Casi dos años y medio después de su lanzamiento en PC y consolas, Unruly Heroes —que analizamos en su momento— inicia una nueva peregrinación al poniente. Pero esta vez, en formato portátil para Android e iOS. En la editorial le estuvimos metiendo dedo al port de Android y les dejamos nuestras impresiones digitales a continuación.

Si les gustó la primera entrega, probablemente la segunda les va a encantar. Caso contrario, denle una oportunidad a esta secuela que con un estilo retro y nuevos modos de juego busca ganarse un lugar en nuestro corazón.

Es difícil no recomendar Disc Room, un juego altamente adictivo de controles y conceptos tan simples que cualquiera puede comenzar a jugarlo en un instante. Desafiante, un poco frustrante a veces pero no lo suficiente para que queramos soltarlo. Breve y rejugable. Otra prueba concreta de que los conceptos más simples pueden ser los más filosos.

¡Que bien le viene a Witcheye desembarcar en la consola portátil! A sus controles táctiles ya existentes, que acá se mantienen, se le suma la posibilidad de manejarlo con las clásicas palancas, pudiendo tener una mayor precisión de movimiento y evitando así taparnos el escenario con nuestros dedos de chorizo.

Los sapos adolescentes ninj… perdón, los sapos musculosos ¿hermanos? vuelven tres décadas después para revivir lo mejor (y lo peor) de su franquicia, en un nuevo y parcialmente recomendable aunque confuso Battletoads.

Fe es la aventura plataformera de una especie de Stitch fanático de Robert Smith. Intenta sumarse a la lista de juegos con narrativas minimalistas, tales como Limbo o Journey. ¿Saldrá victorioso?

Page 1 of 3
1 2 3