Reviews

Need For Speed: Carbon

Huyo de Rockport. Palmont City me espera, con montones de billetes y su asfalto hirviendo de desafíos sobre cuatro ruedas. Sin embargo, desde que enfilé mi BMW M3 GTR hacia mi destino sentí un vuelco en mi corazón, como si tuviera la certeza de que algo iba a salir mal. Mientras mi mente deambula entre mi pasado y lo que me espera, siento un cimbronazo que casi desestabiliza por completo mi auto. Es el agente Cross, maldito sea. Está obsesionado con atraparme… mi fama de corredor en picadas ilegales rindió sus frutos. Tengo que intentar, a toda costa, llegar a mi nuevo hogar en una pieza. Con estas premisas, claramente continuando la historia de Most Wanted, arranca la nueva entrega la saga de arcades de coches más reconocida, gentileza de EA Games. Manteniendo similitudes con su predecesor, y reincorporando la estética y algunas modalidades de los Underground, Need for Speed Carbon intenta, una vez más, alcanzar el trono en su género. Palmont City está dividida en cuatro sectores, de los cuales tres estarán disponibles desde el principio en el modo Career. El objetivo, al ir triunfando en los diferentes desafíos, es capturar la mayor cantidad de territorio posible, y así obtener el pase al Carbon Canyon, en donde podremos intentar robarle la corona de la ciudad al perverso Darius. Los modos de juego son variados y prometen no aburrir: los clásicos Sprints, Circuits, Checkpoint Races, las Speedtraps que conocimos en Most Wanted, la vuelta de los Drifts de Underground y una nueva, la Canyon Race. ¿En qué consiste esta ultima?. Simple. Es una carrera frenética en senderos estrechos sobre la montaña. Arranca adelante nuestro rival: el objetivo es presionarlo todo el tiempo, manteniéndonos a la menor distancia posible, chocándolo, e incluso podemos intentar pasarlo. La idea es llegar a la meta en una pieza (hay que evitar caerse, el camino es peligroso), y allí arranca la segunda ronda, en la que el adversario estará detrás nuestro. Quien lo haga mejor, ganará. ¿Interesante, no? Entre las novedades, además, podremos encontrar a la nueva marca registrada del tunning: Autosculpt, que es una versión avanzada de la clásica personalización de nuestro auto que viene de las épocas de Underground. Si bien incluye modelos preseteados como se vio previamente, se pueden modificar notablemente, a nuestro gusto. También, a la hora de correr, tendremos acompañantes (crew) que nos facilitarán el triunfo: los blockers, encargados de frenar a nuestros adversarios, los drafters, que nos darán un pequeño boost de velocidad, y los scouts, que todo el tiempo explorarán el terreno para encontrar el camino más corto. Como ya se volvió costumbre, EA Games también incluyó los clásicos modos multiplayer y la conocida Challenge Series de Most Wanted, para alargar la vida util del juego. Así que solo nos queda un interrogante por resolver ¿será Carbon el Need for Speed definitivo, o más de lo mismo?. La respuesta la tienen ustedes.

Escribe un comentario