Reviews

[REVIEW] Uncharted The Nathan Drake Collection

La remasterización que tanta falta nos hacía.

MIENTRAS CUELGO de una caja en paracaídas, pasa frente a mis ojos toda mi vida virtual. Mi niñez conflictiva, Sully, las chicas y todos esos hermosos lugares que mis ojos han visto en busca de los tesoros más insólitos. Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir… ¡Un momento! Esa frase es de Blade Runner, y esto es Uncharted. Nathan Drake siempre vive para contar la historia, pueden golpearme pero no quebrarme. Si señor, Nathan Drake es como nosotros, Irrompible.

Vivimos en un mundo de remasterizaciones. Esto siempre ocurre, y hasta que los grandes títulos aparecen, hay una cascada de remakes. En esta generación, más que cascada es una verdadera catarata. Esta catarata arrastra títulos que era mejor dejarlos como estaban y otros que realmente valen la pena por el enorme cambio que han sufrido. The Last of Us y GTA5 son claros ejemplos de juegos que parecen haber alcanzado un techo y sus remasterizaciones siguen sorprendiendo. El público en general, se queja de la falta de nuevas ideas pero sigue recibiendo estos títulos con los brazos abiertos. Esto es porque muchos nunca tuvieron una PS3. Quien no formó parte de la generación anterior de consolas y cayó directamente en las garras de una PS4, está ansioso por recuperar el tiempo perdido y por supuesto, ávido de los grandes clásicos. Y cuando hablamos de clásicos es imposible no pensar en Uncharted.

Uncharted es una de las sagas más gloriosas de la historia, y Sony tiene plena conciencia de esto. Miles y miles de gamers alrededor del mundo, aún no cayeron bajo los influjos de Nathan Drake. La potencia de PS4 y la cercanía del lanzamiento del cuarto título de la saga, fueron la exusa perfecta para que BluePoint Games se ponga manos a la obra junto a Naughty Dog, para desempolvar los tres episodios. Y el resultado sigue despeinando pelucas.

La colección que incluye los tres títulos, cuesta lo mismo que un solo juego, y eso ya es un gran atractivo. 3 clásicos remasterizados al precio de uno es una oferta dificil de rechazar. Después de descargar casi 4 gigas iniciales ya se puede entrar al maravilloso mundo del primer episodio, mientras se descargan otros 45GB para desbloquear el resto (al menos en la versión digital).Esto da una idea de la magnitud del trabajo que se ha hecho.

Lo más impresionante es que los tres títulos corren en 1080p (Full HD), a 60 frames por segundo cuando originalmente todos corrían a 720p. Los bordes se ven menos serruchados y el movimiento es infinitamente más fluído. Pero el chiste es que han mejorado muchísimo todo el sistema de iluminación y texturas. Jugar Uncharted: El Tesoro de Drake, el primer título de la saga, es una delicia porque prácticamente lo hicieron de nuevo. La diferencia con la versión original es notable y el salto visual es abismal. Cuando veíamos a Drake en primer plano, parecía un muñeco de plástico brillante e inexpresivo, ahora la luz mejora muchísimo la visibilidad y podemos ver detalles como barba o arrugas que antes no existían. La ropa es mucho más detallada y el agua mejoró notablemente. Una de las cosas más difíciles de Uncharted, era combatir en medio de la selva. Hacer foco costaba horrores entre las hojas de los árboles, el foliaje, las luces y sombras. Ahora es como si nos hubieran puesto anteojos. Los bordes ya no son tan toscos, las sombras son más parejas y parece tener mayor profundidad de campo.

Estas mejoras también aplican para las otras dos entregas, pero el salto visual es menos notorio porque ya eran mucho mejores.

No hace falta volver a hablar de tres guiones geniales. La historia de cada uno de los episodios de Drake brilla dejando a Indiana Jones como un anillo viejo y desteñido. Si ya los jugaste no hace falta que te recordemos nada de estas joyas de la industria, si no lo hiciste, esta es tu oportunidad. Son como autos de colección, siguen originales como el primer dia pero brillan más. No hay contenidos adicionales, pero se ocuparon de agregar nuevos trofeos y el modo fotográfico que está de moda en casi todos los juegos de hoy en día. ¿De qué serviría todo este despliegue visual, sin la posibilidad de poder compartir las monigotadas de Nathan con nuestros amigos?

Todo este inmenso pack de alegría tiene un único punto débil. El talón de aquiles de esta genial colección es la falta de multiplayer. El gran trabajo que se había hecho para prolongar las horas de juego en Uncharted 2 y 3 desapareció por completo, porque sostienen que el foco de la experiencia siempre fue el singleplayer y su historia. En esto les doy la derecha. Uncharted siempre me pareció genial en cuanto a guión, acción y puzzles. El multiplayer es divertido pero nunca se convirtió, al menos en mi caso, en algo realmente necesario. Si consideramos que hay unas 10 horas de juego (un poco más si somos perfeccionistas y queremos todos los trofeos), tenemos una panzada de Nathan Drake de unas 30 horas o más y podemos vivir sin tirotearnos con nuestros amigos por internet. La magia de Uncharted sigue intacta.

Si consideramos que hay mucha gente que recién entra en el mundillo de PS4 y que jamás jugó Uncharted (según dicen un 80% de los usuarios), este pack es el combo de la alegría que todos esperaban. Una entrada perfecta para esperar el plato principal, Uncharted 4: A Thief´s End, que aterriza en nuestras Ps4 el próximo 18 de marzo. [i]

CALIFICACIÓN

85%

QUÉ ONDA: La remake más esperada de PS4.
LO BUENO: Tres excelentes juegos al precio de uno y completamente renovados. El modo foto y nuevos trofeos.
LO MALO: No hay multiplayer, pero… ¡a quien le importa!

 

 

Escribe un comentario