Tecnología

Motorola Razr 40 Ultra [REVIEW]

Haciendo honor a un nombre mítico

Promediando el año 2000, eras el más groso de la cuadra si lograbas hacerte de un Motorola Razr V3 (mi esposa tuvo uno y según ella todavía lo extraña). Motorola hizo una apuesta de riesgo al usar el nombre Razr en los smartphones plegables. Veamos si pueden demostrar si están a la altura del nombre.

Abriendo la Caja del Razr 40 Ultra

Para ser una gama alta, la caja del Razr 40 Ultra es “minimalista” como su competidor de la fruta prohibida. Dentro de la misma van a encontrar el celular, un cable USB-C, un protector de carcaza que por ser un plegable se compone de dos piezas, el pin para sacar la bandeja porta sim y ¡un cargador de 33W! Peeeeero… no hay auriculares.

El Razr 40 Ultra

Motorola viene con los dispositivos plegables hace unos 4 años con el Razr. Iteración tras iteración fueron haciendo mejoras en muchos aspectos criticados como ser que no se plegaba para quedar completamente cerrado, exponiéndolo a partículas indeseables o acerca de la confiabilidad de la pantalla… O de la duración de la batería, etc.

En el Razr 40 Ultra todo esto parece haber quedado en el pasado. Todo encaja. Empecemos con el marco de aluminio que le da cierta rigidez y calidad. Seguimos por la parte trasera con vidrio gorilla glass y la delantera donde sobresalen las dos cámaras y la pantalla pOLED de 3.6 pulgadas con resolución 1056 x 1066 pixels, que nos sirve para poder ver rápidamente el reloj, el clima, contestar un WhatsApp sin abrir el celular, etc.

Plegado es una unidad perfectamente cerrada, lo cual denota lo duro que trabajó Moto en la pantalla y las bisagras de acero inoxidable para que esto suceda. En la palma cerrado es una locura de sostener… Es adictivo viniendo de dispositivos donde la media está en las 6 pulgadas o más. Y más aún cuando lo tenés en el bolsillo del pantalón donde prácticamente desaparece.

La pantalla del Razr 40 Ultra

Pese a esta “compactitud” cuando lo abrimos, nos encontramos con una pantalla fe-no-me-nal de 6.9 pulgadas AMOLED , con refresco de ¡165Hz!, HDR10+ y resolución de 1080x2640px para un aspect ratio de 22:9. Tiene marcos tan finos que prácticamente todo el frontal es una pantalla, excepto en el centro arriba donde está el pequeño agujero de la cámara frontal, y su relación de contraste es maravillosa, los colores son vibrantes y los brutales 165Hz de refresco hacen que las animaciones fluyan con total naturalidad superando a todos los competidores

El tamaño en este equipo de 6.9 pulgadas es sumamente contenido con dimensiones de 170.83 x 73.95 x 6.99 mm abierto. El peso es de 188 gramos, lo cual está dentro de un estándar de comodidad interesante.

El lector de huellas Razr 40 Ultra está montado en el botón de power en el lateral del equipo. Es muy veloz y se nota, el desbloqueo es muy eficaz con una respuesta casi inmediata.

El Cerebro del Razr 40 Ultra

Si bien Motorola en el pasado usó SOC de gama media de Qualcomm, los últimos 3 Razr hacen gala del SOCs tope de gama, aunque en el caso del Razr 40 Ultra usamos un SOC del año 2022: el Snapdragon 8+ Gen 1 (hace unos días se anunció el Gen 3, y su competidor el Samsung Galaxy Z Flip 5 usa el Gen 2) con sus ocho núcleos en un esquema de 1 procesador Cortex X2 a 3.19Ghz, 3 procesadores Cortex A710 a 2.75Ghz y 4 procesadores Cortex A510 a 1.8Ghz.

¿Esto es “malo”? Para nada, sigue siendo un SOC de la hostia con un rendimiento brillante, los 8 procesadores junto con Android 13 puro como nos acostumbra Motorola nos da una experiencia tope de gama con todo lo referido al uso diario de un Smartphone. Todas las aplicaciones vuelan, nada se queda a mitad de camino y en ello también colabora los brutales 12GB de RAM.

El GPU es un Adreno 730 que tiene un rendimiento brutal bajo cualquier carga y la pantalla de 165Hz colabora con un nivel de calidad muy por arriba de la media. Es un GPU bien dimensionado. Hemos jugado Asphalt 9, Call of Duty Mobile, PUBG, Fallout Shelter, Monument Valley 1 y 2, etc, etc, etc (¡le tiramos de todo!) y la experiencia fue increíble en el frame rate siempre por arriba delos 60fps sin fisuras.

La cámara del Razr 40 Ultra

El Razr 40 Ultra hace gala de dos lentes. La cámara principal es de 12 megapixeles y estabilización óptica de imagen, mientras que la cámara ultrawide es de 13 megapixeles con 108 grados de apertura y autofoco. Cerramos con la cámara de selfies es de 32 megapixeles Quad Bayer (fotos de 8MP).

Las fotos sacadas con el Razr 40 Ultra son excelentes, con un uso apropiado del HDR y balance de color preciso, incluso para que los colores no queden tan saturados. La cámara ultrawide también conserva un excelente nivel de detalle y al tener autofoco se puede usar como cámara de Macro sacando una imágenes impresionantes.

En modo nocturno, usando el modo “Night Vision” la cámara principal saca unas imágenes excelentes con un balance de color muy preciso y un rango dinámico que genera imágenes muy similares a lo que nuestro ojo capta en la vida real. La cámara ultrawide saca unas fotos nocturnas excelentes con un increíble nivel de detalle, lo cual me sorprendió. En el balance es un excelente equipo para sacar fotos en cualquier momento del día.

La cámara de selfies es una cuestión “dual”…¿Por qué? Porque podemos usar el display de 3.6 pulgadas para poder sacarnos selfies usando la cámara principal, incluyendo la posibilidad de usar la lente ultrawide para tener unas fotos sorprendentes. ¿Y entonces para qué nos sirve la cámara de 32Mpx montada dentro del equipo? En este caso la calidad de la cámara de Selfies es excelente al punto de no necesitar plegar el equipo y usar la cámara principal con el display secundario para selfies. Incluso en condiciones de baja luminosidad la cámara se muestra consistente, siendo una revelación el hecho que tenemos un total de 3 cámaras totalmente capaces.

Para video, el Razr 40 Ultra  permite filmar video hasta 4K a 60fps con la primaria y la de selfies y 4K a 30fps con la ultrawide. Lo bueno es que el codec por defecto en el Razr 40 Ultra es h265 lo que hace que los videos no pesen una salvajada aún en 4K.

El almacenamiento del Razr 40 Ultra

Motorola equipó a este Razr 40 Ultra con 512GB de memoria Flash (hay una versión de 256GB también) que es un montón para gran parte del trabajo diario. Lo malo: no hay más slot microSD con lo cual cuando se acaba la memoria, se acaba.

La batería del Razr 40 Ultra

En un equipo de alta gama, la batería siempre es un tema por la potencia del equipo. En este caso, el Razr 40 Ultra hay cierta restricción de espacio (la batería ocupa solo una mitad del terminal) tiene una batería de 3800mAh que sumado a una pantalla AMOLED que consumen menos que las LED, nos dio dos días de uso normal. Si nos ponemos todo el día con el teléfono a ver videos, anduvimos por las 15 horas de autonomía.

Con el cargador incluido de 33W llevamos el Razr 40 Ultra de 0 a 100 en 1 hora y 30 minutos aproximadamente. También soporta carga inalámbrica Qi hasta 15W lo cual es sumamente práctico para tirarlo de noche en una base Qi y tenerlo a full para la mañana siguiente.

Cuestiones inalámbricas

El RAZR 40 Ultra soporta todas las normas más modernas de conectividad inalámbrica como ser Wifi 6e, Bluetooth 5.3 y soporte NFC y eso nos pone felices.

¿Como se siente el doblez del Razr 40 Ultra?

Al igual que nos pasó con el Razr 5G de hace un tiempo y el Z Flip 5, en el uso diario tener un Razr 40 Ultra plegado en el bolsillo es una experiencia maravillosa. El trabajo de Motorola en las bisagras es fenomenal (la diferencia con el Razr 5G es abismal) y el equipo se siente sumamente sólido.

Cuando abrimos la pantalla, si el fondo es blanco (como un navegador) el doblez casi no se ve. Se nota un poco más en los colores oscuros o en ambientes con mucha luz artificial o natural.

¿Y en la mano? Desplegado, es cómodo de usar, aunque los que hacen scroll “largo” como suelo hacer yo en las páginas web, el doblez se siente debajo del dedo. No es un problema en sí mismo, solo hay que acostumbrarse a que el equipo no es 100% plano como un Edge 40, pero una vez acostumbrado creo que el beneficio del plegado se paga a sí mismo.

Conclusión

Comprar un plegable es una declaración de principios… una persona que quiere un plegable es porque quiere algo compacto o quiere dar un mensaje de ser alguien rupturista. El Razr 40 Ultra cumple con ambos preceptos, acompañado de un hardware potente y un nombre con legado.

Ahora, ¿cuánto sale tener una marca con un nombre histórico? En estos tiempos convulsionados de hoy, se pueden hacer de un Razr 40 Ultra por $950.000 (pesos argentinos) en la web de Motorola. Obviamente que no es barato, pero piensen que un Edge 40 Pro sale 800 mil pesos y no se pliega.

Aluciné con el Razr 40 Ultra por su increíble portabilidad, por la construcción sólida y por el rendimiento, asi que merecido tiene este Razr 40 Ultra una medalla de oro [IRROMPIBLES]. [i]

Nota: Agradecemos a Motorola por prestarnos el Razr 40 Ultra para la review.

Escribe un comentario