné indignado durante mes y medio, para luego retomarlo obligado sólo para evitar que internet me spoilee el final! 

TLOU2 fue, por lejos, mi decepción del año, y se lleva mi estatuilla CHOTY.


El Cenizas

GOTY: Half-Life: Alyx

HALF-LIFE ALYX gunplay

La verdad, siento que estoy sirviendo una empanada en un frasco. Y es que poner como GOTY un juego de VR me hace sentir un poco snob, ¿no? Pero por más de un motivo, en un año donde ningún juego me movió fuerte el piso, Half-Life: Alyx me sacudió. Más que sacudirme, me pegó un sopapo y me puso en órbita.

Por un lado, es lo mejor que he jugado en VR, tanto técnicamente como en desarrollo de ideas, mecánicas jugables y mucho más. Es impecable: donde no innova, mejora lo que toma prestado de otros juegos.

Desde lo emocional, está claro que todos esperábamos la mítica tercera parte. Pero bastan un par de horas con la buena de Alyx para (casi) olvidarnos de todo. En el final del juego, más que un guiño, hay un beso francés para el fan de la saga. Nos ponen la piel de gallina, pollo, avestruz y Tiranosaurio Rex, todo al mismo tiempo. 

De esta forma, Valve nos devuelve la esperanza con hechos concretos, con un producto de una calidad increíble. Una historia que no puede defraudar a ningún fan, personajes inolvidables, pasajes extraordinarios y una ampliación del lore que Half-Life merecía.

CHOTY: Marvel’s Avengers

Marvel's Avengers gameplay Capi America

De movida, me entusiasmó la osadía de llevar una franquicia tan popular a un género tan de nicho como un looter brawler. Si bien la beta me dejó una impresión tibia, la versión final me encantó. Entre otras cosas, la campaña me pareció buena, como también su sistema de progresión.

Por otra parte, en lo jugable, no es menor que —considerando la diversidad de personajes— en todos hayan hecho un buen trabajo. Y por supuesto, el siempre adictivo loot ofrecía buenas opciones de personalización.

En pocas palabras, me terminó gustando mucho, prueba de ello son las más de 180 horas que lo jugué. Pero en el mediano plazo se cumplió el peor de mis temores: no lo acompañaron con contenido. Extendieron artificialmente la progresión con actividades medio pelo y decisiones incomprensibles.

Así, la cantidad de jugadores en línea llegó a bajar a los 400 y pico. Para un juego de estas características, esto un fracaso total. Hoy por hoy, lograr un matchmaking es más raro que un taxista te comente que abrazó el celibato. Desilusión total, podría haber sido un éxito y lo CHOTYaron solitos. Menos mal que Destiny 2 no se puso celoso…


Pablitus*

HOTY: AMD Ryzen 5000 Series

AMD hizo todo bien. Desde el lanzamiento de la arquitectura Zen que viene subiendo la vara de rendimiento de manera sostenida, y el pináculo de la carrera fue la arquitectura Zen 3 en la forma de Ryzen 5000 Series.

Hicieron las cosas TAN bien, que le están escupiendo el asado a toda la arquitectura actual de Intel y posiblemente hagan sudar frío a Rocket Lake que sale a principios de 2021. Los rojos vienen marchando a lo loco y Zen 4 promete romperla aún más. 

CHOTY: nVidia Geforce RTX 3000

Acá me van a decir “Pablitus, compadre…la co….de tu ma…”. Lo concreto es que la línea RTX 3000 de nVidia entra en el terreno del “unicornio rosa” (si ven uno, avisen), porque la línea de producción, o bien está más floja que Moki jugando Destiny, o realmente se enfrentaron a una demanda inusitada.

Lo concreto es que tenemos a Sobrero gritando como histérico que quiere una 3080 y no la puede conseguir… por eso el premio CHOTY, porque no supieron calcular la demanda

*Como nuestro ingeniero especialista en hardware, Pablitus se decanta por las piezas más relevantes del año. Porque qué serían de los juegos sin el hardware que los procesa, ¿no?


¿Y ustedes? ¿Cuáles fueron sus GOTY & CHOTY 2020? No dejen de contarnos en los comentarios. [i]

Escribe un comentario