Ninguno de nosotros entendía de qué se trataba, ni qué había que hacer, y a pesar de haber visto sesiones de gameplay kilométricas, tampoco comprendíamos cómo se jugaba. Después de sentarnos durante decenas de horas frente a la nueva creación de Kojima Productions, finalmente sabemos qué es Death Stranding. Lo que no sabemos cómo, es ponerlo en palabras.

Si viven encerrados en una cripta quizás no se enteraron, pero los quemados de Other Ocean Interactive decidieron hacerse cargo del muerto de otro, por lo que se pusieron a remasterizar nada menos que MediEvil, un fichín de culto que (casi) todos los que tuvimos la PSX recordamos con cariño.

Este tierno juego de acción y aventuras, enfocado a público infantil, pre-adolecente y adorables inmaduros como nosotros, llega de forma exclusiva para PS4 luego de 4 años de desarrollo. ¿Valió la pena esperar?