Taiko 1

Al compás del tamboril

El tempo se acelera y las amigables caritas celestes y rojas de los Taikos se vuelven amenazantes. Lo que al principio era un alegre compás se transformó gradualmente en una guerra rítmica. Una gota de sudor corre por nuestra frente, rodando hasta acercarse al ojo y amenazando con romper nuestra concentración. Circunstancialmente tuertos y con los dedos entumecidos, la canción se acerca a su fin, pero no sin antes exigirnos por última vez con un extenuante redoble de tambor. Al finalizar los fuegos artificiales anuncian los resultados, una vez más fallamos tocando Kurenai, pero los pequeños Taikos nos alientan para que volvamos a intentarlo. Y nosotros le creemos, mirando esas caritas nada puede salir mal. Ese es el comienzo del fin.

Taiko no Tatsujin viene de una larga familia de videojuegos que rara vez tienen la suerte de escaparse del país del sol naciente para anclar en puertos occidentales. En esta oportunidad Nintendo Switch y PlayStation 4 tuvieron la suerte de recibir cada uno su propia versión. Si bien la edición de Nintendo Switch está más enfocada en minijuegos, la de PS4 es más para el veterano de la saga.

Como buen juego rítmico, Taiko No Tatsujin: Drum Session! pone a prueba nuestras aptitudes musicales y de reacción, con un gameplay simple compuesto por seis tipos de comandos. El control está dividido en las cuatro partes que componen al taiko (tambor japonés), dos orillas —izquierda y derecha— y dos partes centrales —también izquierda y derecha—. Los comandos que ingresaremos durante el juego varían desde un golpe en el borde o centro del taiko, hasta un redoble de tambor —también pudiendo ser por las orillas o por el centro— que nos exigirá tocar ambos lados del taiko sin perder el tempo y durante varios segundos.

Taiko 2

A causa de que el control especial para este juego sólo se consigue en tierras niponas, debemos jugar con el DualShock de PS4. Si bien esto no es negativo ya que el mapeo está muy bien logrado y no existe delay entre la presión de los botones y el reconocimiento in-game, se nota a la distancia que este juego está pensado para jugarse con el tambor.

De igual modo tenemos la opción de elegir entre varios presets de botones, lo cual nos permite encontrar nuestra propia forma de jugar. En estas opciones podemos dividir el gamepad por lados —izquierda y derecha— o por secciones del tambor —centro u orillas—. Una vez configurado eso estamos más que listos para ajustar nuestra visera y darle duro al taiko, al ritmo de las mejores canciones de Japón y del mundo.

Taiko 3

El gameplay, como dijimos antes, se separa en seis secciones. Nuestra misión principal es seguir el ritmo del tema que elijamos en cualquiera de las cuatro dificultades. Todas tienen una buena curva de aprendizaje, permitiéndonos ir subiendo gradualmente de dificultad a medida que vamos sorteando las primeras canciones. Para superarlas debemos tocar el taiko al ritmo y en las secciones pertinentes. Las mismas están diferenciadas por colores, siendo los taikos celestes quienes representan los borde y los taikos rojos los centros.

Al comenzar cada canción vemos una grilla vertical por donde pasan los taikos rojos y celestes, cada uno representando una parte del tamborcito nipón. Al final de la misma hay un círculo grande, el cual representa el momento exacto en el que debemos tocar la parte del taiko representada por un color. Si bien esto es bastante simple, Taiko no Tatsujin agrega ciertos condimentos a la mecánica para darle un sabor más único. Por ejemplo, algunas veces durante cada tema nos encontramos con taikos más grandes que los comunes, estos significan que debemos tocar las dos partes del tambor —izquierda y derecha— al mismo tiempo si, por ejemplo, aparece un taiko rojo gigante.

Taiko 4

También nos toparemos con un taiko dorado seguido de una larga cola de igual color que representa el redoble, el cual durará el largo de la cola. Otra de las variantes será un taiko con un pequeño globo en la boca. La mecánica será la misma que con el taiko dorado: debemos tocar redoble hasta que el globo se infle y explote, aumentando así nuestro combo y el puntaje obtenido.

En material de canciones Taiko No Tatsujin: Drum Session realmente brilla, no sólo porque nos ofrece una gran variedad de temas Pop y Rock actuales y de la edad de oro de Japón, sino porque también incluye exitazos de anime como los openings de Evangelion, Attack on Titan, Dragon Ball Super y hasta la versión japonesa de Let it Go de Frozen. Más de 70 canciones para todos los gustos —incluyendo música clásica— componen la bestial banda sonora que nos permite juguetear por horas y horas.

Taiko 5

Aunque hay mucho para elogiar, no podemos decir que está libre de pecados. 
Primero: es increíble que no consideraron producir el periférico fuera de Japón. Es obvio que este juego está hecho para ser jugado con el taiko oficial de la franquicia, pero lamentablemente por estos lares es imposible conseguirlo.

Segundo: el modo en línea es bastante vacío, ya que sólo nos permite jugar contra fantasmas de otros oponentes desafiándonos a que superemos su mejor record. Si bien podemos quitarnos las ganas de jugar versus haciéndolo de modo local, el modo online se siente poco aprovechado.

Taiko 6

Tercero: no hay mucha variedad de gameplay; no hay un modo historia donde tenemos que superar a los dioses del ritmo ni nada por el estilo. Simplemente jugamos canciones hasta que nos aburrimos y pasamos a otra cosa. El desafío y las misiones las ponemos nosotros, como por ejemplo jugar en las dificultades más altas o superar a diferentes oponentes online. Y lamentablemente las recompensas tampoco son increíbles, ya que sólo ganaremos monedas del juego para invertirlas en trajes para nuestro tamborcito. No vamos a negar que es re simpático y el nivel de customización es realmente largo, pero como no tienen ningún efecto en el gameplay, la novedad se pierde igual de rápido de lo que llegó.

Taiko 9


Taiko No Tatsujin: Drum Session! podría haberse visto muy beneficiado por un gameplay similar al de Nintendo Switch, plagado de minijuegos y mecánicas pensadas para enganchar tanto al newcomer como al veterano de la saga. Es un buen título que nos regalará varias horas de ritmo y desafíos, pero sin modo historia ni modo desafío, se vuelve repetitivo muy rápido [i].


DESARROLLADO Y DISTRIBUIDO POR: Bandai Namco
GÉNERO: Musical
DISPONIBLE EN: PlayStation 4

CALIFICACIÓN:

70%

QUÉ ONDA: Un buen representante del género rítmico que se quedó corto en contenido.
LO BUENO: La variedad de canciones, la estética, el gameplay simple y fácil de dominar.
LO MALO: Los pocos modos de juego. El vacío modo online.

Este análisis fue realizado a través de un código de PlayStation 4 provisto por sus desarrolladores.

Rodrigo ScarlataRodrigo Nicolás Scarlata, alias Capitán, creció queriendo ser escritor. Estudió letras en la UBA y no aprendió nada. Este flamante seguidor de Hokuto no Ken, Berserk y jojo Bizarre Adventure ama los videojuegos casi tanto como a sus gatos.

blog comments powered by Disqus

Más chismes

  • 1
  • 2

Software gratuito para PC gamers – Convertidor de vídeos

irrompiblesDigital

[IRROMPIBLES] DIGITAL

Todos los números de la revista en formato electrónico. Suscribite.

Spanish English French Italian Japanese Portuguese