Reviews

Pureya

¿Wario, sos vos?

El estudio mallorquín Majorariatto, acaba de lanzar Pureya —para PCs y celus—, una colección de minijuegos originales al mejor estilo WarioWare. Nos pusimos en contacto con su creador, Alva Majo para que nos facilitara una copia para Android y así poder contarles de primera mano, lo que nos encantó de este fichín.

Algunas referencias

Nuestra primera referencia de este equipo español fue el juego de preguntas y respuestas Majotori (Majorariatto, 2017), disponible en PC, Android e iOS. Con gráficos poligonales, coloridos y una música muy pegadiza, debemos responder a las preguntas que nos hace la brujita Lariat, para decidir el destino de más de 25 personajes. Totalmente en castellano y con preguntas de miscelánea, cine, videojuegos y animación. ¡Imperdible!

Si Majotori giraba en torno a las palabras, en Pureya no vamos a encontrar ninguna. No hay una sola letra —fuera del título del fichín y el nombre del estudio—, solamente íconos y números. Aunque pueda parecer confuso al principio, después de un poco de ensayo y error, llegamos a comprender su significado. Pureya está pensado para un público de todas las edades y continentes.

Metiendo los garfios en Pureya

El modo principal de Pureya consiste en una sucesión de 9 minijuegos aleatorios con una duración de 10 segundos cada uno, donde juntamos bolitas. Al terminar, nos muestra una máquina de pachinko donde arrojamos las canicas obtenidas para ganar premios. Si embocamos 5 bolitas en el agujero verde —así escrito, parece fácil— accionamos el selector aleatorio que puede entregarnos desde ninguno hasta 9 premios —entre nuevos minijuegos, melodías y skins—.

Así, los 32 minijuegos que nos propone Pureya, no son accesibles desde el comienzo, al igual que en la saga WarioWare de Nintendo. Lo que los diferencia —además de cierta irreverencia de Wario— es que en Pureya todos tienen un mismo objetivo, mecánicas y control: obtener bolitas, evitando obstáculos y moviéndonos con solo 2 botones.

A pesar de esta aparente rigidez de conceptos, cada minijuego logra identidad propia. Desde naves espaciales, hasta caminata de flamencos, pasando por avioncitos de papel y micos colgados de los árboles —NdE: ¿te sentiste identificado con este último?—. Todo es posible en el mundo de Pureya. Incluso hay casos donde los movimientos, en lugar de ser horizontales —de derecha e izquierda—, son circulares, verticales y hasta combinados.

Y tan fácil que parecía…

Para complicar un poco más las cosas, a medida que recolectamos las canicas aumentan la velocidad y complejidad, que bajan también cuando nos la pegamos varias veces seguidas. Tiene un total de 4 niveles y cada vez que cambia, nos lo indica ocupando gran parte de la pantalla, lo que más de una vez nos hizo chocar.

Más allá del modo principal, tenemos un modo de favoritos —identificado por un corazón— y otro infinito. El primero nos permite entrarle a cada jueguito de manera individual sin límite de tiempo, hasta perder —golpeando algún obstáculo—. En cambio, el infinito, es como el principal, pero sin mostrar nunca la máquina de pachinko.

El estilo gráfico de Pureya es simple y colorido, sin efectos de luces, destellos y reflejos. Sin embargo, cada minijuego tiene un estilo que lo identifica y 288 skins que nos sacan más de una sonrisa, como la ardilla voladora con los colores de Sonic, Batman o Tortuga Ninja, el mono de tres cabezas de Monkey Island o el caballito de mar en smoking. Una rareza de Pureya es que permite jugarlo tanto con el celu vertical, como horizontal.

Las palabras finales que le faltan a Pureya

La melodía principal, ultra pegadiza, es muy similar a la de Majotori, por no decir la misma. Además, disponemos de 46 mini melodías de 10 segundos compuestas por Alejandro Maciá que nos acompañan durante las partidas. Si no tienen parlantes en estéreo en el celu, les recomendamos utilizar auriculares, ya que también los efectos sonoros son tan variados como los escenarios.

Por último, Pureya sincroniza el progreso en la nube con los servicios de Google Play, incluye 9 logros que otorgan muchos puntos de experiencia y permite incorporarlo a la Biblioteca Familiar. [i]


DESARROLLADO Y DISTRIBUIDO POR: Majorariatto
GÉNERO: Minijuegos
DISPONIBLE EN: Windows, Mac, Linux, iOS, Android

QUÉ ONDA: 32 minijuegos al estilo WarioWare y un pachinko para disfrutar en el trono.
LO BUENO: Mecánicas simples, entretenidas y adictivas. Gran rejugabilidad. La máquina de pachinko. Sincroniza el progreso en la nube.
LO MALO: El indicador de dificultad ocupa demasiado espacio en pantalla, perjudicando la jugabilidad.

Este análisis fue realizado a través de un código de Android provisto por sus desarrolladores.

Este juego fue corrido sin problemas en un Motorola G9 Play, gracias a la combinación de su procesador Snapdragon 662, sus 4GB de RAM, su pantalla HD y el Moto Gametime (que bloquea interrupciones y permite acceder fácilmente a herramientas y configuraciones que mejoran la experiencia). Si quieren saber más del G9 Play, pueden visitar nuestra review.

  • MINICALIFICACIÓN83%
83%

Escribe un comentario