Sin categoría

Irrompibles vs. Outlaws

IRROMPIBLES VS. OUTLAWS
OUTLAWS. O COMO EL VIEJO OESTE PUEDE VAPULEARTE
LA AUTOESTIMA Y TRANSFORMARTE EN UNA IDIOTA VACA ADORMECIDA POR EL FRIO ROCIO DE LA UNA DE LA MAÑANA.

Antes de partir consulté con mi tátara tatarabuela. Me dijo: “Muchacho, el Oeste es duro. Cómete tres kilos de queso y tendrás una idea de que tan duro puede ser.” Le contesté: “No lo haré, detesto llorar en el baño, pero te creo tátara tatarabuela, te creo, gracias.”

Se preguntarán: qué raro… Inodorelli escribiendo. Pues créanme, queridos lectores, que yo me pregunto lo mismo. Pero la realidad me dice: “¡Inodorelli, tú eres un Irrompible, y debes escribir, holgazán!”.
Alguna vez pelearé contigo, realidad, y me las pagarás toditas.
Volviendo a la rareza de quien escribe, debo admitir una serie de realidades. ¡Maldita realidad,
ya déjame en paz! Este capítulo de Los Irrompibles tuvo dos etapas, pero sólo pude asistir a una gracias a que mi ISP (Internet Service Provider) me colgó. ¡Maldito ISP de aire, eres como la realidad!
Por lo tanto, no todo lo que escribiré coincidirá con la verdad, aunque no me cuesta imaginar
lo que sucedió en mi ausencia, salvo por la presencia de un fan de Los Irrompibles llamado MariaMartaSL, quien nada tiene que ver con los boleros pero sí con los guisados de plomo. ¡MariaMartaSL, también eres un maldito!
Puedo imaginar, conociendo a mis compañeros (salvo a MariaMartaSL), cuál fue el punto de vista
de cada uno de ellos, sus conclusiones personales acerca de cada lucha y, sobre todo, sus sensaciones.
¿No queda claro aún lo que está tramando este personaje llamado Inodorelli? ¿Ah, no? Maldición, tendré que explicarlo: se trata nada más y nada menos que de la primera nota que escribe Inodorelli y la primera escrita en primera persona, contada, obviamente, desde lo que vio (o cree que vio),
sintió y hasta leyó (o cree que lo hizo) cada Irrompible en el momento de la lucha.
Ajústense las cinchas (en el Oeste los cinturones de seguridad no existen) y disfruten de los hechos tal cual fueron. Luego veremos quién protagonizó cada relato de lo acontecido en Outlaws, el juego de LucasArts que, no por casualidad, es en primera persona. (Dicho sea de paso, Outlaws corre MUY BIEN por Internet vía Zone.com y es pura alegría para aquellos que no tengan máquinas poderosas para jugar algo más sofisticado.)

La conquista del Oeste, según Moki.

Inodorelli: ¡Oh! ¿De dónde salió esa bala?
Moki: Je, je.
Rolo: ¡Noooo! ¡Piedad!
Moki: Je, je.
MariaMartaSL: ¡Plomo en mi cola!
Moki: Je, je.
Rolo: Che, ¡Moki está haciendo trampa!
Inodorelli: ¡Pufff! No empieces Rolo.
MariaMartaSL: ¡Plomo en mi cola otra vez!
Moki: Je, je.
Inodorelli: Rolo, puede que tengas razón…
Moki: Je, je.
Rolo: ¡Oh! Maldit…¡oh!
Moki: Je, je.
MariaMartaSL: ¡Basta de plomo en mi cola!
Moki: Je, je.
Pasemos a la primera persona de otro Irrompible…

No hay lugar para los cuatro en este pueblo, diría Inodorelli.

Moki: ¡Maldito!
Inodorelli: Jo, jo, jo.
Rolo: Ji, ji, ¿tienes lag, Moki?
Moki: Ehh… sí, sí, lag. Eso.
MariaMartaSL: No hay lag… ¡oh! Plomo en mi cola.
Inodorelli: Jo, jo, jo.
Rolo: No entendés, MMSL; Moki siempre usa la excusa del lag… ¡oh!
Inodorelli: Jo, jo, jo.
Moki: ¡Oh! Hay lag, así no se puede…
Inodorelli: Jo, jo, jo. Calla y pelea, Miko viejo.
MariaMartaSL: Grrrr. Los mataré a todos… ¡Oh! Plomo en mi cola.
Inodorelli: Jo, jo, jo.
Moki: Lag. Si no fuera por el lag, sería un hombre.
Rolo: Eres cobardor, Moki.
Ya está bien, che. Pasemos a la versión de MariaMartaSL.

¿Y estos se hacen llamar Irrompibles?

MariaMartaSL: ¿Te dolió esa bala, Rolo? ¡Je!
Rolo: ¿Qué tal ésta a ti, mi gordita? Ji, ji.
Inodorelli: ¡Oh! Maldición, Rolo. Sólo eres un luchador de Jujitzu.
Rolo: Taijutsu, no Jujitzu. ¡Ah! MariaMartaSL me apuñaló por la espalda. Maldita glotona (en realidad, glotón).
Moki: Basta de matarme, che, el lag no me deja ser hombre.
Rolo: Ji, ji. Calla perico.
Moki left the game
MariaMartaSL: ¿Moki se fue? ¡Pero si lo estaba amando!
Inodorelli: Sí… ¡oh! Plomo en mi cola.
Rolo: Ji, ji, ji. Ya volverá… ese viejo perdedor.
Moki alias Capitán Hilachor join the game
Moki: ¡Oh! Acabo de entrar y ya soy cadáver.
Rolo: Sí, fui yo, el lagor. Ji, ji.
Inodorelli: Los mataré, ya verán.
MariaMartaSL: ¡Jua! ¡Oh!
Rolo: ¿Plomo en tu colita, MariaMartaSL?
MariaMartaSL: Sí, Rolo. ¡Pero antes me cargué a Moki… esa ratita camper!

Sé que morí a más no poder, que Moki lideró de a ratos, que MariaMartaSL se defendió muy bien contra jugadores expertos y que con Rolo no jugué gracias a mi patético y caro ISP de aire.
¡Eso fue todo, amigos! Fue mi primera y, quizás, última nota. Soy una diva, necesito halagos.


Juan “Inodorelli” Ortelli
Septiembre 2000

Escribe un comentario