Tecnología

ECS A890GXM-A Motherboard test

ECS_A890_02

La Tarjeta

Empecemos por la caja, que luce un arte muy coqueto de un Dragón y un elfo (realmente el dibujo del Dragón la rompe). En la caja se anuncia el modelo y varias características del motherboard, como los procesadores soportados, el chipset, el eJIFFY y dual LAN con soporte para teaming.

La tarjeta pertenece a la línea Black Series, de modo que su combinación de colores es negro, amarillo y rojo. Creemos que la combinación está muy bien y no es para nada agresiva a los ojos. Ideal para un gabinete negro con ventana. El diseño es típico de los ATX y tienen ranuras de expansión a voluntad. Hay tres PCIe x16 (las dos rojas funcionan en x8 en Crossfire y la naranja en x4), dos x1 (puestos entre dos de los x16) y 1 PCI estándar. Las ranuras de memoria están perfectamente ubicadas y nada estorba ante la necesidad de poner y quitar módulos de RAM. La capacidad máxima de memoria soportada es de 32GB.

ECS_A890_01

Moviéndonos al costado, vemos el zócalo del CPU con un mecanismo de retención AM3. Este motherboard es AM3, soporta todos los Sempron, Athlon II y Phenom II de 45nm ya que los de 65nm son AM2+. El A890GXM-A soporta hasta procesadores con un TDP de 140W e incluso, oficialmente, soportará procesadores de 6 núcleos de AMD cuando estos estén disponibles al público. O sea que ahora podemos comprar este motherboard con un procesador pequeño y, apenas podamos, subirlo a los seis cores de un salto.

La regulación de voltaje es por medio de Mosfet de seis fases y podemos ver que hay capacitores de estado sólido en toda la etapa, lo cual mejora la estabilidad energética que alimenta al procesador. De hecho, el motherboard en su totalidad hace gala de los mencionados capacitores, algo que brinda la pauta del nivel de calidad empleado en su construcción. Como el motherboard apunta a un público que tiene en mente la alta gama, los mosfet como el Northbridge están refrigerados por un disipador con heatpipe Qooltech III para mejorar la eficiencia en la disipación. El southbridge también está refrigerado pero, como el SB850 no es tan exigente, el tamaño del disipador es modesto.

ECS_A890_04

Si vamos a la parte trasera, vemos  que tenemos salidas para conector DVI, conector VGA, conector HDMI y conector DisplayPort; de manera que podemos conectar desde un monitor CRT hasta un LCD TV Full HD. Increíble la flexibilidad que permite la tecnología denominada “4 most display”.

También encontramos  seis puertos USB 2.0, un eSATA, dos puertos LAN Gigabit Ethernet con soporte para teaming (es decir, que permite enlazar las dos placas de red para tener un solo enlace de 2Gbps), salida óptica de audio y cinco salidas analógicas que soportan hasta 7.1 gracias a un códec de HD-Audio y un botón de Clear CMOS para resetear la configuración del BIOS sin abrir el gabinete.

Yendo más abajo, están las ranuras PCI/PCIe de las que hablamos. Pero si seguimos hasta el fondo, vemos varias opciones más. Tenemos el Audio Header para aquellos con gabinetes con puertos frontales, cuatro USB mas para un total de ocho puertos extra y el header de front panel (botones de power, led’s de HDD, etc).

Pero encontramos una sorpresa: Al igual que en el A785GM-AD3, ECS incluyó en este motherboard un switch integrado de power y otro de reset . A la hora de hacer los benchmarks, no hay cosa más simple para encender el motherboard y resetear sin tener que montarlo en un gabinete.

ECS_A890_03

Con respecto a los discos duros, tenemos cinco conectores SATAIII que soportan RAID 0, 1, 5 y 10, gracias al SB850, y un sexto en el backplate funcionando como eSATA. Esto es importantísimo de mencionar porque la nueva norma permite transferencias de 600MB/s, el doble del estándar anterior. Si bien los discos duros están lejos de estas tasas, las unidades de estado sólido (SSD) de última generación ya estaban empujando al SATAII a su límite; que AMD incluya su nueva norma es bienvenida por aquellos fanáticos del rendimiento. Lo que perdemos con el SB850 es el Advanced Clock Calibration, o ACC, del que hemos hablado en la review del A780GM-AD3, que nos permite habilitar núcleos desactivados en nuestro procesador. Esto pasó porque oficialmente AMD dio de baja esta característica, así que si su idea es desbloquear un micro x3, mejor quédense con un 785 que con el SB710.

ECS_A890_05

Finalmente, hablaremos del chipset y su GPU embebida. El 890GX es el chipset más reciente de AMD e incluye gráficos integrados ATI Radeon HD4290, que lógicamente nos roba parte de la RAM de sistema para usarla como memoria propia; pero que tiene una vuelta de tuerca que se llama Memory Sideport, que es ni más ni menos que una pequeña cantidad de memoria (en este caso, 128MB) que se complementa al GPU para mejorar el rendimiento de video y no robar tanta memoria al sistema principal. El GPU soporta DirectX 10.1; como vemos, este HD4290 no difiere mucho al HD4200, que ya es un chip muy decente y nos deja jugar tranquilos a bajas resoluciones. La diferencia fundamental es que el HD4200 corre a 500MHz, y este 4290 corre a 700MHz. Otra característica es el ATI Avivo HD, que permite tener descompresión de video HD por hardware, liberando de esa carga al CPU. Como vemos, no hay grandes innovaciones en el terreno de la GPU y deberemos esperar a la próxima generación para ver gráficos integrados con soporte nativo para DirectX 11.

Pages ( 2 of 5 ): « Previous1 2 345Next »

Escribe un comentario