Tecnología

Kingston NV1 un NVMe al alcance de nuestras billeteras

Kingston NV1 una baratija irresistible

Seamos realistas. Muchos de nosotros todavía tenemos en nuestras PC algún viejo disco magnético. Pesado y con dudosa vida útil, fue en su momento la única forma de almacenado que conocíamos. Los más lentos y económicos, nos daban la posibilidad de aspirar a más espacio. Pero los que más importaban como gamers, eran los rápidos, para agilizar los tiempos de carga de los juegos. Si había que sacrificar espacio por velocidad, se hacía. Pero cuánto tiempo podía durar, era un verdadero misterio. Tarde o temprano nos dejaban a pie y podían llevarse con ellos información vital, o una vida en recuerdos fotográficos.

Hasta que aparecieron los SSD. El sistema que antes tardaba varios minutos en arrancar, terminó haciéndolo en segundos. Lo que empezó siendo un lujo, hoy es una necesidad y para el gaming, algo irremplazable pese a los costos.

Y entonces apareció la pandemia

El encierro de millones a nivel mundial disparó las ventas de hardware, había que trabajar desde casa y después de eso, como no se podía salir, entretenerse con algo o jugar. El gaming explotó y el SSD se convirtió en algo estándar. Hasta que los NVMe mejoraron los inmejorables tiempos de carga. Y la única barrera para llegar a las masas era el precio. Pero ¿qué pasaría si por la misma platita que vale un SSD Sata, podemos tener un NVMe que es mucho más rápido? 

Kingston lo hizo. El el SSD NV1 se consigue de 250 a partir de los $5270; de 500GB a partir de los $8300, de 1000GB a partir de los $12400, de 2000GB a partir de los $28000. Vayan sacudiendo la billetera porque se vienen tiempos hermosos para el gaming. Los NVMe llegaron para quedarse y el cambio vale cada pesito.

Por qué Kingston NV1 vale cada pesito

“La performance en una computadora depende exclusivamente del subcomponente más lento. Entonces, si vos tenés el procesador de última generación más poderoso y en el fondo tenés un disco mecánico, el rendimiento siempre va a estar limitado”, destacó José Luis Fernández, gerente de Tecnología de Kingston para SSA.

Y José Luis no se equivoca. 

NV1 es un producto de entrada, está destinado a llegar a un público muy amplio que está upgradeando su equipo. Es para un tipo que no tiene que elegir entre capacidad o performance. NV1 lo que permite es tener una performance muy respetable de clase NVMe. Estamos hablando de unos 2100 mb de transferencia por segundo. Esto es cuatro veces más rápido que un SSD SATA convencional. Fin de la discusión.

Con este SSD se puede lograr una mejor performance y tener una muy buena capacidad a un costo idéntico a un A400 que es un SSD SATA convencional. 

Pero dejemos que los testeos hablen y veamos como mide un A400 para tener un marco de referencia

Y ahora veamos como lo hace un NV1

NV1 tiene una amplia ventaja sobre el A400, superándolo cómodamente tanto en lectura como en escritura

¿Cuánto dura uno de estos que andan tan rápido?

NV1 está pensado como un producto de nivel de entrada. En términos de durabilidad es muy similar a lo que sería un Kingston A400. Algo así como 1.000.000 de horas. Si los cálculos no nos fallan, son unos 114 años. Pero lo que más importa es que si el mother soporta este formato, el cambio es radical en cuanto a velocidad. Así como el SSD se convirtió en un estándar, varias compañías están trabajando para que ese lugar lo ocupen los NVMe y Kingston es una de ellas. 

NV1 es ideal para ansiosos

Si podemos tener por el mismo valor algo con la misma capacidad, pero mucho más rápido, no hay mucho que pensar. Lo que sí hay que pensar es en cómo transferir nuestra información a este nuevo formato. Aunque parezca mentira, pasar el contenido manualmente, puede ser el método más efectivo. Los sistemas de clonación, son tan eficaces que pueden clonar incluso defectos o errores al dispositivo nuevo y hacerlo trabajar como un disco fallado.

Pero volvamos a lo importante, el NV1. Es como cuando en tu proveedor de internet, ofrece subir la velocidad por el mismo costo. ¿Dónde está el truco? En ninguna parte. La velocidad estándar está cambiando, en respuesta al avance de la tecnología y nuestras necesidades. Lo mismo ocurre con los SSD. ¿Estamos listos para ir más rápido pagando lo mismo? Si el mother lo permite, definitivamente si. Kingston, toma mi dinero. [i]

Este análisis de Kingston NV1 fue realizado a través de una muestra provista por Kingston. Agradecemos a José Luis Fernández de Kingston y a Eliana Ramos y María Mónaco de Doble-eme

2 Comentarios

  1. Moki, este SSD en los números cumple, pero es muy flaco en fiabilidad IMHO, al igual que las últimas tandas del A400. Son un perno para los técnicos. Kingston honra su garantía pero se demoran su tiempo en procesarla y los datos no te los devuelve nadie. No es que sean malos, pero en la gama rascando el fondo del tarro Kingston viene flojardi, agarras cualquiera un pelín superior (ej A2000) y son un fierro, pero los más tobara dejan muchas ilusiones (y datos) en el camino.

    Reply

Escribe un comentario