Sin categoría

Guía básica para no cagarla con una mina.

(aviso: esto está hecho de forma irónica, sin ánimos de ofender a nadie. Esta guía funciona en un 98% de las veces, todo puede fallar. Enjoy)

A raíz de algunos hechos que se fueron sucediendo estos últimos días, vengo a escribir este post que, para resumir, lo llamo “Guía básica para no cagarla con una mina”.

Hoy en día los hombres se quejan de que las minas no los toman en serio, que son barriletes, que les dicen A y a los pocos días ya no quieren saber nada de ellos…

Alguna vez se les ocurrió pensar que, por una vez en su vida, ustedes podían ser los responsables de esas actitudes que tanto reprochan? No? bueno, lean entonces.

Admito que las mujeres somos… complicadas, pero con un poco de voluntad nos entendemos todos.

Actualmente los hombres difícilmente buscan algo “serio”, pero cuando deciden que es hora de “sentar cabeza”, muchas veces la cagan.

 

El comienzo.

Hay muchas formas de “chamuyarse” una minuza, muchas, pero cuando vas en plan serio el 98% de los chamuyos son completamente inútiles y pueden generar que la mina no te quiera volver a ver un pelo más en su vida.

Pongo una experiencia personal a modo de ejemplo:

Charla por chat de FB con un tipo con el que hable dos veces en mi vida:

Yo: “Hola, todo bien?”

El: “Ahora que hablo con vos, si”

Suficientemente claro el ejemplo? Cómo bien diría la micada: El ourror!

Tirar una frase así no va a hacer que la mina se sienta especial bajo ningún punto de vista, mucho menos cuando hablaste dos veces en tu vida y encima por un medio tan choto como el chat de FB.

De hecho lo primero que la mina va a pensar es que sos un chamuyero tristísimo que seguramente le dice lo mismo a todas las minas con las que habla. (que sea cierto o no ya es otro tema).

Evitemos los chamuyos, si a la mina le interesás, te lo va a hacer saber. 

De acá en adelante y después de varias charlas van a saber si la mina realmente encaja o no con su “target”, si la mina no les va a nivel “relación” pero está buena y no dudarían en entrarle, hagan lo que quieran, probablemente les cueste el doble que laburarla como deberían.

 

La primer salida.

Generalmente pasa algún tiempo desde que empezaron a hablar por chat hasta que sale la onda de verse por primera vez. (laburo de hormiga, que le dicen). Si pasaste el primer desafío de parecer lo decentemente copado como para que una mina te acepte una salida a solas, ya tenés el 50% adentro. La parte más jodida ya la pasaste, porque convengamos que, si aceptó verte a solas, es porque le caíste bien y está lo suficientemente confiada de que no sos un sátiro, stalker, loco de la guerra y que la puede llegar a pasar bien.

Ahora sólo tenés que ocuparte de mostrarte como sos y tratar de no quedar como un boludo en el proceso.

Mi consejo para la primer salida, es ir a algún lugar que les guste a los dos, o algo que sepan que tienen en común.

Si les gusta la música, un boliche, fiesta o quizás un bar.

Si son medios frikis, una salida al jardín japonés no estaría nada mal.

Si son más viejotes, quizá a caminar por la costanera en una linda tarde de sol (?

Se entiende la onda?

La primer salida no es menos importante, en esta salida se ven las cosas como realmente son.

Pero hay algunas personas que cometen algunos errores estúpidos que los puede borrar del mapa automáticamente, quizá por la poca fé de que realmente alguna mina les va a aceptar una salida.

Casos comunes:

Apariencia física: Sabemos que el aspecto físico no es un asunto menor. Si están en plan de levante, asegúrense de tener una foto actualizada de perfil, porque no sirve de nada tener una foto de tus mejores épocas, donde saliste hecho un bombonazo terrible si la realidad es muy distinta. Eso lo único que les va a conseguir es un block/delete automático o un pasaje de ida a la lista de “amigotes de fb que alguna vez conocí”. It’s a dead end.

Gustos en común: Es sabido que los hombres (y mujeres) tratan de buscar gustos en común con la persona que les atrae y muchas veces, para no quedar como un salame, googlean automáticamente el nombre de esa banda que a la minuza le gusta tanto y ustedes realmente no tienen la más pálida idea de quiénes son. Sirve por internet, pero recuerden que en la vida real no hay google que valga.

Esas dos cosas son, para mí, los errores que pueden hacer que diga “este tipo es un nabo” y, no importa lo divino que seas, no vas a tener otra oportunidad.

Algo que me quedó grabado a fuego en tantas capacitaciones es: “No hay una segunda oportunidad de generar una primera buena impresión” y, creanlo o no, es así. Si a la primera fallaste, fuiste.

Cuando vamos a conocer a esa persona que, bien o mal, nos mueve un poco el piso, las minas nos arreglamos, nos ponemos bien perras para que te quedes bobo de entrada. Por lo tanto rompe mucho las pelotas llegar y encontrarse con el tipo en cuestión en un estado físico como recién salido de la cancha.

Chicos, por favor, a una primera salida se me van bañaditos, arregladitos y perfumados.

Créanlo o no, el perfume que usen es una de las cosas que más le queda en la cabeza a una mina y que puede hacer que se le vuele la peluca automáticamente.

No hay nada más lindo que conocer a ese tipazo que te vuelve loca, saludarlo y que te levante fiebre con sólo oler un rico perfume.

(O nunca les pasó de sentir un perfume que usó algúna ex y que, automáticamente, se le llene la cabeza de recuerdos?)

Pueden ser el mismísimo Steve Jobs en persona, pero, si ella no lo sabe, no importa.

Nunca chapeen con lo que son, con lo que hacen, con lo grande que la tienen, porque es realmente una desilusión conocer un tipo que viene subido a un pony.

Es realmente desagradable conocer tipos soberbios. 

“Porque yo laburo acá y acá y soy el capo master de tal y tal”, no chicos, no.

Aparte así se aseguran de que no le están gustando a la mina por lo que hacen si no por lo que son.

En fin, lo único que les puedo decir desde mi punto de vista femenino, es sean ustedes mismos, si a la mina le gusta, bien y si no, será la próxima. 

Es sabido que a las minas les gusta hablar de ellas, déjenlas, que hablen, pero presten un mínimo de atención para no quedar como idiotas si los agarran desprevenidos.

Punto importantísimo: la mina obviamente se fué vestida para la guerra, y por más que hayan estado hablando horas, no se le tiren encima a tratar de sacarle un beso. Es de cuarta.

Esto es medio complicado igualmente porque cada mina tiene su ritmo, hay minas que quieren que le “avancen” en la primer salida y otras que no.

De cualquier forma, ellas se lo van a hacer saber, presten mucha atención en los gestos, en la distancia que toman con ustedes.

Un avance mal hecho puede cagar todo lo que venían armando, no es joda.

Así que, pajeros, contrólense por favor!

(Igualmente ninguna mina va a tildarlos de dormilones porque no le hayan dado un beso, probablemente se queden con toda la vena y la próxima vez que las vean sea mucho pero mucho mejor).

 

El “In between”. 

Si después de algunas salidas ya se puede decir que “están saliendo”, no hay mucho para decir.

Lo de mostrarse como son importa en este momento porque después de un tiempo sale a la luz la real personalidad de cada uno y si ella te conoció como un divino y ahora sos un salame, probablemente no duren mucho más.

No hay nada más choto que salir con un tipo que dijo ser así y ahora es asá.

Mantengan el cuidado físico, nada de no bañarse, salir descuidados y mucho menos gases humanos de cualquier tipo. NO! el estar saliendo con una persona por determinado tiempo no implica que puedan hacer semejantes guarangadas delante de su pareja.

Otra cosa que los hombres descuidan mucho cuando ya están saliendo con una mina: el romanticismo y los halagos.

Las salidas solos, los regalos y demás no son sólo para las primeras salidas donde todavía la están remando para que la mina se caiga de culo y los acepte, cada tanto un buen gesto viene bien y, a contrario de lo que muchos piensan, no es de “pollerudo” o les resta puntos en hombría.

Presten atención a los detalles, si tu novia se cortó el pelo, se compró un jean nuevo o lo que sea, díganle algo lindo, porque, después de todo, lo hacen por ustedes manga de babosos.

Y si no les gusta como le quedó no sean brutalmente sinceros, díganselo con la mayor delicadeza posible porque a ustedes les chupa un huevo si alguien les dice “ese corte es de maricón” pero a una mina no le gusta y a muchas “las trauma”.

Nada de esto debería resultar una obligación o ser difícil de hacer/decir si realmente les gusta la persona con la que están saliendo, pero si llegara a ser una molestia, es porque las cosas ya no van. Tan simple como eso.

Otro punto importante: comunicación, las minas hablamos todo, a ustedes no les hace falta.

Si la charla sirve para algo, banquensela, si no, rechácenla con delicadeza.

Nada de “loca de mierda, no me rompás los huevos” y mucho menos hacerse los sordos.

Una de las cosas que puede llegar a cagar todo de una, es la convivencia apenas empiezan a salir, sea una semana o más.

No es ciencia exacta pero en la mayoría de los casos, sí, porque con la convivencia es donde se ven las cosas como son y cuando dos personas que recién se conocen no están acostumbradas a pasar tanto tiempo juntas las cosas pueden resultar mal.

Disfruten las distintas etapas de la relación, de hecho el “enamoramiento” de los primeros meses es una de las cosas más lindas y el extrañarse es algo bastante copado si lo piensan bien.

No quemen la relación al pedo por pajeros.

Otra cosa para tener en cuenta: cuidado con lo que hacen/dicen cuando están de novios o “en vías de…” porque las minas cuentan todo, antes, durante y, lo que es peor: el después. No nos den motivos gratuitos para hacer lo que mejor sabemos hacer: chismosear.

Y por último: Alguna vez les pasó de salir con una mina que lloraba buscando un tipo bueno porque son todos hijos de puta, la engancharon con su bondad y después los dejó porque eran “demasiado buenos”?

Si bien nos encantan los tipos atentos, a las mujeres nos gusta que nos maltraten un poco, bah, que nos ignoren. Si estás todo el día pendiente de ella, cargoseandola, fijandote que esté bien y blah, si, van bien, pero no hay futuro.

Si le pusieron el ojo a alguna, no la invadan todo el dia con mensajes por chat, no la llamen, no le inunden el celular de sms.

Háganse los difíciles (sólo un poco), que les hable ella. Si en una primera charla le caíste bien, ella solita te va a ir a hablar.

Cuando un tipo vuelve loca a una mina por chat (“hola, estás, todo bien?, andás por ahí? cuando estés avisame”) pasa a la lista de psycho automáticamente y no hay forma de revertir la situación.

Sepan diferenciar atentos con cargosos.

Así que ya saben: si remaron lo suficiente y un día reciben un mensaje que dice “te extraño” o “te quiero ver” es porque la hicieron bien.

Achievement unlocked 😉

(Y si nada de esto funciona, no es su culpa, la mina es una histérica)

Escribe un comentario