Reviews

Contra: Operation Galuga [REVIEW]

Contra todo pronóstico

Es difícil entusiasmarse por un nuevo lanzamiento en la saga Contra porque uno nunca sabe lo que se va a encontrar: si un placentero regreso a las formas, o una aberración traicionera y sin alma. Cuando se da lo primero, es momento de festejar ¡como ahora! Destapen una sidra y llamen a tres amistades que llegó la hora de repartir balazos. No, no balazos a sus amig… digo en el juego, en el contexto simulad… bueno, se entiende.

La última vez que hablamos de Contra acá fue con el lanzamiento de su Anniversary Collection, donde cruzamos los dedos para que el Contra: Rogue Corps, que salió en septiembre de ese año, esté bueno y no termine siendo una decepción. Terminó siendo una decepción.

Casi cinco años hubo que esperar para que alguien intentara algo decente con esta franquicia, hasta que llegó Wayforward al grito de “permiso, les muestro cómo se hace”. No es su primera incursión en la saga, ya que en el 2007 desarrollaron Contra 4 para la Nintendo DS, juego que volvía a las bases y que tuvo muy buena aceptación.

Contra: Operation Galuga parece retomar esa trayectoria, usando todos los elementos de aquel fichín y más, pero momento… primero hablemos de la historia.

Este nuevo Contra elige reimaginar la primera entrega de la saga, contando de nuevo los eventos alrededor de la invasión inicial. Todo empieza con Bill y Lance aterrizando en las Islas Galuga para combatir un grupo terrorista llamado Red Falcon. Claro que nada es tan simple y pronto se verán envueltos en una trama que involucra extraterrestres, fantasmas y guerreros místicos.

Sí, sí, no es Shakespeare, pero ojo porque esta saga ya tiene todo un complejo lore construido a través de diversas entregas en diversas plataformas. Este reinicio no ignora esos juegos preexistentes y toma de aquel pozo más de una referencia, qué digo, cameo, qué digo, ¡personaje jugable! No les vamos a arruinar todas las sorpresas, pero sepan que al término de la campaña se van a encontrar con todo un elenco a su disposición, cada uno con sus propias características.

Volviendo a las mecánicas, las bases son las mismas: correr sin parar y tirotear a todo lo que se cruza sin permitirse la duda. Comenzamos con armas básicas pero si disparamos a las cápsulas flotantes con emblemas de águila, dejan caer nuevo armamento que puede ser más potente o cubrir un área mayor. Tenemos dos casilleros de armas, las cuales podemos intercambiar con un botón. Si tomamos el mismo arma dos veces, la mejoramos. Pero si recibimos daño, la perdemos. Si estamos en un brete o el arma que nos tocó no nos gusta, siempre podemos usar la Sobrecarga, es decir, la hacemos estallar para usar su poder extra. Por ejemplo, si sobrecargamos el lanzallamas, genera un escudo de fuego que nos protege. Si lo hacemos con los misiles teledirigidos, se despliegan drones de combate.

En cuanto a los movimientos, además de correr tenemos una embestida, un doble salto y podemos deslizarnos. También podemos escalar distintas partes del escenario, pero sólo en momentos muy específicos. A eso hay que sumarle las habilidades propias de cada personaje.

Hablando de añadir, están los Perks, unas mejoras que podemos equipar a nuestro personaje para hacernos la vida más fácil. Por ejemplo, podemos arrancar con una vida extra para todos los jugadores, o que nuestras armas ya vengan mejoradas. Estos Perks los tenemos que adquirir con créditos que se nos dan simplemente por jugar, lo cual aumenta considerablemente la rejugabilidad, sobre todo si queremos desbloquearlos por completo.

Por suerte no es un juego tan difícil como el original: en la dificultad estándar, no morimos de un sólo impacto sino que portamos una barra de salud que va disminuyendo. Incluso contamos con marcadores de pantalla para no tener que empezar tooodo el nivel de nuevo al morir. Eso sí, siempre tenemos la opción de activar las dificultades más altas, si lo nuestro es sudar, sufrir y gritarle a la tele.

En el modo Historia, nos toca completar los ocho niveles de la campaña, pudiendo hacerlo con otra persona.

Además, podemos jugar el modo Arcade, esta vez con cuatro jugadores en simultáneo. Un verdadero caos donde realmente se aprovecha lo amplio de los escenarios. El modo Speedrun es lo mismo, pero con un timer que nos muestra cuánto nos llevó completarlo.

Finalmente contamos con unos desafíos que nos retan a superar situaciones específicas en porciones de escenario, ¡no son nada sencillas!

Hay un extra muy lindo que no queremos dejar de mencionar, y es que a excepción de la Historia, en los demás modos podemos configurar la música que vamos a escuchar. Entre las opciones tenemos unos mix retro que sirven para rematar el nostalgiazo. Podemos desbloquearlas como Perks o bien, recibirlas gratis si tenemos partidas guardadas de otros títulos de Konami. En nuestro caso, por ejemplo, al tener partidas de las Collection de Contra y Castlevania, de inmediato pudimos escuchar un mix 8-bits de los primeros títulos de estas sagas. Les toca a ustedes descubrir el resto.

Contra: Operation Galuga es un retorno a las bases muy satisfactorio. Se siente como una amalgama de todo lo positivo de la franquicia, logrando balancear el gameplay clásico con un estilo de cámara 2.5D que suma dinamismo y epicidad. Detalles como asignarle un color a cada tipo de arma parecen simples pero suman a emprolijar la experiencia.

Eso sí, es difícil hacer la vista gorda al apartado gráfico, que definitivamente se podría mejorar un poco. Tomando elementos de entregas mobile recientes, el resultado es mediocre y no se condice con el amor que se le puso a los demás aspectos.

Sin embargo, cuando lo que prima es la diversión, lo visual termina por no ser suficiente razón para no recomendarlo. Tanto en solitario como juntando cuatro amigos y unas pizzas, Contra: Operation Galuga nos brinda nada más y nada menos que una experiencia bastante similar a la original, con varios añadidos que invitan a seguir jugándolo de acá hasta que salga el próximo. [i]


DESARROLLADO POR: Wayforward
DISTRIBUIDO POR: Konami
GÉNERO: Run and Gun
DISPONIBLE EN: PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S, Nintendo Switch, PC

QUÉ ONDA: La saga Contra sufre un reinicio que intenta amalgamar todo lo conocido satisfaciendo a viejos y nuevos jugadores por igual, algo que logra sacrificando los gráficos en el camino.
LO BUENO: Bien aprovechado el 2.5D en algunos movimientos de cámara. Distintos Modos, añadidos y configuraciones que permiten personalizar la experiencia y aumentar la rejugabilidad. Posibilidad de jugar con música retro. Guiños a todos los títulos anteriores.
LO MALO: El apartado visual se queda corto, en algunos segmentos puede sentirse un poco tosco, no tiene online.

Este análisis de Contra: Operation Galuga fue realizado a través de un código de PlayStation 5 provisto por sus desarrolladores.

  • CALIFICACIÓN78%
78%

Escribe un comentario