El equipo detrás de The Evil Within prueba las aguas espirituales del mundo abierto a través de una historia con más acción que terror, en la que exploramos un poco de Japón y su mitologia urbana con muy buenos resultados.

En Pine, los seres humanos se han vuelto un poco… cagones. Un joven llamado Hue decide poner fin a esto a base de diplomacia, partir caras y regalar cocos. Rarísimo, che.