Tecnología

CTA Assault Rifle Controller

CTA Assault Rifle Controller

Yo era un tipo PC fan. ¿PlayStation? Guacala. ¿Y esto por qué? Si se supone que como fanático de los fichines debería amar a un dispositivo diseñado específicamente para darnos horas de alegror.

La respuesta es sencilla: adoro los FPS (first person shooters) y para eso no hay como el mouse y teclado. Nada de mariconadas de joystick con botoncitos de colores. Que si tiro la granada con la cruz, que si disparo con el cuadrado o me cubro con R1. ¡Déjenme de joder! Hasta que nuestro cerebro recuerda qué tecla hay que usar para recargar nuestra ametralladora, y envía la señal al dedo correspondiente para presionarla, lo más probable es que nos muelan a tiros. Peor aún, para tener todas las teclas cubiertas hay que ser uno de esos “Manos” del Eternauta. Y háblenme de apuntar con la perinola del joystick, una misión imposible, aún para Tom Cruise.

Afortunadamente, hay dispositivos que reivindican el FPS en las consolas como el famoso “Sharpshooter” de Sony. Una pseudo-ametralladora en la que se coloca la “linternita” del Move y el Navigator. Uno sirve para controlar la mira, el otro para movernos y entre ambos se reparten los botones.

 

CTA Assault Rifle Controller

Esto reivindica el FPS y hasta lo vuelve más feliz, pero todo tiene un precio, porque para poder usar esto hay que tener, además del Move, un Navigator y el dispositivo Sharpshooter. ¡Una inversión fuerte para nuestros castigados bolsillos! Pero para solucionar ese asunto, aparece el CTA Assault Rifle Controller. Este cancherísimo dispositivo nos permite hacer lo mismo que con el Sharpshooter pero sin obligarnos a comprar el Navigator porque viene ya integrado. Sólo dos pilas comunes dan vida a todas las perillas y botones, basta con colocarle el Move.

 

CTA Assault Rifle Controller

 

No toca botón, decía Olmedo hasta que vio esto

Si de comodidad se trata, el ARC (Assault Rifle Controller) nos da todas las opciones. Para movernos podemos utilizar el joystick que está sobre el Move y controlarlo con la mano que descansa, o el que está sobre la culata manejándolo con el pulgar. Al principio puede costar un poco que la PS3 lo reconozca pero hecho esto la alegría está garantizada.

El rifle viene muy bien presentado en un estuche. Abrirlo y ensamblarlo me hizo sentir por un momento como el personaje de Hitman. El ARC, una vez montado, tiene un look fantástico y muy similar a un M16 y es tan canchero que hasta da pena ponerle la parte que adosa el Move.

 

CTA Assault Rifle Controller

Sólo hay dos cosas para criticarle y es que al ensamblar el Move, el ARC queda con un doble gatillo que no es tan cómodo como tener uno solo, y lleva un speaker integrado que reproduce sonidos de tiros y que por supuesto es innecesario. Todos vamos a preferir el sonido y las detonaciones del fichín de turno. Fuera de esto, el ARC es funcional, nos evita comprar el Navigator, es canchero, es fachero y sólo cuesta $599. Amor puro. [i]

 

Escribe un comentario