Coberturas

EA menos estricto con los piratas

Electronic Arts decidió, tras recibir cientos de críticas, abandonar la intención de chequear online cada 10 días la legalidad de las copias de los futuros y muy esperados juegos para PC Mass Effect y Spore.

Mass Effect es un juego de rol de BioWare, que ahora pertecece a EA. Si bien ya tuvo su aparición en Xbox 360 en noviembre de 2007, la compañía se encuentra próxima a lanzar la versión para Windows este mes de mayo.

El problema es que, cuando uno de los empleados de BioWare reveló en un foro del juego que EA estaba implementando una forma más estricta de velar por sus derechos de copyright, consistente en exigir a los jugadores un chequeo de autenticidad en línea cada diez días, además de los clásicos sistemas de control como número de serie y activación online, la comunidad reaccionó con protestas airadas. Pese a que EA cerró la discusión, las quejas se esparcieron hacia blogs y sitios externos.

Idéntico sistema sería utilizado en Spore, otro juego que publicará EA próximamente.

De acuerdo con estos, lo único que consiguen tantas barreras de seguridad es incomodar a los compradores legítimos. "Los piratas siempre van a encontrar una manera de vencer los sistemas de protección anti-copia", dicen, "mientras que nosotros, que pagamos por el juego, nos vemos obligados a lidiar con números de serie, tenemos que estar conectados a Internet para jugar un juego que ni siquiera tiene multiplayer, y para colmo nos vemos obligados a instalar software que entorpece nuestras máquinas". Con esto último, se refieren a SecuROM, un programa encargado de supervisar la legitimidad de los datos que utiliza el juego. En este caso, el sistema estaría chequeando, cada diez días, que el número de serie ingresado para instalar el juego no haya sido expulsado del sistema por tratarse de una clave vuelta pública o utilizada en copias ilegales.

A raíz de las continuadas protestas, Electronic Arts decidió eliminar parcialmente este sistema de protección tanto en Mass Effect como en Spore, y solamente chequear la legitimidad de la copia utilizada por el juego cuando los jugadores se conecten para descargar parches o extras.

Últimamente, se afianza la percepción de que los desarrolladores y publishers deben producir pensando en sus clientes legítimos, olvidándose de los piratas. Parecería una buena manera de darle un incentivo a quienes compran legalmente sus juegos. Interesados en el tema, les recomendamos nuestro informe especial sobre piratería de Irrompibles 06.

Escribe un comentario