Sin categoría

Cuentos Chinos 2: Dear Esther

Querida Esther.
Me encuentro en una isla escribiéndote estas cartas sin siquiera saber quién o que eres. En esta travesía espero encontrar respuestas, aunque posiblemente termine con más dudas que las que tengo ahora. Al parecer la costa esta desolada, las estructuras que permanecen de pie aparentan estar abandonadas hace años con escasos registros de vida. Algo escrito en una pared por aquí y por allá, pero nada concreto. Algún que otro dibujo en la arena tampoco parece ser muy claro, pero sin embargo, yo, debería conocer esto. Hace años que estoy en la isla ¿No es así?

Querida Esther.
Puede que esté enfermo, y no solo del cuerpo, tal vez mi mente esté afectada también. Al parecer muchas de las cosas que hay en la paredes de la isla las escribí yo, o acaso fue Donnelly, o quizás Paul. Las figuras negras que veo, pero desaparecen cuando las alcanzo ¿Serán ellos, o tal vez seas tú misma? O tal vez Esther sea el nombre de esta isla misma. Puede que estas cartas ni siquiera sean mías, sino de alguna otra persona o nativos de la isla que las dejaron previamente a irse. Parece haber una gran cantidad de ellas incluso dobladas en forma de barco de papel, es acaso un intento en vano de mi parte para que lleguen a tus manos o a tus interiores a esas cuevas que he recorrido recientemente.

Querida Esther. Encuentro incluso las paredes de las cuevas llenas de pinturas rupestres, seguramente pintadas por el ermitaño que vivía en la isla que vino en aquel bote sin fondo para poder hablar con las criaturas del mar. Nunca vi a esta persona, puede que haya muerto hace largo tiempo.

Querida Esther. Hay también marcadas en la pared referencias bíblicas, no sería extraño que algún sacerdote allá pasado por aquí, que significan y a que referencian es un misterio para mí, al menos por ahora. Siento que cada vez que recorro esta isla aprendo algo nuevo, o veo lo previo bajo una nueva perspectiva. Las gaviotas se alejan a mi paso, abandonan la isla volando lejos, tal vez yo deba hacer lo mismo.

Querida Esther. En el descenso hacia la cueva me lastimé y la herida está infectada, los medicamentos espero me mantengan vivo hasta llegar a mi destino. O en realidad son tan solo para creerme yo mismo que sigo respirando, me siento como un fantasma atrapado en esta isla recorriéndola infinitas veces. En algun momento espero encontrar la salida. Mientras tanto esa música que escucho me hace una perfecta compañía.

Querida Esther…

 

Esto es solo un pequeño recuento de cosas que pueden pasar por la cabeza de uno al jugar este mod del Source (engine del HL2 y demás juegos de Valve). Vale aclarar que no es texto exacto extraído del juego, solo algunas frases intercaladas con cosas que uno puede pensar al oírlas (o al menos yo pensé). Hay varias cosas más que no incluí en el relato, ya que se pueden hacer muchas conjeturas y teorías. Su único problema es que peca de ser muy pretencioso pero es una muy buena experiencia para jugar más de una vez y encontrar aquel diálogo que seguro pasamos por alto. Este pequeño texto esta hecho sobre la versión original del mod, ya que su remake (que pasó a ser indie) todavía está en desarrollo. Por último tengan en cuenta antes de jugarlo, que no es un fichín común y corriente, se siente más como una historia interactiva que como un videojuego, pero es buen experimento para ver las cosas que se pueden hacer en la industria.

Link: http://dear-esther.com/

Link Steam: http://store.steampowered.com/app/203810/

Escribe un comentario