Reviews

Prey

Un fracaso, eso eres. Toda tu vida quisiste trabajar como mecánico del ejército gringo, a pesar de ser aborigen de nacimiento, todo un renegado, y ahora te echaron. Vuelves a la reserva, de donde nunca debiste haber salido, decían, dispuesto a marcharte al demonio con tu novia Jenny… ¡Pero la muy arpía no quiere abandonar sus raíces! Estás harto de la tradición. ¡Basta de esas tonterías de ser sangre pura y de la deuda con tus ancestros! Y ahora, para colmo de males, la invasión extraterrestre. Ay, Tommy. Eres un desastre. Un día, el bar donde trabajas empieza a temblar, las paredes se rajan, los vidrios estallan en mil pedazos, Jenny sale volando hacia los cielos, junto con tu abuelo, mesas y sillas y hasta las máquinas tragamonedas. El estruendo es insoportable. Una inmensa nave toda luces y rayos brama sobre el pueblo (Taliquaa, Oklahoma), arrastrando todo a su interior. ¡Chupando por fin a Tommy, cuya única arma es su vieja llave de mecánico! La nave de los locos Está viva. Es una criatura del espacio, acostumbrada a abducir cualquier especie que le sirva para mantenerse operativa. Esclaviza, o enloquece a sus víctimas. Tommy no se va a quedar tan tranquilo, no es esclavo ni loco, y está podrido de su mala onda. Decide rescatar a su chica y largarse de allí. Así es Prey. Un First Person Shooter muy original, que aunque parezca divertido, en verdad está destinado a meter miedo. Lo están haciendo con la tecnología de Doom 3, por lo que sus gráficas van a ser espectaculares. No es un FPS cualquiera. Aquí se juega dentro de la enorme nave viviente, en ambientes con baja gravedad, o gravedad cero. A veces uno estará corriendo por una pared, o saltando al techo, con lo que todo dará vueltas y se pondrá de cabeza. Hay senderos magnéticos, brillantes, que tienen gravedad propia, y portales que conducen a otras áreas de la gran nave. Algunos portales son de doble dirección –hasta se puede disparar a través de ellos– y otros sólo van y nunca vienen, o están ocultos. Hay botones que al dispararles ponen el techo donde estaba el piso, y viceversa. Eso significa que los enemigos aparecen desde cualquier ángulo. ¿Confusión, mareo? Sólo manténgase tranquilo y no pare de gatillar. Después de todo, cuanto más explosiones, más bonito se ve todo. Cazador y presa La nave guarda decenas de secretos. Los enemigos serán muy inteligentes al atacar o buscar ayuda. Hay niñas chillonas que se transforman en bestias horribles, y monstruos de espanto que tienen guadañas en lugar de brazos. También espectros que sólo Tommy puede ver. ¿Y eso por qué? Porque finalmente Tommy seguirá los consejos de su abuelo, aprenderá a usar su espíritu (incluso a desprenderse de su cuerpo para atravesar puertas y abrirlas del otro lado, por ejemplo). Cuando Tommy muera no habrá que cargar el nivel, el sesudo aborigen regresará a la vida luchando contra los demonios con su arco espectral. Más aberraciones mata, más vida tiene al resucitar en la nave. Luego también tendrá la ayuda de un espíritu amigo, un halcón que servirá para pelear junto a él. ¿Suena raro? Las armas también lo serán. Son las clásicas, escopeta, ametralladora, lanzacohetes y demás, pero con aspecto biomecánico. Las sueltan los aliens enemigos. Entre esas, hay una araña con patas explosivas –se arrancan y se tiran– y una especie de gusano que escupe un vómito verde. Tremendo. Y para completar, algo de combate a bordo de naves ligeras, volando a través de un campo de asteroides. Prey es algo nunca visto en el género. ¡Sólo para renegados!

Escribe un comentario