Reviews

Dungeon Siege II: Broken World

¿Y cómo es posible que haya una expansión luego de haber sumido al mundo en la destrucción total en el título anterior? Bueno… ese es un detalle menor. Nuestra misión, en esta corta expansión (corta si la comparamos con la del título que expande) de unas 10 horas (talento más, talento menos) es exterminar a un hechicero oscuro que logró zafarse de nuestras garras cuando perseguíamos a Valdis en el juego anterior, y que intenta invocar a un Señor más oscuro que él, para destruir de una buena vez y por todas el mundo. Comenzado el juego se nos ofrece la oportunidad de importar la party de Dungeon Siege II, lo cual está muy bien porque de lo contrario empezaríamos con un personaje pre-hecho de nivel 39, lo cual no está tan bien si en Dungeon Siege II nos tomamos el trabajo de levelear los personajes. Claro que empezar de 0 nos permite probar al Dwarf (enano), la nueva raza que incorpora el juego, y dos nuevas clases: The Blood Assassin y el Fist of Stone. Cabe destacar que la nueva raza y las dos clases pueden exportarse a Dungeon Siege II para probarlos en ese entorno. Volviendo a las clases, el asesino posee un set de habilidades interesante: puede transformar la sangre de sus enemigos en fuego, o marcarlos para que el daño que reciban en los combates sea mayor que aquellos que no fueron “marcados”. Ni hablar de sus clásicos ataques a distancia. El Puño de Hierro, por su parte, puede hacer temblar el suelo para infligir daño a los malos de turno, y tomar energía de la tierra para incrementar sus defensas. Como podrán notar, ambas clases mezclan el combate cuerpo a cuerpo y la magia. Si hablamos de los escenarios, y de las quests, debemos destacar dos cosas: los dungeons son bastante similares y más pequeños que en los juegos anteriores. Tampoco van a encontrar grandes botines. Se encontrarán con varios “bosses”, pero sólo hay tres tipos de estos. Los enemigos en genetal atacan en grandes números (lo cual hace que muchas veces los combates sean un caos de proporciones bíblicas). Mano a mano no ofrecen mucha resistencia (como Moki en cualquier juego, multiplayer o no). Si hablamos de los gráficos y del sonido, les diremos que esta expansión no fue desarrollada sobre un nuevo engine gráfico,y el sonido cumple con su cometido, sin sorprender demasiado. Dungeon Siege II: Broken World es, entonces, un producto para los fanas de la saga. Escuchamos atentos comentarios que quieran dejarnos en esta reseña, si es que probaron el juego. He dicho.

Escribe un comentario