Informes

¿Por qué deberías darle bola a los videojuegos bajo blockchains?

La incorporación de la tecnología blockchains a los videojuegos cambiarán para siempre nuestra forma de interactuar con ellos. No es una afirmación exagerada. De manera silenciosa e inadvertida para la gran mayoría, la tecnología de cadena de bloques está transformando tanto a la industria —desarrolladores, publishers, plataformas— como a los productos (los videojuegos en sí). 

Esta transformación no tiene que ver con el gameplay en su sentido más literal, tampoco con los efectos visuales. La mutación se está dando en una capa más profunda, que se comporta al igual que el viento. Es decir, algo que no vemos de manera directa, sino sólo a través de los efectos que produce. 

Videojuegos y blockchains: como entender sin morir en el intento

De esta forma, la disrupción blockchain en los videojuegos tiene que ver en cómo interactuamos con nuestros objetos y propiedades digitales. En otras palabras, ítems, cuentas, personajes y cualquier otro dato que pueda ser almacenado.

Traduciendo de chino básico a español

¿Vengo hablando en chino verdad? Que no panda el cunico ¿Escucharon hablar de la Blockchain y los NFT? Es posible que sí, más si viven en Argentina, donde los vaivenes financieros, la inflación nos obligan a ser innovadores en pos de preservar el nivel adquisitivo. Estos son dos conceptos claves que si bien no tenemos que dominar al menos tenemos que tener una idea de que son.

En primer lugar, la Blockchain o cadena de bloques, es la tecnología sobre la cual funcionan las criptomonedas. Asumiendo el riesgo de no ser 100% riguroso, lo vamos a simplificar: la blockchain es una base de datos gigante, pero no está toda en un solo lugar. Sus fragmentos son almacenados por cientos de miles de computadoras y entre todas ellas conforman la totalidad de esta base de datos.

De esta forma, para ejecutar una transacción en estas bases de datos, es necesario que varios participantes de la blockchain autentiquen su legitimidad. Hay varios mecanismos para esto: el proof of work, proof of stake y proof of time, por citar algunos.

Videojuegos y blockchains, una pareja al nivel de “fideos con queso”

Entonces, en caso de que el mecanismo no valide la transacción, esta no se lleva a cabo. Las transacciones implican desde enviar o recibir activos financieros digitales (criptomonedas, tokens) hasta modificar, agregar o suprimir información en un registro (por ejemplo: asignar un número de serie a un artículo). No vamos a entrar en más detalles, ya que es más información de la que necesitamos por el momento.

Fungible o no fungible… esa es la cuestión

Para entender que es un NFT, siglas en inglés de “Token No Fungible”, primero debemos comprender la diferencia entre fungible o no fungible.

Un activo fungible es algo que se puede reemplazar por otra cosa que tiene el mismo valor. Por ejemplo: un billete de un dólar, que sacamos de nuestra billetera, puede ser reemplazado por un billete de un dólar que nos da otra persona. Ambos papeles poseen el mismo valor. El equivalente blockchain de fungibilidad son las criptomonedas: Bitcoin, ETH (red Ethereum) o ADA (red Cardano) y muchas otras.

En cambio, siguiendo el ejemplo de equivalentes con “el mundo real”, un bien no fungible (NFT) es algo único y tiene valor mientras lo sea. Un libro —si bien de movida es un bien fungible, ya que una copia tendría el mismo valor— pasa a ser no fungible si está firmado y dedicado por su autor. Es decir, se convierte en algo único. Lo mismo puede suceder con una remera firmada por Messi. Incluso dos casas idénticas, pasan a ser “no fungibles” al considerar su ubicación, accesos a carreteras, si se ve o no el tardecer y otras características.

Si las criptomonedas son los activos fungibles de la blockchain, entonces los NFT son el equivalente no fungible. Los NFT son activos digitales que tienen una característica única que los hace especiales. Esta singularidad —una fecha de emisión, una edición limitada o su rareza— está firmada dentro de la blockchain.

Por consiguiente, aquí está el concepto clave que va a transformar para siempre la industria de los videojuegos. Los NFT posibilitan ejercer derecho de propiedad y valor sobre un bien digital de manera similar a como hoy hacemos con “los libros”, “las remeras firmadas”, o “las casas” del mundo real.

La “pregunta Niembro” de la nota

Entonces, ¿cómo nos afecta esto a los videojugadores? Ir a fondo con la cuestión nos va a llevar mucho tiempo. Por ello, esta es la primera parte de una serie de artículos introductorios a los videojuegos, blockchains, criptomonedas y NFT. Algunos conceptos están simplificados de forma adrede para facilitar su comprensión, y serán profundizados en las próximas entregas. Ahora mismo, para explicarlo simple y sin morir en el intento, recurriremos a tres ejemplos de uso.

Ejemplo 1: Jugar con nuestros Pokémon sin complicaciones

Imaginemos que somos fanáticos de Pokémon. Estamos leveleando nuestro Pikachu desde la GEN 1 (1996) y, al momento de escribir este artículo, la saga va por la GEN 8 (2021). Los que juegan Pokémon no son ajenos a lo complicado que es migrar una colección GEN 1 a la actual. Si son curiosos pueden ver el proceso en detalle en el siguiente video, pero en líneas generales es así:

  • GEN1 a GEN 2 (posible vía cable)
  • de la GEN 2 a GEN 3 (no es posible)
  • para pasar de GEN 3 a GEN 4 (vía a DS con dos slots)
  • luego, de GEN 4 a GEN 5 (wireless con dos consolas)
  • y ahí no termina la cosa… de GEN 5 a GEN 6 (vía Pokémon Transfer/Bank server)
  • ufff… casi… de GEN 6 a GEN 7 (vía Bank server)
  • y, finalmente, de GEN 7 a GEN 8 (vía Pokemon Home, que es un nuevo server)

¿Un quilombo, no? Ahora bien, sigamos imaginando y pensemos que —en lugar de pasar por ese tedioso proceso— todos los juegos de la saga corren sobre la misma blockchain y nuestros Pokémon son NFT.

De esta manera, podrían migrar entre generaciones sin métodos complicados que requieren hardware. Lo que es mejor, no dependeremos de servicios de terceros, como servers que mañana podrían darse de baja. La tecnología de bloques en cadena funciona de manera descentralizada. De nuevo: es una base de datos almacenada en cientos de miles de computadoras y servidores.

Así, la decisión de mantener (o no) la red, la toma la comunidad en su conjunto y no una sola empresa. Lo mismo si se quisiera cambiar o modificar el protocolo. Regalar o prestar un Pokémon a un amigo sería tan sencillo como transferirlo a su cuenta. Además, varias blockchain como Ethereum, Cardano o mismo Bitcoin impiden falsear registros. Cada modificación requiere un consenso mayoritario de la red. Entonces, en un sistema así, los Pokémon no pueden modificarse o clonarse.

Ejemplo 2: MMO e ítems

Salgamos Pokémon y analicemos como los NFT pueden cambiar de manera radical los juegos multijugador. Videojuegos como Counter Strike, League of Legends y DOTA cuentan amplia colección de skins y emotes. Para conseguirlos es necesario jugar varias horas, grindear misiones repetitivas y extensas. En algunos casos, también invertir mucho dinero en abrir paquetes y sobres (sí FIFA, el palo es para vos). Por este motivo, su valor de intercambio o venta reside en su rareza

Parte del fundamento operativo de la blockchain reside en la transparencia de poder visualizar y trazar todas las transacciones que ocurren en la red. Para ejemplificar: si un MMO funcionase en una cadena de bloques, una skin sería un NFT. Podríamos consultar toda su historia de transacciones, empezando por su fecha de creación y por los propietarios que fue pasando. Esto añade una nueva variable de valorización. 

De esta manera, ya solo no es la rareza lo que da valor a una skin o un ítem, sino también su historia. Una skin podría ser muy valiosa por ser el primer drop de su servidor. Mejor aún, imaginemos que no tenemos una copia, sino la misma skin —el mismo archivo digital— que un pro player utilizó para ganar un torneo. O un emote que uno de estos jugadores recibió como reconocimiento por ganar The International de DOTA ¿Cuál sería su valor?

En videojuegos bajo blockchains, el loot será más sabroso que nunca…

Esto ocurre en el mundo real y físico, fuera del universo de blockchains, NFT y criptomonedas. Pensemos por ejemplo en los artículos relacionados con los deportes, como camisetas o calzados. No solo tienen un valor emocional, sino que llevan el agregado de ser parte de la historia ¿Cuánto valen camisetas que usaron Pele y Maradona? ¿Cómo se incrementa el tiempo de estos objetos con el paso del tiempo? Para pensar…

Ejemplo 3: Contratos inteligentes y alquiler de ítems

Un Smart Contract es un contrato programable donde, si se cumplen ciertas condiciones, obtenemos el resultado programado. Por ejemplo, se podría programar un contrato de alquiler que controle la tarjeta de acceso a un departamento. Si el inquilino no paga según las condiciones acordadas, automáticamente el contrato se revoca, como también el ingreso al inmueble.

De esta manera, géneros como los MMORPG pueden recibir un nuevo nivel de complejidad gracias a los Smart Contracts. Implementar contratos Smart Contract posibilitan alquilar o prestar ítems en forma de NFT. Podríamos disponer nuestros ítems bajo alquiler por un tiempo determinado, con la garantía de recuperarlos de forma automática cuando se corte el pago o se cumpla el plazo establecido.

Así, en algunos juegos como Decentraland, se pueden comprar parcelas virtuales en forma de NFT. El registro de propiedad queda almacenado en la blockchain Ethereum, garantizando su autenticidad. Me resulta emocionante imaginar, por ejemplo, un clan que gana acceso a cierto territorio en un servidor. Luego, cobra entrada o lo alquila como zona de grindeo a otros clanes o jugadores. En el mundo real los cotos de caza funcionan de manera similar.

Deberían empezar a darle bola a las cripto

Los ejemplos que vimos son solo la punta del iceberg. Los NFT y Smart Contracts abren puertas a horizontes desconocidos, a interacciones que ni siquiera aún están en la cabeza de sus futuros creadores. La tecnología de blockchains en videojuegos va a causar una disrupción de alcances inimaginables. De todos los cambios que atravesó la industria, este va a ser el más importante de su historia.

Si somos gamers, la tecnología de bloques en cadena nos debería empezar a importar. La adopción por parte del sector indie es una tendencia consolidada. Al igual que un tsunami, que no se hace evidente hasta que llega a la costa, la tecnología cripto avanza de manera silenciosa, pero avasallante. Cuando los videojuegos adopten blockchains, de manera masiva e irreversible: ¿en qué grupo nos vamos a encontrar? ¿En el de los visionarios que la vieron venir? ¿O de nuevo en el de la gran mayoría que llegó tarde? [i]


Este artículo, y la serie que vendrá, nunca hubieran sucedido sin el trabajo de Diego Torres Borda. Agradezco de manera infinita a su podcast “Bitcoin para todos” (que pueden escuchar en Spotify) por las más de 50 hs de contenido educativo gratuito que comparte de manera desinteresada semana a  semana. Fue la puerta de entrada para descubrir este universo que cambió mi manera de ver las cosas -“forever and ever”- y hacerme ver cómo esto está transformando la industria de los videojuegos.

3 Comentarios

  1. Es cierto, a nadie le interesa leer sobre desarrollo de juegos.
    Que me importa quien es Daniel Vàvra, Lawlow Jones o Sam Houser? Yo soy Argentino y no pienso en como desarrollarme como persona, solo quiero ser “innovadoror en pos de preservar MI nivel adquisitivo….”

    La próxima vez que confundan al “gamer” con consumidor tercermundista les exploto los servidores

    Reply

Escribe un comentario