Informes

GOTY & CHOTY 2021: ¡Elegimos lo mejor y lo peor de este año!

Una de cal y mucho de arena

2021 fue más corto que beta de Elden Ring, pero inversamente proporcional de intenso. Cuando todos pensábamos que lo peor ya había pasado y que se había quedado en el 2020, este año vino, nos agarró de espaldas, nos pegó una patada en la nuca, y nos revoleó al tacho sin misericordia.

El mundo fue volviendo a su normalidad nada normal, el estrés recuperó su presencialidad, y todavía no descubrimos la vacuna contra el cansancio.

La industria de los videojuegos medio que pasó por lo mismo. Agravado por las demoras pandémicas y el cambio generacional de hardware, no tuvimos un año que destacara por sus lanzamientos. Hubo juegos hermosos, ¡claro que sí! Pero en proporción fueron más los títulos importantes que nos defraudaron que otra cosa.

¿Tienen intriga por ver los GOTY & CHOTY de otros años? Acá están: 2020, 2019 y 2018.

Pero no nos adelantemos a los resultados, que para eso está este informe.

Como es costumbre cada año en víspera de los Game Awards, en [IRROMPIBLES] hacemos nuestra propia reflexión de lo que el año saliente nos dejó, seleccionando los videojuegos que nos deslumbraron, y los que nos hicieron desear salir a la calle a contagiarnos COVID vacunarnos de espanto.

Recuerden que este no es un ranking, ni un análisis metódico crítico, sino una simple selección de lo que cada miembro del staff disfrutó más, y lloró más (con sangre y todo). Estos son nuestros GOTY y CHOTY 2021.

Moki

GOTY: It Takes Two

Adoré la propuesta de Deathloop, y creo que la gente de Arkane está completamente loca. También la pasé bomba recorriendo los misteriosos parajes de Resident Evil Village hasta el cansancio. Pero es imposible no rendirse al estupendo gameplay cooperativo de It Takes Two. Una historia sencilla con un diseño maravilloso y mecánicas de juego fantásticas. Ideal para grandes y chicos, y con la genial ventaja de poder invitar a alguien a jugar con nosotros con el pase amigo.

CHOTY: Battlefield 2042

Es triste para mí, como fan de la saga estar poniendo este título como CHOTY. Pero sinceramente fue un lanzamiento que me hizo sentir estafado. Esperaba mucho más. Un Battlefield desprolijo, apurado e incompleto. Una mancha que va a ser muy difícil de borrar pese al inmenso trabajo que van a intentar ponerle para enderezar ese Titanic.

Quiero darle una mención especial a Cyberpunk 2077 que junto con Battlefield demostró que hay que dejar de creer en el pre-order. Pero este al menos, me dejó varias horas de diversión pese a los bugs.


Cufa

GOTY: NieR Replicant ver.1.22474487139…

Que mi GOTY de 2021 sea una remake de un título que tiene más de una década, habla de lo poco creativa que está la industria de los videojuegos —y de lo poco que pude jugar este año, por sobre todo—.

Pero que ello no le quite importancia al valor de esta remasterización —o remake, ni sus productores se deciden aún— porque NieR Replicant distó mucho de ser “sólo” un excelente relanzamiento, sino una carta de disculpas a todos los fans de la saga.

Pasado sin pena ni gloria allá por el 2010, pocos fueron los que tuvieron la oportunidad de jugar Nier Gestalt; y casi nadie los afortunados que lograron disfrutar de su versión original exclusiva de japón. Porque para el grueso del público, la obra de Yoko Taro era una simple rareza de culto imposible de conseguir.

Nier Replicant vino a corregir ese error del pasado y logró que nosotros, oh simples mortales, 11 años después, finalmente pudiéramos jugar la obra original sin censura, con gráficos modernos, traducido al español, y para colmo con contenido extra como un nuevo final. Imposible no darle el mérito al (re)lanzamiento más importante del año.

CHOTY: Cyberpunk 2077

Bueno, qué decir sobre el videojuego del que ya se dijo prácticamente todo. Y qué poco que tuve que pensar para elegir mi decepción de este año.

Si voy a ser sincero, la verdad es que Cyberpunk 2077 no fue el PEOR título que jugué durante 2021 —sí, te estoy mirando a vos, Balan Wonderworld—, pero sin duda fue el que más me decepcionó. Por lejos. Y eso que pocos días antes de su lanzamiento tampoco le tenía tanta expectativa.

A ver, todos amamos la saga de The Witcher, somos conscientes de las maravillas que son capaces de hacer los de CDPR, ¡e incluso me fui a visitar a los desarrolladores a Polonia mientras hacían el juego! Pero algo en la recta final me hizo sospechar de que la cosa andaba descarrilada… y por desgracia no me equivoqué.

Cyberpunk 2077 es el resultado de un desarrollo enmarañado, un juego pretencioso y desbordado por su propia expectativa que no supo ponerse los límites. Y ni siquiera me estoy refiriendo a los bugs, que a fin de cuentas se arreglan con unos parches y listo. Sino a los gravísimos problemas de diseño, estructuras y falencias de guión. Difícil de creer que el mismo estudio que nos hizo disfrutar con las aventuras de Geralt hiciera esto. CHOTY por doquier.


El Cenizas

GOTY: Deathloop

Este año Arkane revalidó el título de “Maestro del immersive sim”. Es probable que Prey haya sido el mejor exponente del género hasta que lanzaron Deathloop. Por supuesto, cuando me enteré de la salida del genial Raphaël Colantonio —fundador y mente maestra— temí lo peor. Pero unas pocas horas con la nueva belleza de Arkane me demostraron que no había nada que temer.

Ocurre que Deathloop sube la apuesta y enriquece la mezcla a un nuevo nivel. El resultado es insuperable, con un argumento bestial y unos conceptos de aventura gráfica que invitan al ACV. Coquetea con media docena de géneros y todo lo hace bien. Lo único que nos pide es paciencia. Sin embargo, en mi caso, la situación escaló hasta que le di mi corazón.

Así, en un año donde jugué verdaderas joyas —me costó mucho no elegir Tales of Arise o Metroid Dread— Deathloop sobresale lo justo y necesario para ser mi GOTY. Lo único que le falta para ser perfecto, es un cameo de Bill Murray.

CHOTY: New World

En mi caso particular, Cyberpunk 2077 NO califica como CHOTY. Es más una rotura de corazón, un mal de amores. Es como si hubiera visto a David Bowie pegarle a un cachorrito.

Por ello, elijo el juego en donde invertí 180 horas y no sólo no mejoró, sino que parece empeorar cada vez más. Es decir, New World, el supuesto mesías del MMORPG tropezó y hace dos meses que intenta no terminar de caerse. Cada vez que parece recuperarse, encuentra una nueva piedra para volver a trastabillar.

Para graficar, en dos meses de vida perdió el 80% de su base de jugadores. En parte, puede estar relacionado con que se instaló la idea de que era “pa’ todo el mundo”. Y no, no lo es, es para quien gusta del género. Ya sólo esto bajó a una porción enorme de gente, que entró manijeada por distintos influencers.

Luego, una serie de molestos bugs, exploits, mala política de transferencias de server y una lenta velocidad de respuesta terminaron por condenarlo. Por supuesto, no es la primera vez que un MMORPG renace de sus cenizas. Pero, hoy por hoy, apenas si quedan brasas.


Pablitus*

HOTY: Intel Core i 12va Generación

Intel estaba herida en su orgullo porque AMD le venía comiendo mercado como loca con sus Ryzen de 3er Generación, mientras que sus Comet Lake y Rocket Lake —este último sólo estuvo nueve meses como el tope de gama— fueron para “aguantar los trapos”. Por otro lado Alder Lake terminaba de salir del horno con su novísimo soporte para DDR5 y PCIe 5.0 (lo cual nos fuerza a nuevo socket y nuevo motherboard).

Alder Lake es un cambio de arquitectura muy interesante ya que se vuelve un CPU Híbrido donde tienen procesadores de bajo consumo (Gracemont, de la línea ATOM) mezclados con los de alta performance (Golden Cove, nueva generación de CPU que patea traseros). Acá me van a decir “pero eso ARM lo tiene hace siglos con big.LITTLE”, pero lo interesante es que este esquema híbrido nunca había llegado al mundo x86… y ahora pueden vivirlo en su escritorio. Para poder explotar al mango el mundo híbrido necesitan Windows 11, no digan que no les avisamos.

Las pruebas de performance demuestran que Alder Lake es superior a Zen3 de AMD, y hay versiones de gama media que directamente lo aplasta. Por ahora AMD no ha lanzado Zen 4 pero al menos en 2021, Intel se lleva la corona.

CHOTY: NVIDIA RTX 3000 Series

Por segundo año consecutivo, NVIDIA se lleva el CHOTY gracias a la RTX3000. ¿Por qué? El año pasado no pudieron lidiar con la demanda inicial desmesurada, y este año no pudieron lidiar con los mineros de criptomonedas. Lanzaron versiones LHR para desalentar la minería con GPU y pese a ello la demanda se mantiene allá en el cielo.

Una RTX3090 con un MSRP de $1.499 USD se vende por no menos de $3.000 USD, y las 3060 que deberían salir $329 USD se comercializan al doble.

Tal es el problema que nVidia se vio forzada a “relanzar” la RTX 2060 ahora con 12GB de memoria RAM para poder copar un poco la demanda de la gama media. Veremos qué pasa con la serie RTX4000, pero yo perdí las esperanzas porque si rinden lo prometido, los mineros van a estar de fiesta.

Asi, que por segunda vez, la RTX3000 se lleva el CHOTY porque está haciendo felices a los mineros de Ethereum, pero arruinando a los gamers con precios estrafalarios. Y nosotros somos gamers de raza.

*Nuestro ingeniero especialista en hardware se decanta por las piezas más relevantes del año. Porque qué serían de los juegos sin el hardware que los procesa, ¿no?


Shinjikum

MOTY (Mobile of the year): Rush Rally Origins

De los 30 juegos para celu que analicé este año, sin duda Rush Rally Origins se distingue por sobre el resto, sin embarrarse. No sólo es mi género preferido de fichines —los fierros—, sino que tiene todos los “extras” que podemos desear para nunca desinstalarlo: tablas de posiciones en línea, coches fantasmas para competir, logros y guardado del progreso en la nube.

Y ni qué decir —escribir, en este caso— de la jugabilidad, el control —táctil o con gamepad—, los escenarios —6 ubicaciones con 6 trazados cada una—, los gráficos detallados con efectos climáticos y el sonido, que incluye la voz del copiloto.

Rush Rally Origins es de esos juegos que una vez que se les meten en el teléfono, les consumen la vida, poco a poco. ¡Pero la pucha que vale la pena!

CHOTY: Juegos de Netflix

Hace tiempo que el gigante del streaming venía amagando con meterse de lleno en el mundo del gaming. Finalmente, en noviembre lo concretó: ¡Ahora podemos fichinear la friolera de 7.000 juegos…! Perdón, me emocioné, se me fueron 3 ceros. Son siete juegos siete. Y para colmo, ni siquiera originales —como varias de sus producciones audiovisuales, que por más que ostenten la gran N al comienzo, sabemos que son adquisiciones—.

Stranger Things: 1984 —rebranding de Stranger Things: The Game (2017)— y Stranger Things 3: The Game (2019), ambos de BonusXP, son los únicos basados en una serie de la plataforma, pero ya cumplieron 2 y 4 años, respectivamente.

Asphalt Xtreme (2016), es otro viejo conocido de Gameloft. Y por último tenemos Teeter (Up), —rebranding de Teeter: Endless Arcade Balancer (2016)—, Shooting Hoops (2018) y Bowling Ballers (2021) —única novedad en serio—, casual games de Frosty Pop, que si bien son entretenidos, nos dejan con sabor a poco. Muy poco.


¿Y ustedes? ¿Cuáles fueron sus GOTY & CHOTY 2021? No dejen de contarnos en los comentarios. [i]

Escribe un comentario