En el 2012, dos compañeros de la universidad se juntaron para crear un fichín roguelike con aspectos de tower defense. El resultado fue grandioso, por lo que llevaron su proyecto a Kickstarter y en poco tiempo Risk of Rain vio la luz. Varios años después, llega su secuela, ¿pero está a la altura?

RAD es un roguelite “post-post apocalíptico”. No, no es un error de tipeo, pegamos dos apocalipsis, uno atrás del otro, al precio de uno. Después de este dato, ¿no hace falta un ADN para saber que el padre es Double Fine, verdad?

En plena hora pico de los indies roguelikeros, otro contendiente llega volando, listo para desplumar a sus rivales a escopetazos. ¿Está Blazing Beaks a la altura de los clásicos del género?