Del estudio polaco Afterburn, responsable de otros dos encantadores juegos de puzzle, nos llega Railbound, un entretenido fichín con locomotoras, vagones, vías y estaciones con gatitos. ¿Qué más podemos pedir?

Cazar criminales que se resisten en dejar los años 80 más que a las propias fuerzas de la ley y el orden. Ese es nuestro objetivo y la razón de ser de Huntdown.