El pasado está de vuelta, y nos encontró endeudados hasta la manija. En Anno 1800, mientras se nos prenden fuego los números, tenemos que preocuparnos por conflictos familiares y barcos que nos atacan. ¡Así no se puede!

Ahora, una señal de auxilio nos pide asistencia urgente en la capital norteamericana. Porque si cae Washington, caemos TODOS… Bah, si están en Burzaco tomando mate, no creemos que vayan a tener bardo. Pero teníamos que meter dramatismo, ¿vio?