Tecnología

ECS C19-A-SLI

ECS sigue lanzando productos para cubrir todos los segmentos del mercado. En esta ocasión nos han hecho llegar una tarjeta madre de un segmento medio basada en el nuevo chipset de NVIDIA nForce 4 XE para plataformas Intel LGA775 pero que nos provee cosas muy interesantes además de un desempeño superior a la media. La tarjeta La tarjeta madre tiene un aspecto llamativo con su tono púrpura y algo más de color distribuido entre sus ranuras. Posee dos slots PCIe x16 en configuración x8+x8 fija y soporta SLI, tecnología implementada por NVIDIA para sus soluciones Dual-GPU. Hemos utilizado dicho modo con dos GeForce 6600GT PCI Express sin ningún tipo de problemas, gracias a la madurez que ya tienen los controladores de video de NVIDIA. Adicionalmente, encontrarán dos ranuras x1, una de ellas entre las dos ranuras x16, por lo que queda inutilizada en caso de usar tarjetas de alta gama; pero la otra se encuentra por encima de las ranuras x16, lo cual nos da un puerto libre siempre, así que bienvenida esta medida adoptada por ECS. A nivel PCI tienen 3 ranuras disponibles. La memoria opera en Dual Channel DDR2-667. Posee 4 puertos Serial ATA II y dos puertos PATA que pueden usarse en combinaciones RAID 0,1, 0+1 y 5. Posee 8 puertos USB 2.0 y en el apartado de red mencionamos que tiene una sola LAN, pero con el Active Armor activo, que provee una solución de firewall integrada que mejora la performance y seguridad de nuestra red. Concluyendo con las capacidades de expansión, tenemos que mencionar el HD-Audio de 8 canales que el motherboard posee gracias al nuevo MCP de NVIDIA (que vuelve a la arena del audio de alta definición desde el difunto Soundstorm presente en los nForce2). Soporta procesadores Dual Core de FSB 533, 800 y 1066MHz, con lo cual nuestra inversión está a resguardo porque podremos elegir cualquier procesador LGA775 en el futuro para expandir el sistema. Esta tarjeta madre no soporte Core 2 Duo. ECS en cambio está haciendo toda una nueva gama de su línea “Extreme” que sí lo soportará.

Overclock El Overclock fue superior a la media. Usando el C19 y un Pentium D 805 de 2.66GHz (133×20) logramos alcanzar los 3.75GHz, o un 42% de overclock que nos dejó absortos. Además el BIOS es muy flexible y nos permite configurar de manera transparente todo, incluso nuestra RAM, para exprimir al máximo el sistema. Conclusión Sinceramente, nos parece un producto de prestaciones superiores con un set de características que ubican a esta tarjeta por encima de la media. Con un precio de 80-90 dólares, esta es “la” tarjeta madre a escoger en caso de armar un sistema Intel con capacidades de dual-GPU. ECS nuevamente se lleva una mención especial por lanzar cada día más y mejores productos.

Escribe un comentario