Sin categoría

Regina Spektor

No hay nada más asombroso que aquellas artistas nacidas con el don de poseer una facilidad envidiable para el canto junto con una voz de carácter inconfundible. Janis Joplin, Tori Amos, Fiona Apple, Dido, Björk, son entre otras, los pilares fundamentales que sostienen esta idea. Lo trascendente es que a esta selecta lista de iluminadas se acaba de sumar un nuevo nombre, Regina Spektor, cuyas raíces musicales se justifican gracias a un padre violinista y una madre que ejerce la docencia musical. Nacida en Moscú, a la edad de 6 años ya había demostrado interés por el piano y cuando tenía 9 su familia se trasladó a los Estados Unidos, donde actualmente reside. Gracias a esta fusión cultural ruso-estadounidense, forjó una cualidad musical más que interesante. Su discografía consta de 4 discos, los primeros dos con producción independiente (“11:11” y “Songs”) imposibles de conseguir aquí ya que solo son de edición estadounidense, y un tercero (“Soviet Kistch”) debutando con la multinacional Sire/London/Rhino. Su cuarto y último trabajo se titula “Begin To Hope”, un álbum extraordinario, dueño de una armonía que cautiva al oyente sin necesidad alguna de acudir a melodías simplistas y comerciales. Comienza con “Fidelity”, una canción no muy cargada que nos permite apreciar mejor cómo juega con su voz de una manera brillante. Le sigue “Better”, con una distorsión y melodía pop llenas de energía. “Samson” desnuda por completo la voz de Spektor para enseñarnos la cuota de ternura que porta junto con la facilidad para la variación de tonos. En ese tema se divisan claras influencias de Joni Mitchell, y por último es imposible discriminar “On The Radio” y “Hotel Song” con oportunas bases electrónicas. El disco posee otras joyas,que tal vez en un principio no se aprecian con claridad; sin embargo, tras unos minutos sumergidos en las melodías de esta chica de 26 años, encontraremos el secreto (la razón) que hace de Regina Spektor una artista única y lista para ser descubierta.

Escribe un comentario