pikuniku

  • [REVIEW] Pikuniku

    pikuniku review

    Cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar el comunismo

    El día tan temido llega: La Bestia despierta de su letargo y abandona la cueva, camino hacia el pueblo, destruyendo todo a su paso. Los pobladores, ignorando que la criatura que los horroriza acecha con total libertad, llevan sus vidas diarias, hasta que el sonido de un puente destruyéndose los alerta. Finalmente la Bestia aparece… es una bola roja con dos patas, completamente amistosa y con hambre de revolución.

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese