Reviews

[REVIEW] Pillars of Eternity II: Deadfire

POT2 cover

Entre la vida y la muerte

Despertamos en una nebulosa, un algo inconcebible. Nos podemos ver, pero no tenemos cuerpo. Los caminos son estelas de energías cósmicas. Los recuerdos se agolpan contra nuestra mente, intentamos ordenar las ideas: ¿hay otros seres deambulando en este lugar o son las representaciones de nuestras memorias? ¿Es esto el limbo? Pronto encontraremos nuestras respuestas…

En manos del destino

Pillars of Eternity II: Deadfire (desde ahora PoED) nos lleva a recorrer una historia tan maravillosamente narrada que logra darnos escalofríos. Los eventos se desarrollan justo después del final de la primera entrega del juego. Nos encontramos en una especie de limbo, un espacio inconcebible entre la vida y la muerte. Ni vivos, ni muertos, simplemente existimos. Aquí descubrimos a un extraño personaje, una especie de tarotista del más allá que se asegura de que nuestra mente sea nuestra, que los recuerdos coincidan y que sepamos quiénes somos y a dónde queremos ir. Este enlace se mostrará más importante de lo que podemos imaginar.

poed2 1

En el primer viaje por el mundo de Pillars of Eternity descubrimos que somos un Observador, un ser con la extraordinaria capacidad de ver las almas de los demás –y que nos vean–, hablar con ellas, acceder a su pasado –con sus anteriores vidas– y, a veces, a su futuro. Esta facultad era la que nos marcaría para siempre, la que haría de nuestro viaje algo sin precedentes y nos llevaría a vivir una increíble aventura. En PoED continua nuestra travesía, podemos importar nuestra partida salvada del primer juego y seguir con todas las decisiones que habíamos tomado hasta el final. O con la ayuda de la tarotista, podemos seleccionar los puntos importantes de nuestro pasado y crear un personaje nuevo para esta travesía.

Sin cambiar aquello que funciona

PoED es fiel a lo que hizo tan perfectamente funcional a su primera versión. Las mecánicas son iguales y la interfaz casi idéntica. Cuando nuestro personaje nace, podemos elegir entre las mismas razas y clases que ya estaban presentes antes. Podemos seleccionar los orígenes de nuestro campeón, así como también sus características de trasfondo, que darán fortalezas a determinadas habilidades. Esto es para resaltar: en PoED, al igual que en su predecesor, todo está relacionado.

poed2 2

Aquí no seleccionamos una historia de trasfondo que no refleje nada o que no se aprecie durante la aventura, sino que cada decisión al crear nuestro avatar impacta en la experiencia de juego y eso lo convierte en algo maravillosamente rejugable. Por supuesto, una vez terminada la creación de nuestro personaje, llegamos a un mundo que ya conocemos, pero en condiciones extrañas. Es, de principio a fin, descubrir qué pasó y decidir qué sucederá. No podemos dar detalles de la historia, ya que se perdería lo más importante de la aventura. Una vez que arranca la acción, notamos como todo sigue igual y eso es muy bueno.

PoED es un juego de rol. En los momentos de diálogo podemos apreciar una narrativa muy bien lograda, que tiene profundidad, nos vinculamos emocionalmente con nuestros compañeros de viaje. En los momentos de acción es cuando ponemos a prueba temple y habilidades para gestionar múltiples héroes. Podemos pausar el juego en cualquier momento con la barra espaciadora para asignar acciones a nuestros campeones (lanzamiento de hechizos, movimiento, ataques, etc.). PoED no es un juego sencillo, a menos que se fichinee en las dificultades más bajas. Recomendamos hacerlo en el modo clásico, que es la mejor experiencia: no se vuelve frustrante, pero impone un desafío que no permite el exceso de errores. A medida que combatimos o completamos diversas actividades, ganamos experiencia que nos permite elevar el nivel de nuestro héroe para hacerlo más versátil tanto en combate como en la diplomacia… o intimidación ¿Por qué no?

poed2 6

Que mundo tan maravilloso

Si la primera entrega de Pillars of Eternity era hermosa, PoED lo es aún más. Los escenarios, desde el primero al último, son preciosos. Un nivel de detalle que deja sin aliento: nos envuelve en la temática y nos hace disfrutar de cada rincón a explorar. No podemos confiar en que las misiones principales o secundarias nos lleven a cada parte del mundo, está en nosotros descubrir lo que acecha en cada esquina y los tesoros que aguardan ser descubiertos. Cada lugar cuenta su propia historia y la vivimos de primera mano. A esto sumamos el increíble detalle de los personajes, de cada armadura o vestimenta que portan y también de lo elegante que se ven las armas.

No podemos dejar de lado tampoco, lo brillante de los hechizos: se siente la magia que desprende una evocación. Los efectos están tan bien logrados que se torna sumamente satisfactorio utilizarlos y verlos relucir en pantalla. Por supuesto que todo esto está acompañado de grandes efectos de sonido y melodías que van de la mano con cada momento (mención aparte para la banda sonora que es realmente espectacular). En PoED estamos al mando de nuestra propia embarcación y nosotros decidimos el rumbo, muchas islas por descubrir con secretos que desentrañar. Si ya hay muchas cosas buenas, no podía faltar una de las mejores: adoptar animales salvajes o perdidos por el mundo. Esto puede tornarse una tarea muy entretenida y que nos hace sentir mejor con nosotros mismos: miran a ese pobre perrito o gatito sin hogar y se lo llevan sin dudar.

poed2 3

Conclusión

PoED nos devuelve a un mundo que ya nos había encantado para recordarnos que es más inmenso de lo que pensábamos y que aún hay mucho para explorar del mismo. No hay desperdicio en esta aventura, todo encaja y no hay nada librado al azar. Obligado para amantes del género y recomendado para quienes lo incursionen por primera vez. Sin embargo, es importante destacar que lo mejor es jugar la primera entrega antes de aventurarse en Deadfire, ya que ambos narran una historia que en su totalidad, es fantástica. Hay una riqueza sin precedentes en lo que nos cuenta Pillars of Eternity. Siéntense cómodos y déjense llevar. [i]


DESARROLLADO POR: Obsidian Entertainment
DISTRIBUIDO POR: Versus Evil, Obsidian Entertainment
GÉNERO: Rol
DISPONIBLE EN: Windows, Mac, Linux

CALIFICACIÓN

95%

QUÉ ONDA: Un juego de rol con todas las letras. Una aventura sin precedentes llena de momentos épicos y una historia que quedará grabada en la memoria.
LO BUENO: La profunda narrativa, las opciones de personalización del personaje, el mundo tan detallado.
LO MALO: No está familiarizado con el concepto de “malo”.

Escribe un comentario